América Latina
Internacional 20/12/2021

Gabriel Boric derrota a la extrema derecha y se convierte en el presidente más joven de la historia de Chile

Con el 70% escrutado, obtiene un triunfo claro ante Kast

2 min
Gabriel Boric, presidente electo de Chile, antes de pronunciar un discurso ante sus partidarios

Santiago de ChileGabriel Boric ha ganado la segunda vuelta de las elecciones en Chile y se ha convertido en el presidente más joven de la historia del país y el heredero político de la revuelta que estalló en octubre de 2019. Con el 99,9% escrutado, el candidato de la coalición de izquierda Apruebo Dignidad, integrada por el Frente Amplio y el Partido Comunista, se imponía con claridad ante el político de extrema derecha José Antonio Kast, que reconocía la derrota: "Acabo de hablar con Gabriel Boric y lo he felicitado por su gran triunfo. Desde hoy, es el presidente de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre va primero", escribía en un tuit Kast. En toda la capital, Santiago, partidarios de Boric hacían sonar los cláxones de sus coches para celebrar el triunfo del candidato de izquierdas. "Boric presidente", se oía en la sede electoral.

Boric, que partía como favorito según los últimos sondeos, tiene solo 35 años, la edad mínima para optar al cargo. Descendente de familia croata por parte de padre y catalana por parte de madre, llega con la intención de romper con el poder tradicional. Propone fortalecer el papel del estado en la economía, también una subida de impuestos para financiar el gasto social y el fin del sistema privado de pensiones heredado de la dictadura. El gobierno español ha felicitado a Boric y ha saludado "esta nueva época en la que espera trabajar con el nuevo gobierno chileno para poner en marcha políticas sociales justas, sostenibles, feministas y que este traduzcan en el progreso de las dos sociedades".

“El sentido de responsabilidad histórica es terrible, sé que la historia no va con nosotros y que hace años que estamos parados bajo la sombra de gigantes, pero espero poder ser el presidente de todos”, había dicho Gabriel Boric horas antes, después de emitir su voto. También había querido mandar un mensaje a las nuevas generaciones que, como él, “entran en política con las manos limpias, con el corazón caliente y con la cabeza fría”. “Tenemos la certeza de que se puede hacer un Chile más humano y más digno, más igualitario. Y a esto dedicaremos todos nuestros esfuerzos desde donde nos toque estar”.

La jornada electoral ha transcurrido sin incidentes importantes, salvo las quejas de algunos ciudadanos por el mal funcionamiento del transporte público en la capital, que, según algunas voces, podía favorecer al ultraderechista Kast.

Advertencia de Kast

Antes de que empezara el recuento de votos, Kast auguraba un resultado ajustado. Y, en este sentido, el candidato había advertido de que si la diferencia entre los dos políticos era inferior a los 50.000 votos los comicios se podrían “resolver en los tribunales electorales”. “Es una elección estrecha, tenemos que esperar el resultado. Un resultado es el que emite el Servicio Electoral, pero si este resultado es muy estrecho, claramente los apoderados de mesa tienen un rol, y esto se podría llegar a resolver en tribunales electorales”, indicó el líder del Partido Republicano después de votar en el sur de Santiago. Finalmente no ha hecho falta. La victoria de Boric ha sido lo suficientemente apabullante.

stats