Media 28/04/2022

La CCMA cesa a Sanchis y Gordillo, y se conjura para tener nuevos directores en septiembre

La nueva presidenta, Rosa Romà, pide al Govern una aportación extraordinaria para cubrir el decalaje de presupuesto que se ha encontrado

5 min
Gordillo y Sanchis, en el Parlamento

BarcelonaPistoletazo de salida en el concurso público que tiene que nombrar a nuevos directores de TV3 y Catalunya Ràdio, una vez ya se ha asentado el consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) que tomó posesión en marzo de 2015. Será la primera vez que los máximos responsables de los medios de la Generalitat se escogen con este procedimiento que, a pesar de la voluntad de transparencia, mantiene algunas opacidades: los candidatos que no resulten ganadores no trascenderán y los proyectos serán evaluados por seis personas cuya identidad no se revelará hasta que se haya culminado el proceso.

En paralelo, el consejo de gobierno ha cesado a Vicent Sanchis y Saül Gordillo como directores de TV3 y Catalunya Ràdio, respectivamente, y les agradece los servicios prestados. Es una maniobra fruto del consenso político entre los miembros propuestos por el PSC y Junts (que los pretendían destituir la primera semana de su mandato) y los de Esquerra, que abogaban en principio por mantenerlos hasta la resolución del concurso. Ahora se abre una situación de interinidad que otorga funciones de dirección a los números 2 de cada medio: Sígfrid Gras en el caso de la televisión y Jordi Borda en el de la emisora radiofónica. En cuanto a Mitjans Digitals (un área que también comandaba Gordillo), se encargará provisionalmente la periodista Geni de Vilar.

En todo caso, planea sobre esta situación de transición la sombra alargada de RTVE, que impulsó un concurso público –en este caso, para llenar el consejo de administración del organismo– y que se encalló durante más dos años, hasta que el PP y el PSOE acordaron repartirse a dedo las diez sillas en juego.

Los cambios han afectado también a los jefes de informativos. David Bassa ha dejado de ser el máximo responsable de este área para asumir la dirección de Innovación y Transmedia, un departamento que busca obtener la máxima transversalidad y efectividad de los contenidos a través de las diferentes ventanas de la Corporación. Francesc Cano, que dirigía los informativos de la radio, asume la dirección del CCMA Lab, un nuevo departamento que quiere ser la conexión del organismo público con el mundo académico. No está previsto que se nombren nuevos jefes de informativos hasta que no se resuelvan los concursos a director de TV3 y Catalunya Ràdio. Esto deja a Dani Bramon como trabajador de más rango en la televisión y a Natàlia Ramon y Joan Rusiñol en el caso de la emisora.  

Mirada a seis años vista

Las bases aprobadas hoy piden una visión estratégica para los futuros directores, porque su proyecto tiene que expresar "la voluntad de avanzar en la transformación de la Corporación para adaptarla al cambio de paradigma digital", según subrayaba un comunicado del organismo. "Las nuevas direcciones de los medios tendrán que asumir el objetivo global de reforzar las misiones de servicio público a partir de un proyecto de gestión que alcance los retos y las necesidades actuales y de futuro, como productores de contenidos de calidad y difusores multiplataforma de estos contenidos". Se fija un plazo de seis años para completar esta transición a un nuevo modelo, más adaptado a la realidad globalizada y digital del sector.

En cuanto al perfil, méritos profesionales y experiencia directiva o de gestión en medios de comunicación, empresas audiovisuales o creativas son algunos de los baremos que se tendrán en cuenta a la hora de puntuar a unos candidatos que tienen que ser como mínimo licenciados. La valoración de las propuestas irá a cargo de una comisión de valoración formada "por seis personas independientes de prestigio reconocido en el sector audiovisual", escogidas por unanimidad del Consejo.

La convocatoria queda abierta con la publicación de las bases y la ventanilla se cerrará el 13 de junio a las dos del mediodía. El proceso tiene que quedar resuelto antes del 30 de septiembre. El nombramiento se hará para un periodo inicial de cuatro años, prorrogable automáticamente dos veces, con dos años por cada alargamiento. La retribución para los directores de medios, en 2021, fue de 117.083 euros.

Preocupación por la financiación de la Corporación

La presidenta de la CCMA, Rosa Romà, ha comunicado a Presidencia la necesidad de gestionar una aportación extraordinaria para cuadrar las cuentas de la entidad que se ha encontrado, según ha podido saber el ARA. La petición se ha cursado en el departamento de Economía. En los últimos años, la Corporación ha recibido de base unos 230 millones de euros de la Generalitat para funcionar, que han resultado siempre insuficientes y ha habido que complementarlos con aportaciones extraordinarias. Por ley, las radiotelevisiones autonómicas tienen prohibido hacer déficit, así que si acaban el año en rojo tienen que cargar las pérdidas al primer trimestre del ejercicio del año posterior. Canalizar aportaciones sobrevenidas ha sido una costumbre recurrente en los ejercicios anteriores, pero eran cantidades que solían llegar entre septiembre y noviembre, mientras que este año la señal de alarma se ha activado ya en abril, coincidiendo con el relevo de la anterior presidenta en funciones, Núria Llorach.

Esto ha mantenido tradicionalmente a TV3 con el corazón en un puño al comienzo de temporada. Por ejemplo, la presentación del curso en el que debutaba Està passant se tuvo que aplazar porque el director de la televisión se negaba a hacer público el programa sin tener bien atada la financiación. Y Polònia y Com si fos ahir de la temporada 2020-21 estuvieron a punto de no poder empezar en septiembre, también por falta de dinero extra. Los 256 millones recibidos desde Presidencia en 2021 suponen la cantidad más alta desde 2012 y comportan un extra de alrededor de 26 millones.

Teniendo en cuenta el presupuesto de gasto para 2022 elaborado por los anteriores gestores de la Corporación, el nuevo equipo calcula que el déficit de este año puede llegar a superar los 52 millones de euros si no llega una aportación suplementaria o se aplican medidas de ahorro. Estas previsiones incluyen una caída de más de 9 millones de euros en los ingresos de publicidad. Son números contando con un incremento de actividad. Pero incluso si se mantiene la actividad del año anterior, todavía harían falta cerca de 29 millones de euros.

El secretario de Comunicación de la Generalitat, Oriol Duran, ha mostrado el malestar por esta situación: "Se incrementó la aportación de la Generalitat en 2022 y, en vez de planificar para todo el año, se decidió gastar, de manera que el nuevo equipo tenga que gestionar la difícil situación resultante", ha declarado al ARA.

Por otro lado, Núria Llorach ha sido nombrada hoy secretaria general del Consejo del Audiovisual de Catalunya (CAC), por unanimidad. La votación se demoró puesto que se buscaba consenso político. Inicialmente, había una propuesta de acuerdo entre PSC y Junts que incluía aceptar el nombre de Enric Hernández como nuevo consejero delegado de la Xarxa Audiovisual Local (XAL) a cambio de votar a favor de la incorporación de la expresidenta de la Corporación en el CAC. Finalmente, Junts vetó su nombre, puesto que consideraban inasumible votar a alguien que, mientras dirigía El Periódico, destacó por sus posiciones hostiles contra el independentismo. La solución al bloqueo ha pasado por convertirlo en asesor de comunicación local para la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, lo que le evita a Junts el trance de votarlo.

stats