Bàsquet - Euroliga
Misc 05/05/2021

El Barça de baloncesto vuelve a la élite europea (79-53)

La defensa y el trabajo colectivo asfixian al Zenit y el equipo azulgrana volverá a jugar una 'final four' de la Euroliga

3 min
Celebración del Barça

BarcelonaEl Barça no se durmió contra el Zenit de San Petersburgo (79-53) y, siete temporadas después, volverá a disputar la final four de la Euroliga. El equipo azulgrana aprendió a desactivar a un rival ruso que quería emular a la Jugoplastika e instalarse en las pesadillas recurrentes del imaginario culé. El conjunto catalán sudó para obtener su billete para la fase final de Colonia, donde se enfrentará a un AX Armani Exchange de Milán que eliminó al Bayern de Múnich (92-89). El Real Madrid lo verá todo desde la televisión.

"Hemos hecho un partido muy físico y hemos hecho una buena defensa. Los play-off siempre son difíciles, pero un club como el Barça tiene que estar más veces en la final four y esto es lo que nosotros intentamos", opinó Sarunas Jasikevicius. La defensa del equipo azulgrana fue clave y el rival tan solo pudo anotar 53 puntos. "Ha sido la clave", dijo Nick Calathes, que sumó 12 puntos y 5 asistencias en una noche en la que el trabajo colectivo brilló más que cualquier actuación personal. El equipo se sobrepuso a una actuación discreta de Nikola Mirotic, que tan solo pudo anotar 7 puntos. "Hemos hecho un gran esfuerzo. Hemos entendido que cada partido era una final y hemos rematado en la segunda parte el buen trabajo de la victoria. El de hoy es un gran paso para mí. Espero poder ayudar al equipo como lo he hecho hoy", dijo Pau Gasol, que sumó 7 puntos, 4 tapones y 3 rebotes.

Jasikevicius descartó a Léo Westermann, Sergi Martínez y Artem Pustovyi para jugar un quinto partido que se disputó sin público en las gradas del Palau Blaugrana. Aún así, los Dracs 1991, uno de los grupos de animación culés, se acercaron al pabellón para dar ánimos a una plantilla que ha vivido con desazón los últimos días.

El Barça hizo una buena primera mitad. El equipo azulgrana alteró sus rotaciones habituales para equilibrar mejor sus cincos sobre el parquet. Además, intentó acentuar las situaciones de transición para evitar que la defensa del Zenit tuviera tiempo de organizarse. La selección de tiro exterior también mejoró y las diferentes estrategias defensivas de Xavi Pascual no tuvieron la misma eficacia que otros días. El entrenador de Gavà volvió a alternar asignaciones individuales con defensas zonales y mixtas en un partido de gran bagaje táctico. Cinco puntos consecutivos de Leandro Bolmaro animaron el juego culé y fue entonces cuando llegó la máxima diferencia local de la primera mitad (36-20). El rival ruso sufrió para seguir el ritmo anotador del Barça durante unos primeros 20 minutos que acabaron con una diferencia de 13 puntos (43-30).

Equilibrado y ordenado, el Barça disimuló mejor que en los partidos precedentes sus defectos y, al mismo tiempo, acentuó las debilidades de un Zenit que acusó el desgaste de una eliminatoria de gran exigencia física. “Durante la primera mitad no hemos controlado el ritmo del partido”, reconoció Pascual.

La segunda parte empezó con un contratiempo para el Barça, puesto que tanto Davies como Mirotic cometieron su tercera falta personal y esto alteró las rotaciones de Jasikevicius. Calathes asumió la responsabilidad de liderar el juego del equipo azulgrana en un tramo de partido en el que la renta creció hasta los 23 puntos (57-34). Lejos de relajarse, el conjunto catalán siguió pulsando el acelerador hasta asfixiar a un rival que acabó exhausto. El Zenit tan solo pudo anotar 23 puntos durante una segunda mitad en la que la renta local siguió creciendo y creciendo.

El último precedente, en 2014

La última vez que el Barça disputó la final four fue en 2014, cuando el equipo azulgrana estaba entrenado, precisamente, por Xavi Pascual. El conjunto catalán sufrió una derrota dolorosa en las semifinales contra el Real Madrid (62-100). Joan Carles Navarro y Àlex Abrines vivieron la decepción desde el parquet. Una temporada después, la 2014-15, el verdugo culé fue el Olympiacos, que cambió unos cuartos de final con el factor pista en contra (1-3). La campaña 2015-16, todavía con el técnico de Gavà, el rival que dejó al Barça sin final four fue el Lokomotiv Kuban (2-3). Las siguientes decepciones llegaron con Georgios Bartzokas y Svetislav Pesic, que cogió el relevo de Sito Alonso en el banquillo. Tanto en la temporada 2016-17 como en la 2017-18, el equipo quedó fuera de la lucha por el título al no acabar la temporada regular entre los ocho primeros. Cuando volvió a los cuartos de final, la campaña 2018-19, el conjunto catalán no pudo superar al Anadolu Efes (3-2). El año pasado la competición se suspendió por culpa del coronavirus cuando los culés ocupaban la tercera posición.

La temporada 2020-21 no ha sido sencilla, puesto que el Barça se ha visto obligado a reinventarse con la salida de Thomas Heurtel y la llegada de Léo Westermann y Pau Gasol. Además, el equipo azulgrana ha sufrido positivos por coronavirus y lesiones importantes durante una campaña en la que, además, no pudo disponer de Nikola Mirotic durante unas semanas por culpa de un grave trance personal.

stats