El ataque ruso
Internacional 23/09/2022

Rusia pone en marcha el referéndum de anexión en las zonas ocupadas de Ucrania

Kiev y Occidente han avisado de que no reconocerán los resultados de una votación que llega en plena contraofensiva ucraniana

Sònia Sánchez
2 min
Escombros de bombardeos a Zaporíjia.

BarcelonaRusia ha puesto en marcha el anunciado referéndum de anexión a las zonas ocupadas de Ucrania. En concreto, cuatro provincias ucranianas, un 15% del territorio del país, han empezado a votar esta mañana en una consulta que Kiev y la comunidad internacional ya han anunciado que no reconocerán y que consideran una pantomima. Donetsk y Lugansk, en el este, y Jerson y Zaporiyia, en el norte, podrían ser anexionadas ilegalmente después de este supuesto referéndum, tal como ya hizo Moscú con Crimea en 2014.

Las votaciones arrancan este viernes y durarán hasta el martes. "Desde el inicio de la operación dijimos que los pueblos de los territorios respectivos tendrían que decidir su destino, y toda la situación actual confirma que quieren ser amos de ello", ha dicho esta misma semana el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

Moscú hace meses que anuncia el referéndum. Ahora parece que la contraofensiva que ha dado varios éxitos al ejército ucraniano en estas cuatro provincias, donde han recuperado territorios ocupados por Rusia, habría precipitado el movimiento. En caso de incorporar estas zonas a la Federación de Rusia, Moscú tendría un pretexto para justificar una escalada militar. "La invasión del territorio ruso es un delito que permite utilizar todas las fuerzas de autodefensa", decía hace poco en Telegram Dmitri Medvédev, que fue presidente de Rusia del 2008 al 2012. Esta misma semana, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha anunciado la movilización de 300.000 soldados más para luchar en Ucrania.

Ucrania advierte desde hace días de que Rusia quiere escenificar un referéndum para hacerlo pasar como una señal de apoyo popular en las zonas ocupadas para anexionárselas ilegalmente. La votación del año 2014 en Crimea, por ejemplo, que la comunidad internacional considera manipulada y no reconoce, tuvo un resultado oficial del 97% a favor de la anexión a Rusia.

Los "referéndums simulados" son "ilegales e ilegítimos", ha avisado la OTAN. La OSCE, que supervisa las elecciones, también ha advertido de que los resultados no tendrían fuerza legal porque no se ajustan a la ley de Ucrania ni a los estándares internacionales y porque las zonas donde se hacen no son seguras, según Reuters. La organización recuerda que no habrá observadores independientes y que buena parte de la población que había en las zonas afectadas antes de la guerra ha huido.

También el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha rechazado el movimiento ruso: "Estos falsos referéndums constituirán una nueva violación de la legalidad internacional. Su resultado nunca será reconocido y seguiremos apoyando la libertad, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania", ha dicho Sánchez, que ha reclamado una defensa enérgica de los principios de la carta de las Naciones Unidas, informa Mireia Esteve. "Esta guerra quita al pueblo soberano de Ucrania su legítimo derecho a existir y hacerlo en paz y libertad. Y condena al mundo entero a adentrarse en una era de incertidumbre cuando estábamos a las puertas de una era de optimismo", ha lamentado.

stats