Misc 16/03/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Toda la política española es un "¡A por ellos!"'

A base de negar una respuesta política a Catalunya, a base de blindar la Constitución, la Corona y multiplicar los casos de corrupción, la política española anuncia hoy un inmenso “¡A por ellos!”

3 min

¿Qué lleva a Pablo Iglesias a dimitir de una vicepresidencia en el gobierno español para presentarse como candidato a presidente de la Comunidad de Madrid, con pocas posibilidades de ganar las elecciones? ¿Qué lo puede llevar de jugar a primera división a bajar hasta una lucha regional?

Una suma de razones: Iglesias comprueba que Pedro Sánchez pacta una moción de censura con Ciudadanos en Murcia, en una enésima demostración de que Sánchez solo gobierna con Podemos porque no tiene más remedio. Sabe que Sánchez quizás se lo quitará de encima en unas elecciones anticipadas en otoño. Iglesias ve que Ayuso convoca elecciones anticipadas para el 4 de mayo en Madrid antes de que le hagan una moción de censura y que Podemos hará un mal papel (recordemos que en Madrid Podemos ya se rompió, que está Más País, de Errejón, que en las últimas elecciones sacó tres veces más votos que el partido de Iglesias. Y a Iglesias, muy en la línea de la política emocional en la que vivimos, llama a Sánchez, le anuncia que se va y minutos más tarde cuelga este vídeo.

Iglesias entiende que si se va de la Moncloa y se presenta por Madrid queda como un político generoso, capaz de sacrificar su carrera, y como un político valiente que encarna la izquierda ante una derecha populista como la de Ayuso. Son los extremos que se alimentan el uno al otro. Están encantados de citarse a un duelo porque son dos extremos tan polarizantes que los otros ni existen. A Iglesias solo le faltó decir “No pasarán” o “Madrid será la tumba del fascismo”. Mientras tanto, Ayuso está encantada de tenerse que enfrentar a Iglesias, porque cree que esto la hace más necesaria que nunca y todavía hace más valiosa su apuesta táctica de convocar elecciones cuando vio que le presentarían una moción de censura. Iglesias contra Ayuso. ¿Trump contra Chaves, o las dos Españas del 1936 helándose el corazón? Ustedes mismos.

Y por si no han tenido suficiente, vean lo que le dice a Ana Rosa Quintana, de Telecinco: "Cuando te llaman fascista sabes que lo estás haciendo bien. Este insulto no falla nunca. ¿Te lo han dicho a ti alguna vez?" Y Quintana responde: "A mí, cada día". "Pues entonces –concluye Ayuso– es que estás en el lado bueno de la historia". Ayuso está encantada de haberse conocido y vive del eslogan, de la provocación, de proporcionar titulares a la prensa y abrir telediario y de aguantar insultos. Y saborea en la intimidad ser más popular que su supuesto líder, Pablo Casado.  

En resumen, jugadas maestras, movimientos tácticos y giros de guion. La política imita y supera la ficción de las series y todo ello contribuye a la aceleración de los tiempos históricos. A base de negar una respuesta política a Catalunya, a base de blindar la Constitución, la Corona y multiplicar los casos de corrupción, la política española anuncia hoy un inmenso “¡A por ellos!” de todos contra todos.

¿Qué efecto tendrá esto para Catalunya? Se lo diré con un ejemplo: Esquerra, Junts, el PDECat y la CUP, los 4 partidos independentistas en el Congreso de Diputados, registran hoy la ley de amnistía. Llega con el apoyo de miles de firmas recogidas los últimos meses en las calles, gracias al esfuerzo de Òmnium, entre otros. ¿Qué creen que pasará con esta ley? Puede ser que el PSOE, el PP y Vox, que ocupan la mesa del Congreso, ni la admitan a trámite. Pues eso. 

Nuestro reconocimiento para los que trabajan en primera línea, un recuerdo para los que sufren, para los presos políticos y para los exiliados. Y que tengamos un buen día.

stats