Misc 22/10/2020

Educació asegura que las medidas en los centros funcionan y descarta cambios a pesar del aumento de contagios

El departamento estudia que maestros de infantil y profesores de secundaria den clase en primaria

Laia Vicens
3 min
Una reunió inicial amb alumnes d'ESO a l'institut Cristòfol Despuig de Tortosa, el passat mes de setembre

BarcelonaLas medidas adoptadas en los centros educativos contra el virus funcionan y no se cambiarán. Lo dice el Departamento d'Educació que, a pesar de que no esconde la "preocupación" por la incidencia del virus en la comunidad educativa, atribuye el aumento de los contagios en escuelas e institutos a la grave situación epidemiológica en Catalunya. "La escuela no está aislada de su contexto comunitario", ha afirmado la secretaria general de Educación, Núria Cuenca. Por eso no "se modificarán ni se incrementarán" las medidas que ya se aplican en los centros. "Las medidas están conteniendo la propagación de los contagios dentro de las escuelas", ha afirmado. También en la ESO, considera el Departament, que ha enterrado la posibilidad de la docencia híbrida, como ha reclamado algún instituto, o de reducir ratios en la ESO, como piden los profesores y los sindicatos.

Cuenca ha hablado después de que la Xarxa de Vigilància Epidemiològica de Catalunya (XVEC) publicara que por primera vez desde el inicio de la pandemia y el comienzo del curso, los brotes activos de coronavirus en entornos educativos hayan superado a los de residencias geriátricas y el ámbito laboral, convirtiéndose en el segundo con más contagios comunitarios después del familiar. De hecho, el sindicato de secundaria Aspepc-Sps ha enviado un comunicado haciendo referencia al informe en que asegura que los contagios han crecido en los centros un 518% entre el 24 de septiembre y el 10 de octubre, y por eso ha pedido que se tomen urgentemente medidas como la reducción de las ratios o la enseñanza híbrida en la ESO.

El departamento, sin embargo, considera que "no hay brotes dentro de las escuelas" y que "todos los contagios vienen de fuera" y, así, han querido matizar el informe de Salut Pública. Cuenca ha dicho que "no es equiparable" la situación en los centros educativos con la de las residencias por tres motivos. Ha recordado que las medidas son "muy extremas" en las residencias, que el volumen del sistema educativo catalán, con más de 5.300 centros y 1,5 millones de alumnos, es muy superior a los geriátricos, y que el concepto de brote no es el mismo para las escuelas que para los centros de mayores. "Cuando el informe de vigilancia dice que hay 197 brotes en centros es que hay tres positivos en un ciclo, y cuando habla de residencias es un positivo. No se puede comparar", ha asegurado, y ha reivindicado que el dato más importante es que el número de brotes "se mantiene estable". Cuenca ha pedido que la sociedad tenga "el mismo compromiso que tienen las escuelas" porque los "sacrificios" de los centros no sean en vano y se puedan mantener abiertos.

Los centros, "preparados para evitar el colapso"

A pesar del compromiso del Govern, el secretario de Polítiques Educatives, Carles Martínez, ha afirmado que "los centros están preparados para evitar el colapso" si se decreta un nuevo confinamiento general, y ha dejado entrever cuál sería el procedimiento si la evolución de la pandemia no mejorara. "Tendremos que empezar por los mayores, pero con los más pequeños tendremos que preservar que continúen yendo a la escuela". Y ha recordado que la docencia híbrida ya se está aplicando en un 7% ó 8% de los centros de bachillerato y en un 20% de los de formación profesional. Cuenca ha rebajado las declaraciones de Martínez y ha asegurado que los departamentos de Educació y de Salut "no están trabajando ni hablando sobre ninguna iniciativa ni sobre los indicadores" para volver a la docencia virtual. "Sean cuales sean los indicadores de la pandemia, nuestro compromiso es mantener las escuelas abiertas", ha insistido.

Este compromiso está poniendo en tensión el departament de Educació, sobre todo por la gestión del profesorado, dado que hay muchas más bajas que en un año habitual. "Hemos doblado las sustituciones respecto al curso pasado y ya hemos hecho más de 8.000 desde el comienzo de curso", ha dicho Cuenca. Como en primaria la bolsa de interinos se está vaciando, no descartan aplicar medidas que flexibilicen los requisitos para entrar, sobre todo en los territorios donde cuesta más encontrar maestros. Así pues, han puesto sobre la mesa la posibilidad de cubrir plazas de primaria con graduados en educación infantil o bien con profesores de secundaria, por ejemplo. Y en la ESO, donde hace tiempo que faltan titulados en algunas materias, Educació ya está contratando graduados que no tienen el máster del profesorado, como recientemente ha aprobado también el ministerio de Eduación español.

Se aplazan las oposiciones

Otra decisión de la consejería que afecta directamente al profesorado de ESO es que se han suspendido las oposiciones que se estaban realizando. "Atendiendo a la realidad de la pandemia y en coherencia con las medidas de restricción de movilidad, hemos considerado prudente suspender la segunda prueba de las oposiciones", ha afirmado Cuenca, que ha dicho que no se descarta que los exámenes se puedan retomar antes de que se acabe el año, "con todas las medidas de prevención y seguridad".

stats