Trump
Internacional  /  Estados Unidos 09/08/2022

El FBI registra la residencia de Trump en Florida en busca de documentos oficiales

El expresidente republicano, salpicado por varios procesos judiciales, ha denunciado un "Watergate… al revés"

ARA
4 min
Donald Trump

BarcelonaAgentes del FBI han registrado este lunes Mar-a-Lago, la mansión que Donald Trump posee en Palm Beach, al sudeste de Florida, ha anunciado el mismo expresidente de los Estados Unidos. "Son tiempos oscuros para nuestra nación, mientras mi bella casa de Mar-a-Lago, en Palm Beach, está siendo asediada, asaltada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI", ha hecho saber en un comunicado. Trump ha añadido que "nunca había pasado una cosa así a un presidente de los Estados Unidos". La entrada de los agentes en la mansión se ha producido alrededor de las seis de la tarde, hora local, la medianoche en Catalunya.

El nuevo pulso entre la justicia norteamericana y Trump ha tenido lugar mientras el expresidente republicano considera presentarse a las primarias para la carrera presidencial del 2024, y cuando faltan menos de tres meses para las elecciones claves de medio mandato a la cámara de representantes, para las cuales los demócratas salen con una gran desventaja en las encuestas.

El FBI estaría buscando documentos oficiales y clasificados en la residencia de Florida, según The New York Times. Los documentos incluirían material que Trump se habría llevado de la Casa Blanca en lugar de entregarlo al archivo histórico como fija la ley al final de su mandato. Uno de los hijos de Trump, Eric, ha acusado al FBI de "saquear" el armario, la oficina y la caja fuerte de su padre, que ha asegurado en una comparecencia en Fox News que estaba vacía. Ha sido Eric, que se encontraba en la propiedad, quien ha alertado a su padre de los hechos.

En la misma intervención en la cadena trumpista por excelencia, Eric Trump también ha dicho: "Mi padre nunca recibió una multa por exceso de velocidad en su vida", añadiendo que el registro tiene motivaciones políticas. Los enemigos de su padre "se han decidido a atacarlo" desde el momento en el que declaró que se presentaba a las primarias republicanas en 2015. "Lo hacen por un motivo: porque no quieren que Donald Trump se presente y vuelva a ganar en 2024", ha remachado.

Donald Trump no estaba en el complejo de Florida cuando el FBI ha hecho su entrada. El expresidente ha pasado los últimos días entre su residencia de Nueva Jersey y la Trump Tower de Nueva York preparando una comparecencia para una investigación civil del estado de Nueva York sobre un presunto fraude fiscal dentro del negocio inmobiliario familiar.

Imágenes aéreas de Mar-a-Lago mostraban coches de policía a las afueras de la propiedad. Una pequeña multitud de simpatizantes de Trump, llevando banderas norteamericanas, se han reunido en el exterior, vigilados por agentes del servicio secreto que llevaban un equipo antidisturbios.

Ni el FBI ni el Departamento de Justicia, del que depende, han dado explicaciones sobre la actuación. La Oficina Federal de Investigación solo puede hacer este tipo de registros con autorización judicial y para concederla el juez tiene que valorar como probable que se haya cometido un delito.

Desde su salida de la Casa Blanca, Donald Trump se ha visto salpicado por varios casos judiciales. Está bajo el escrutinio del Departamento de Justicia por sus intentos de alterar los resultados de las elecciones del 2020, incluidas las presiones al gobernador de Georgia para que modificara los resultados. Hace unos meses también surgieron sospechas de que se había llevado a su residencia de Mar-a-Lago documentos oficiales clasificados como secretos y, además, tiene una investigación fiscal abierta en el distrito de Nueva York.

De hecho, el departamento de Justicia investiga la información clasificada dentro de 15 cajas de registros que los Archivos Nacionales recuperaron de Mar-a-Lago a principios de año. Según diferentes informaciones de la prensa norteamericana, los documentos incluían textos altamente clasificados que el expresidente Trump se había llevado con él cuando salió de la Casa Blanca. Entre otros, figuraba la correspondencia con el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, descrita en una ocasión por Trump como "cartas de amor".

Estos y otros documentos, como por ejemplo la correspondencia del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, por ley tendrían que haber sido entregados a los Archivos Nacionales al final del mandato, según la Ley de registros presidenciales.

"Innecesaria"

Asimismo, ayer por la noche, Trump dijo que "esta incursión no anunciada en mi casa no era necesaria ni adecuada". Y sin perder la oportunidad de aparecer como la víctima de una cacería de brujas, ha añadido: "Es una mala conducta de la fiscalía, hacer del sistema judicial un arma de los demócratas de izquierda radicales que desesperadamente quieren que no me postule a la presidencia en 2024". En la declaración, completamente furioso, Trump ha comparado la incursión con un "Watergate... al revés". Y ha vuelto a criticar su "persecución política" como una "caza de brujas".

Por otro lado, la semana pasada la prensa norteamericana informó que el equipo legal de Trump también estaba en contacto con funcionarios del departamento de Justicia para acelerar la investigación criminal sobre el motín del 6 de enero del año pasado en el Capitolio, cuando los partidarios del expresidente lo asaltaron para intentar parar la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales del 2020.

En una serie de audiencias públicas explosivas durante el verano, un comité del Congreso creado para investigar los disturbios ha revelado pruebas condenatorias de una conspiración extensa de Trump y sus aliados cercanos para anular el resultado de las elecciones de 2020, que culminó con la violencia del 6 de enero. Una persona fue asesinada a tiros, un agente de policía que fue golpeado por los partidarios de Trump murió al día siguiente y centenares resultaron heridos.

Las pruebas presentadas ante el comité han provocado que Trump se enfrente a un procesamiento penal por su papel el 6 de enero. No hay ninguna indicación que la redada de esta pasada noche esté relacionada.

stats