Misc 27/08/2021

Eloïsa Matheu: “Siento la vida a través del sonido”

Pionera de la grabación y divulgación de sonidos de pájaros y animales

3 min
Eloïsa Matheu.

“Me pongo los cascos, escucho y siento un gran placer. Sea en un entorno natural, o también si localizo un mirlo en una ciudad. Estoy muy concentrada y es como si tuviera un silencio, una paz. No lo puedo explicar, es un sentimiento, una emoción. Antes me preocupaba mucho si cuando grababa había ruidos. Ahora ya no. Agradezco todo lo que me viene, no pienso en nada más, es un momento zen, escuchar y disfrutar de la belleza del sonido que me entra por los auriculares. Cierro los ojos y me siento llena de vida, siento la vida a través del sonido”.

Mirando una foto eres espectador. El sonido se te introduce dentro. A pesar del poder de la imagen, es menos inmersiva. “Por eso la memoria sonora es tan potente. No somos conscientes, pero incluso es más selectiva que la visual, estamos muy embriagados de imágenes, pero tenemos grabados los sonidos de cuando éramos pequeños, voces, canciones, ruidos del patio de la escuela, el mar... también dentro de una concha”.

Eloïsa Matheu ha recorrido el mundo cazando sonidos. “Cada captura es una aventura. Las pardelas baleáricas solo se acercan en época de cría y lo hacen en las grietas de los acantilados. En Menorca, por la noche, a oscuras, tuve que arrastrarme para entrar en una cueva donde no cabía de pie, pero una vez dentro el sonido era extraordinario”.

Con todo esto, ha hecho guías sonoras y tiene una colección increíble de sonidos con muestras en su web . “Ahora con el digital se graba mucho. En los primeros viajes íbamos con todo el equipamiento, la mochila, en autobús; eran muy complicados y con mucha improvisación, sin internet para prepararlo, escribía cartas, esperaba respuesta, si me daban permiso o no, o llegaba allá sin nada, pero había elementos de suerte. Ahora parece que todo tenga que estar muy preparado, muy previsto, alquilas coches, es diferente. A veces lo añoro. También cuesta grabar ciertas especies, puesto que las poblaciones están menguando”.

“Los paisajes también han cambiado. El bosque tropical de Borneo son selvas de millones de años que quedaron intactos durante las glaciaciones que sí que transformaron buena parte del planeta. Ahora son pequeñas manchas de zonas protegidas rodeadas de miles de plantaciones de palma. Lo percibes visualmente y acústicamente también. Es la ecología acústica: grabar lo mismo lugar en diferentes épocas del año o con el paso del tiempo. Los cambios del paisaje sonoro son un reflejo de la presencia del hombre, del clima, de la relación entre todos los elementos, como unos dominan a los otros o los hacen desaparecer. Espero que mi archivo no sea testimonio de lo que ya no está. También está la teoría de que los animales han evolucionado sus cantos para adaptarlos a las condiciones acústicas de la zona donde viven. Si hay más vegetación, entonces hay mucha absorción de la energía sonora, y los sonidos graves se transmiten mejor y los lentos no reverberan ni se enmascaran”. 

Si a muchos ya nos es difícil reconocer los animales, los pájaros, por su aspecto visual, hacerlo por su sonido, por su canto, pide entrenamiento. “Para aprender a identificar visualmente hay muchos cursos, te hacen fijarte en la silueta, la cola, el pico, las franjas. Pero a nivel sonoro recomiendo no ir con alguien que sabe y te dice el nombre del pájaro, porque no haces el esfuerzo de escuchar la melodía ni analizarla, ver si evoluciona, si hace tono ascendente. Para recordar los sonidos hace falta una comprensión de lo que estás escuchando, no puedes quererlo memorizar en frío, tienes que hacer una pequeña descripción: si es agudo, grave, musical. Propongo hacer un pequeño dibujo, un sonograma sui generis, un esquema del sonido”. Uno de estos talleres será en septiembre en el Delta Birding Festival, donde también se escucharán paisajes sonoros de grabaciones que hizo en sus inicios e hicieron que se dedicara a esto.

stats