Tecnología
Media 08/09/2022

Apple mira al cielo con los iPhone 14

La marca segmenta más su gama de teléfonos, abandona las tarjetas SIM y las pantallas pequeñas, y añade conectividad vía satélite para situaciones de emergencia

4 min
iPhone 14 presentado hoy al Apple 2022 Special Event

BarcelonaEn materia de conectividad, los cuatro iPhone 14 que Apple presentó ayer y que se podrán comprar en pocos días son naturalmente compatibles con las redes 5G, pero la gran novedad es que también incluyen la antena necesaria para disponer de conexión vía satélite con la que enviar y recibir mensajes breves de emergencia en lugares remotos donde no haya cobertura de móvil. El servicio se ofrecerá mediante la red comercial Globalstar y se incluirá gratis durante dos años, inicialmente solo en EE.UU. y en Canadá. Iremos viendo esta función cada vez en más smartphones: Qualcomm ha dicho que lo incluirá en la próxima generación de chips Snapdragon, Google ya la prevé para la futura versión 14 de Android y Elon Musk se ha aliado con T-Mobile para ofrecerla en un año mediante su constelación Starlink. Apple se les ha avanzado a todos y marcará tendencia, pero no puede presumir de ser la primera marca de teléfonos con conectividad por satélite: Huawei presentó hace pocos días el nuevo Mate 5, que no tiene 5G, pero se conecta a la constelación china Beidou.

La otra gran novedad de los iPhone 14 en materia de red es el abandono de la tarjeta SIM física, que Apple persigue hace muchos años, como ya había hecho en los iPad. Los teléfonos que se vendan en EE.UU. ya solo admitirán una eSIM virtual con capacidad para varias líneas, lo que facilitará la activación y el cambio de operadora. En el resto del mundo los iPhone 14 seguirán combinando una tarjeta física y una eSIM, como los actuales.

El CEO de Apple, Tim Cook, durante la presentación de la iPhone 14 en la Apple Park de Cupertino, California

Con los iPhone 14, Apple reorganiza su catálogo de móviles, profundizando en la segmentación de mercado. Se mantienen los cuatro modelos en dos variantes: los normales, con carcasa de aluminio, y los Pro, de acero inoxidable. Pero por primera vez no compartirán procesador como hasta ahora: solo los iPhone 14 Pro y Pro Max adoptarán el nuevo chip propio A16, con tecnología de cuatro nanómetros y 16 núcleos con un total de 16.000 millones de transistores. En cambio, los iPhone 14 y 14 Plus conservan el mismo A15 de cinco nanómetros y seis núcleos. Externamente, solo habrá dos medidas de pantalla: 6,1 y 6,7 pulgadas, en las dos variantes. Después de solo dos años, Apple abandona los iPhone mini de 5,8 pulgadas que tanto nos gustan a algunos, pero no parecen haber tenido suficiente éxito.

Además de la diferencia de procesadores, los modelos básicos se distinguen de los Pro por la dotación de cámaras, como hasta ahora. Los dos iPhone 14 llevan dos de 12 millones de píxeles, que son más grandes que los de los iPhone 13 para captar más luz. Los iPhone 14 Pro amplían la dotación a tres cámaras (más el sensor Lidar de distancia), pero el captador principal cuadruplica la resolución hasta los 48 megapíxeles, que se pueden agrupar de cuatro en cuatro. Apple presume de las prestaciones en fotografía nocturna y en vídeo en movimiento, posibles en buena parte por la potencia de los procesadores.

En las cámaras frontales también hay mejoras. La de los iPhone 14 sigue ocupando una pestaña en la parte superior de la pantalla, pero consiguen un 38% más de luz gracias a un captador más grande, e incorporan ahora la función de autoenfoque. En cambio, los iPhone 14 Pro sitúan la cámara y el captador facial en una perforación alargada en la parte superior, que el sistema operativo iOS 16 disimula bastante bien mostrando notificaciones a los dos lados.

Probablemente, la diferencia más visible entre los iPhone 14 y los iPhone 14 Pro es que solo estos últimos incluyen la esperada función Always On Display, que sigue mostrando información y notificaciones en la pantalla aunque el teléfono esté apagado. La mayoría de las marcas rivales ya lo ofrecen en los modelos de gama alta y el hecho de que los nuevos iPhones básicos no lo tengan es un agravio para sus compradores, pero forma parte de la nueva segmentación de mercado de Apple.

Finalmente, y a pesar de la presión de la Comisión Europea por la adopción de un conector de carga universal, los iPhone 14 no adoptan el deseado USB-C y conservan el Lightning de la casa. En cualquier caso, muchos usuarios se han quedado más tranquilos al comprobar que Apple no renuncia totalmente al conector físico optando exclusivamente por la carga MagSafe inalámbricas, como se había llegado a especular.

Nuevos auriculares y nuevo reloj

Tim Cook empezó su intervención destacando la integración entre los iPhones, los auriculares AirPods Pro y los relojes Apple Watch. Estos llegan a la octava generación (a partir de 499 €) sin cambios estéticos, pero incorporando un sensor de temperatura que se combina con los ya existentes para ampliar las funciones de salud, incluido un seguimiento más preciso del ciclo menstrual, notificando las fechas de ovulación y avisando de posibles irregularidades. Además de detectar como hasta ahora el impacto de una caída del usuario, los sensores de movimiento del reloj, con el micrófono y el GPS, también reconocen los accidentes de coche y llaman a los contactos de emergencia. Para el día a día, Apple ha añadido una función de bajo consumo que promete hasta 36 horas de autonomía de la batería y que también se puede aplicar a los modelos de reloj anteriores actualizándolos al sistema watchOS 9. También se renueva el básico Watch SE (299 €) y aparece un nuevo Watch Ultra deportivo de 999 €, con carcasa de titanio, más grande y grueso, con más batería y brújula más precisa, para clientes que encuentren demasiado discreto el reloj normal o que quieran presumir que lo que llevan no es ninguna de las incontables imitaciones chinas que le han salido al Watch.

Deidre Caldbeck, de Apple, mostrando las funciones mejoradas de la nueva línea de Apple Watch

Apple promete que los nuevos auriculares AirPods Pro 2 (299 €), que ofrecen sonido inmersivo, son el doble de efectivos en la reducción de ruido ambiental. El estuche, que ahora se puede cargar tanto en la base inalámbricas del Watch como en la de la iPhone, incluye un pequeño altavoz que facilita encontrarlo en caso de pérdida.

Los precios de los nuevos iPhone

iPhone 14: a partir de 1.009 euros

iPhone 14 Plus: a partir de 1.159 euros

iPhone 14 Pro: a partir de 1.319 euros

iPhone 14 Pro Max: a partir de 1.469 euros

stats