Internacional 24/10/2021

La madre de dos chicas fallecidas en los ataques de París: "No queremos saber nada del juicio”

2 min
Una guitarra rodeada de velas y flores recuerda las víctimas de la sala Bataclan de París. MARIUS BECKER / EFE

ParísSylvie Pétard es la madre de Marion y Anna, dos hermanas francesas que murieron en los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París. Salían del café Carrillon en el momento en que uno de los terroristas islamistas tiroteó a los clientes que estaban en la terraza. Las dos chicas, de 27 y 24 años, estaban estrechamente relacionadas con Barcelona: Marion hizo su Erasmus en la capital catalana y Anna vivía ahí. Sylvie y su marido, carniceros jubilados de un pueblo del Valle del Loira, han escrito un libro donde narran con toda la crudeza la noche de los atentados y explican cómo han salido adelante sin Marion ni Anna reencontrando la fe en Dios.

¿Qué empuja a unos padres que han perdido a sus hijas en un atentado a escribir un libro?

Simplemente hemos escrito el libro por ellas, por mis hijas, para no olvidarlas. A veces es más fácil expresarse por escrito que no hablando. 

Su vida se paró con 27 y 24 años. Anna estaba a punto de empezar un nuevo trabajo en Barcelona.

Sí, primero fue Marion quien fue a Barcelona. Era flautista, estudiaba música, y estuvo un año de Erasmus en la ciudad. Después Anna fue a Madrid a estudiar español. Ahí no encontraba trabajo y se mudó a Barcelona. Justo la semana después de los atentados tenía que empezar un trabajo en el Ayuntamiento como diseñadora gráfica. Tenía amigos y trabajo, en Barcelona, y pensaba quedarse unos años. Anna estaba en París cuando ocurrió el atentado porque había venido a visitarnos por sorpresa, para celebrar mi cumpleaños. 

En septiembre empezó el juicio de los atentados pero ustedes han decidido no ir. ¿Por qué?

Sí, estamos completamente al margen. Le hemos dado la espalda. No sabemos nada de lo que pasa en el juicio y no queremos saber nada. No miramos la tele ni leemos los diarios. Ir al juicio nos haría ir hacia atrás y nos haría más daño que bien. No vale la pena volvernos a hacer daño. 

En el libro critican la inacción de los políticos ante el terrorismo islamista. ¿Francia no hace lo suficiente para prevenir nuevos ataques?

Es algo que no solo pasa en Francia, pero los políticos estaban al corriente [del hecho que se estaba preparando un atentado]. Ha habido una inacción total. Esto no tendría que haber pasado nunca, como todos los otros atentados. Los autores eran conocidos de los servicios antiterroristas. Hoy, todo sigue igual, no se hace nada. Muchas palabras pero no se hace nada.

En el libro explica que reencontrar la fe en Dios les ha salvado a usted y a su marido.

Sentimos que las niñas están todavía con nosotros: no hemos tocado sus habitaciones, no hemos cambiado de casa, ni de ciudad ni de país. De alguna manera, nuestra vida es un poco como antes. Una noche que estaba muy baja de ánimos tuve la necesidad de hablar con Dios. Fue algo inconsciente. Vi una imagen de Dios que venía con mis hijas a verme. Después la virgen Maria también vino y cogió a mis hijas. Tengo esta imagen en la cabeza constantemente, y la confianza que la virgen Maria las cuida. Yo sé que las reencontraré, un día… Mientras tanto, sé que están con ella.

stats