Internacional 02/02/2022

Israel es un estado apartheid según Amnistía Internacional

La organización, que denuncia de forma contundente el trato discriminatorio contra la población palestina, ha sido acusada de "antisemitismo" por Tel Aviv

Mar Bermúdez i Jiménez
2 min
muro que divide el barrio israelí de Belén

BarcelonaAmnistía Internacional ha publicado un análisis demoledor que afirma claramente que el sistema de "opresión y dominación" instaurado por el estado de Israel sobre la población palestina se puede considerar un "apartheid". En un informe contundente, la organización internacional ve claro que en este país existe un "sistema concebido para privilegiar a la población israelí judía a expensas de la palestina".

Amnistía Internacional entiende el apartheid como un "sistema de trato discriminatorio prolongado y cruel de un grupo racial a los miembros de otro con la intención de controlar al segundo". Y en este sentido, destaca que desde la creación del estado de Israel, en 1948, los sucesivos gobiernos han creado y mantenido un sistema de leyes, políticas y prácticas con el objetivo de oprimir y dominar a la población palestina.

Según el informe, son cuatro las estrategias mediante las cuales se materializa el apartheid en Israel. La primera es mantener a la población palestina separada en diferentes espacios territoriales, jurídicos y administrativos. La segunda es la expropiación discriminatoria de tierras y propiedades, que incluye demoliciones de viviendas y desalojos forzosos. En tercer lugar, un sistema de leyes y políticas para establecer "dominación" y mantener a los palestinos segregados y bajo control. Y finalmente el empobrecimiento planificado de la población palestina para mantenerla en el más bajo estamento social.

Las acusaciones y argumentos del informe no han pasado desapercibidos y, de hecho, el propio ministro de Exteriores de Israel, Yair Lapid, ha salido ya a calificar a la organización de "radical" y ha pedido que no se hiciera difusión del documento de 182 páginas que, según su parecer, "niega el derecho de Israel a existir como estado nación del pueblo judío con un lenguaje que lo sataniza y que echa leña al fuego del antisemitismo".

Una opinión generalizada

La respuesta del gobierno israelí deja en evidencia que hay preocupación. Y es que Amnistía Internacional no es la única organización que ha expresado esta opinión respecto a Israel; también lo han hecho Human Rights Watch y B'Tselem, e incluso la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional, con sede en la Haya, inició una investigación el pasado mes de marzo por crímenes de guerra en Palestina.

Amnistía Internacional pide a Israel que "ponga fin al agravio internacional y al crimen de apartheid" y considera que las autoridades del país hace demasiado tiempo que disfrutan de "impunidad". El ejemplo principal que se presenta en el análisis es el de la zona de Sheikh Jarrah, un barrio de Jerusalem Oriental en el que hace décadas que se llevan a cabo desalojos de palestinos para dar espacio a la población israelí. Muchas de las familias palestinas de la zona son refugiadas que se establecieron ahí tras ser víctimas de desplazamientos forzosos en otros lugares del país. Desde hace tiempo, la región llena titulares debido a las represivas actuaciones de la policía para desalojar a personas y expropiar tierras derrocando sus viviendas.

stats