Vídeo
Misc 21/01/2021

Suda, el coche eléctrico chino que no tienes que comprar

Un club automovilístico alemán deja en evidencia las carencias en seguridad de un coche eléctrico chino de poco más de 10.000 euros que ha recibido licencia comercial en Europa

Ara Motor
2 min
Suda, el cotxe elèctric xinès que no has de comprar

El Suda SANO01 es un coche eléctrico chino que se vende en Alemania desde hace unos meses. Los asiáticos confiaban en que su carrocería sedán de tres volúmenes y los 200 kilómetros de autonomía que permiten sus baterías de 39,5 kWh bastarían para hacer encajar su producto en el corazón de Europa.

Este coche eléctrico de un solo motor de 80 kW (el equivalente a 109 CV tradicionales) tenía que ser la punta de lanza del desembarco de la marca china en el Viejo Continente. Además, el Suda SANO01 tiene un precio de escándalo: su precio base es de 18.990 euros, pero acogiéndose a las diversas ayudas y promociones del gobierno alemán los clientes pueden adquirir este coche por poco más de 10.000 euros, un precio realmente competitivo.

Les proves de xoc frontal són realment dantesques

Con todo, el Suda SANO01 es un fracaso comercial mayúsculo ya desde los primeros meses de su comercialización. Los chinos ofrecen un coche eléctrico muy barato, sí, pero a costa de ahorrar en elementos de seguridad, rigidez y protección de los ocupantes. Sin ir más lejos, este coche eléctrico chino no tiene asistente de frenado de emergencia ni control de estabilidad y ni siquiera un elemento tan básico como airbags para todos los ocupantes del vehículo.

Su equipación de seguridad es tan pobre que ni siquiera se puede homologar para venderlo en serie en la Unión Europea, cosa que ha obligado a los chinos a buscar un plan B y homologarlo mediante series limitadas (las normas de seguridad comunitarias son mucho más laxas con estos vehículos) para poder obtener la licencia pertinente para comercializar el Suda SANO01 en Europa.

Con todo, el ADAC –el club automovilístico más grande de Europa– ha sometido al Suda SANO01 a varias pruebas de impacto frontal con un resultado realmente dantesco que se puede observar en un vídeo colgado en su canal de YouTube. Como epitafio final habría que hacer una reflexión sobre cómo la UE puede llegar a permitir que estos vehículos (que son un peligro público para los ocupantes del coche y el resto de vehículos y peatones) puedan estar homologados para circular y sobre todo si un ejecutivo como el alemán tiene que pagar con dinero público (las ayudas para comprar coches eléctricos no dejan de ser partidas presupuestarias) destinado a promocionar los coches de cero emisiones.

stats