Plataformas
Media  /  Series 24/08/2022

¿Por qué la serie más vista en Netflix puede acabar cancelada?

A pesar de que encabeza el 'ranking' de las ficciones con más éxito de la plataforma, la continuidad de 'The Sandman' no está garantizada

3 min
Tom Sturridge, actor principal de 'The sandman'

BarcelonaEn un momento de saturación de plataformas, Netflix se ha convertido en un ecosistema de alta competición, una especie de juegos del hambre de contenidos audiovisuales. La plataforma no comparte muchos datos de audiencia (y los que anuncia son poco fiables), pero hace tiempo que se inventó el ranking de las 10 series más vistas –hay uno global y también otro por países– para que los usuarios tengan una idea de cuáles son las ficciones que triunfan en cada momento. Desde hace dos semanas esta lista, tanto la global como la del estado español, la encabeza The Sandman, la adaptación de la serie de cómics que Neil Gaiman empezó a publicar en 1989. Estar en lo alto de este ranking, sin embargo, no es garantía de conseguir la renovación para una segunda temporada, como confesaba recientemente el autor en Twitter. De hecho, a estas alturas The Sandman todavía espera que Netflix dé luz verde a una segunda entrega.

¿Por qué un lanzamiento de éxito puede acabar en la basura? Uno de los elementos que más valora Netflix es la capacidad de una serie de conseguir que los usuarios hagan binge watching, es decir, que consuman la ficción en formato de maratón, un elemento que, por otro lado, hace que el ciclo de vida de una ficción sea corto (la serie del momento lo suele ser pocas semanas). "No puedo enfatizarlo más: si pensabas darle una oportunidad a The Sandman, no esperes más. Utilizando un término horrible de la industria, el engagement importa, especialmente el inmediato y abrumador. Podemos tener cinco o siete temporadas, pero solo si demuestras a Netflix que la quieres", explicaba en Twitter Joe Hill, hijo de Stephen King y guionista de otra de las series de género fantástico de Netflix, Locke & Key.

Una serie cara

El tuit de Hill daba respuesta a una pregunta recurrente de los seguidores de The Sandman en las redes sociales: ¿por qué Netflix todavía no ha anunciado su renovación? La duda de los fans también ha sido respondida por el principal artífice de la historia, Gaiman, que lamentaba que ser líder durante dos semanas podía no ser suficiente para conseguir la renovación. Esta semana, un fan agradecido por la serie le pedía al escritor por qué Netflix todavía no se había pronunciado sobre la continuidad de la serie. "Porque Sandman es una serie realmente cara. Para que Netflix nos dé el dinero para hacer una nueva temporada, la serie tiene que funcionar realmente bien. Así que sí, hemos estado en el top del ranking global durante las dos últimas semanas, pero puede no ser suficiente", decía el escritor. En un tuit posterior, Gaiman pedía a los fans que animaran a sus amigos a ver la serie y, sobre todo, a acabarla: "Animad a todos vuestros amigos que han empezado a ver Sandman, pero que se han distraído por las cosas de la vida, que acaben de verla", decía.

The Sandman explica la historia de Morfeo, la personificación de los sueños, que es capturado en un ritual ocultista en 1916. Después de estar 106 años cautivo, Morfeo se escapa con la intención de restaurar su reino. Las historias de Gaiman no son fáciles de llevar a la pantalla y Netflix ha invertido un generoso presupuesto en esta serie: 15 millones de dólares por episodio, la misma cifra que HBO destinó a cada capítulo de la última temporada de Juego de tronos. La materialización del proyecto no ha sido sencilla. A principios de los años 90, Warner Bros, grupo del cual forma parte DC Comics, la editorial de The Sandman, ya quería adaptar la historia en formato de película, una opción que Gaiman siempre rechazó. No fue hasta la explosión de las plataformas y la revolución seriòfila que la adaptación se ha podido hacer realidad. "La realidad de la televisión es que nunca hay suficiente dinero ni tiempo, pero ahora puedes gestionar no tener dinero ni tiempo suficiente a gran escala", dice Gaiman. Una de las particularidades de The Sandman es que está impulsada por Warner Bros, pero no se ha estrenado en ninguna de sus plataformas de streaming, como por ejemplo HBO Max. En lugar de optar para quedarse la serie, Warner Bros Discovery, que pasa por un momento económico complicado, decidió vender los derechos a Netflix.

La situación en que se encuentra The Sandman no es una excepción dentro del universo de Netflix. El miedo a la no renovación a pesar de una buena acogida lo han vivido otras series como, por ejemplo, Heartstopper. La serie adolescente consiguió generar conversación y elogios a pesar de que no estaba en lo alto de los rankings. El hecho de no aparecer en este listado hizo que muchos seguidores temieran que Netflix no la renovara. Finalmente, el fenómeno boca a boca convenció a la plataforma, que renovó la serie por dos temporadas más.

Mientras los fans continúan presionando para que Netflix dé luz verde a una nueva temporada, Gaiman ha confesado que ya tienen material para hacer una segunda entrega.

stats