Internacional 27/02/2022

La UE financiará armas para el ejército de Ucrania y blinda el espacio aéreo a cualquier avión ruso

Von der Leyen también anuncia la prohibición en Europa de los medios de comunicación pro-Kremlin RT y Sputnik

3 min
Un avión de la compañía rusa Aeroflot.

BruselasEuropa sigue tomando medidas sin precedentes contra Rusia. En una nueva jornada de reuniones y contactos frenéticos en Bruselas mientras en Ucrania continúa la escalada militar, la Unión Europea ha anunciado que por primera vez fondos europeos financiarán armas y equipamiento militar del ejército ucraniano. Además, el conjunto del bloque comunitario blinda su espacio aéreo a cualquier avión ruso, ya sea de una aerolínea pública o un jet privado de un oligarca cercano al Kremlin. Y, más aún, la UE prohibirá lo que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha bautizado como los "medios de comunicación del Kremlin", RT y Sputnik, para que dejen "de esparcir sus mentiras".

También se pone bajo la lupa Bielorrusia, cuyo gobierno considera satélite de Putin y al que extiende parte de las sanciones que ya ha aplicado contra Rusia, como por ejemplo se extiende el veto comercial para productos como combustibles, tabaco, madera, acero, cemento y bienes de doble uso, o una sanción a los ciudadanos de Bielorrusia que "apoyen el esfuerzo bélico ruso", ha explicado la presidenta de la Comisión Europea.

"Ni los jets de los oligarcas"

El aislamiento del espacio aéreo es una medida que buena parte de los países europeos ya han ido tomando en los últimos días, pero ahora se amplía a todo el bloque europeo. Los primeros en hacerlo fueron los países del este europeo, como Letonia, Rumania, Lituania o Estonia. Previamente ya lo habían hecho Polonia, República Checa, Reino Unido o Moldavia, y este domingo se han sumado países como Francia, Bélgica y Alemania, Finlandia, Suecia, Italia y Países Bajos. España también lo ha anunciado a través de un comunicado del ministerio de transportes. En la práctica significa prohibir que las aerolíneas rusas operen en cielo europeo.

El primer ministro belga, Alexander De Croo, lo ha anunciado con un tuit contundente: "Bélgica ha decidido cerrar su espacio aéreo a las aerolíneas rusas. Nuestros cielos europeos son cielos abiertos. Están abiertos para aquellos que conectan personas, no para aquellos que cometen agresiones brutales".

La medida llega después de que Occidente haya pactado una tercera ronda de medidas restrictivas contundentes con el objetivo de aislar al máximo a Rusia, sobre todo de los mercados internacionales. En palabras de la presidenta de la Comisión Europea, el objetivo es que Rusia pague el precio más alto por la agresión en Ucrania y también ahogar su capacidad de financiar la "maquinaria de guerra". Las medidas aprobadas hasta ahora son en la mayoría de los casos inéditas por su magnitud y por la coordinación con los aliados occidentales.

De hecho, esta tarde hay ronda de reuniones extraordinarias en Bruselas tanto para ratificar las sanciones financieras anunciadas el sábado por la noche como para debatir una medida todavía más contundente: la financiación de material militar para apoyar al ejército de Ucrania con fondos europeos. Lo pondrá sobre la mesa de los ministros de Exteriores en una reunión virtual el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. Son diversos los países europeos que, más allá de la coordinación comunitaria, han anunciado un incremento del apoyo militar a nivel nacional y también dentro del marco de la Alianza Transatlántica.

Después de días de intentar contener la respuesta para evitar la escalada, la UE ha tomado las riendas y reacciona con celeridad y poniendo en marcha la mayoría de las medidas que puede tomar. Pero, como ha avisado el canciller alemán, Olaf Scholz, en un discurso ante el Bundestag este mismo domingo, todavía pueden ir más allá y están dispuestos a hacerlo a pesar de que Europa es consciente de que también pagará un precio alto porque las economías internacionales están fuertemente vinculadas y, en particular, Rusia tiene fuertes vínculos económicos con países como Alemania, Hungría o Italia, más allá de los países del este europeo. Por eso, que Berlín haya decidido aplicar todas las represalias es un giro clave que ha permitido también que la respuesta conjunta occidental sea más contundente.

stats