Internacional 27/09/2021

Un nuevo recuento de votos deja al Parlamento islandés sin mayoría de mujeres

Finalmente habrá 33 hombres y 30 mujeres y no a la inversa, como indicaban los primeros resultados

2 min
El actual primera ministra islandesa, Katrín Jakobsdóttir.

BarcelonaEl Parlamento islandés no tendrá, finalmente, más mujeres que hombres como indicaban los primeros resultados de las elecciones celebradas el sábado. Un nuevo recuento en una circunscripción electoral ha cambiado el reparto de escaños, y la Cámara islandesa estará formada por 33 hombres y 30 mujeres, al revés de lo que se había anunciado inicialmente. Las mujeres representan ahora el 47,6% del total de diputados, que es un aumento significativo respecto al 39,7% de la anterior legislatura, pero que todavía no permite a Islandia enorgullecerse de tener el primer Parlamento europeo con mayoría femenina.

El motivo del cambio ha sido una estrecha diferencia de votos entre varios partidos, que provocó un nuevo recuento, que reveló errores y un cambio en la asignación de los conocidos como escaños compensatorios. Esto ha alterado la elección de diputados, pero no el reparto entre los diferentes partidos.

Récord europeo de mujeres diputadas

El país del mundo con más mujeres diputadas es Ruanda, con un 61,3%, seguido de Cuba, donde son el 53,4%. A pesar de haber tenido que renunciar al título de primer país europeo con mayoría de mujeres en la Cámara legislativa, lo que sí ha conseguido Islandia es arrebatar a Suecia el récord europeo de representación femenina, puesto que en este otro país nórdico las mujeres representan un 47% del total de diputados. El mismo porcentaje que, por ejemplo, tiene Catalunya. En este sentido, España cuenta con un 44% de presencia femenina, igual que Bélgica, Portugal, Suiza o Finlandia. Todo ello según datos de Parline, la organización que estudia y ofrece datos de referencia sobre los Parlamentos de todo el mundo. Según este portal, en el Parlamento Europeo la presencia femenina es del 39,5%.

En Islandia, algunos grupos políticos reservan una proporción mínima de mujeres en sus listas, pero no hay ninguna ley que obligue a respetar una cuota determinada de presencia femenina en las elecciones legislativas. En 1980 la isla se convirtió en el primer país en escoger democráticamente a una mujer como jefe de estado con Vigdís Finnbogadóttir, que estuvo en el poder hasta 1996. Además, ha estado al frente del ranking del Foro Económico Mundial en términos de igualdad de género durante doce años.

Una coalición sin futuro

En el terreno más político, la inédita coalición que ha gobernado Islandia desde el 2017, formada por la izquierda ecologista de la primera ministra, Katrín Jakobsdóttir, y la derecha conservadora tradicional, ha reforzado su mayoría, pero la caída del Movimiento de Izquierda Verde plantea dudas sobre su futuro en la coalición, donde podría entrar alguna formación de centro en su lugar. Las urnas, pues, han confirmado lo que ya se preveía: una reedición de la actual coalición de gobierno –el Movimiento de Izquierda Verde, el conservador Partido de la Independencia y el centrista Partido del Progreso–parece imposible, especialmente por la bajada significativa del partido de izquierda, que hace pensar que los días de Katrín Jakobsdóttir al frente del ejecutivo se han acabado.

Como ya ha pasado en otros países en los últimos tiempos, las elecciones islandesas han estado dominadas por el debate alrededor del cambio climático, una de las principales preocupaciones de los votantes junto con la salud, después de un año y medio de pandemia en el que Islandia destaca entre los países europeos con mejor nota.

stats