Política 04/05/2021

Se dispara la participación en Madrid: 69% a las 19h, once puntos más que en 2019

Ha habido largas colas para votar en muchos colegios desde primera hora de la mañana

ARA
5 min
Colas para votar a las elecciones de Madrid
Disponible en:

MadridMadrid elige este martes entre derecha e izquierda en una jornada que la demoscopia prevé histórica, al menos en cuanto al nivel de participación, y más teniendo en cuenta que se trata de un día laborable. El millar de colegios electorales repartidos por la comunidad han abierto sin complicaciones a las 9 de la mañana y rápidamente se han formado largas colas para votar. El resultado, hasta las 19 h, es que ha votado el 69,23% de los madrileños, más de once puntos más que en las elecciones de mayo de 2019. Probablemente será el récord histórico, que mantienen los comicios de 1995 con el 70,39%. Los datos las ha dado a conocer el consejero de Justicia, Interior y Víctimas madrileño, Enrique López, y la directora general de Medios, Sandra Fernández, que este martes tienen cierta competencia a la hora de atender a los periodistas: Sophia, un robot preparado para responder a preguntas relacionadas con los comicios que se pasará el día en el centro de datos de la capital española.

A estas alturas, es difícil predecir si el aumento de la participación beneficiará a la derecha o a la izquierda y si al final del día se traducirá en una cifra histórica de movilización. En primer lugar, porque se trata de las primeras elecciones entre semana desde el 1987 y no hay datos recientes que expliquen los nuevos patrones de participación durante un día laborable, en el que los trabajadores pueden apresurarse a ir a votar antes -como se ha comprobado en diferentes colegios- o hacerlo a última hora una vez acabada la jornada laboral. Segundo, porque aparentemente las grandes colas para votar no se están traduciendo en una movilización mucho más amplia sino que serían el reflejo de las medidas anticovid dentro de los colegios para votar con garantías -se da una mascarilla a cada elector para que se la ponga sobre la que ya lleva y también se tiene que limpiar las manos con gel hidroalcohólico.

Tradicionalmente el PP se ha beneficiado de la baja participación en las zonas más humildes del cinturón rojo, pero las encuestas también preveían una amplia movilización de las zonas conservadoras del norte de Madrid. De hecho, el mapa de participación a las 13 h muestra un aumento transversal en feudos tradicionales tanto de la derecha como de la izquierda. A primer vistazo, parecería que Isabel Díaz Ayuso lo tiene todo para ganar: en su barrio, el de Chamberí, la participación crece casi tres puntos, mientras que en el obrero de Puente de Vallecas sube poco más de un punto y medio. Pero basta con mirar el cinturón rojo para ver que la movilización no es desigual: en Getafe sube más de cuatro puntos, en Fuenlabrada y Móstoles cinco y en Parla casi cinco puntos. A su vez, en Pozuelo de Alarcón, tradicionalmente de derechas, sube también más de seis puntos.

Elecciones en pandemia

La situación de pandemia –Madrid tiene una de las peores tasas de contagios del Estado– no ha sido impedimento para llenar los puntos de votación desde primera hora, y la gente mayor no se ha querido esperar hasta las 10, cuando ha empezado la franja horaria que les recomendaba el gobierno de Isabel Díaz Ayuso. De hecho, no era extraño que en un mismo colegio hubiera dos colas: una normal y una reservada a mayores de 65 años –muchos de los cuales ya vacunados–. En la escuela Tirso de Molina, del barrio de Legazpi de la capital madrileña, había más de 200 personas y más de veinte minutos de cola cuando ha abierto el colegio.

Elecciones en Madrid
Elecciones en Madrid
Colas para ir a votar en las elecciones de Madrid

Todos los candidatos se han encontrado multitudes cuando han ido a votar. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, lo ha hecho en el colegio Inmaculada Marillac, del barrio de Chamberí. "Hoy elegimos el modelo de país que queremos y espero que lo hagamos en convivencia", ha dicho después de votar "en libertad", como se ha encargado de remarcar su equipo de comunicación. Pablo Iglesias (Unidas Podemos) se ha tenido que esperar 45 minutos antes de poder depositar su papeleta en el colegio La Navata de Galapagar. El primer cabeza de lista en votar ha sido el de Cs, Edmundo Bal, en el Centro Cultural Alfredo Kraus, en el barrio de Mirasierra. El partido naranja tiene el reto de llegar al 5% de los votos para no desaparecer de la Asamblea de Madrid. En cuanto a Más Madrid, Mónica García ha acompañado a su padre a votar porque ella ya lo hizo por correo. Rocío Monasterio (Vox) ha sido la única que ha tenido algún incidente cuando varias activistas de Femen han protestado ante su colegio. Todos los políticos menos Bal han votado dentro de la franja horaria teóricamente reservada a la gente mayor, a pesar de que solo el candidato socialista, Ángel Gabilondo (72 años), entraba dentro de este colectivo de riesgo.

Grupo feminista Femen en protesta contra Vox
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, votando
Pablo Iglesias votando en las elecciones de Madrid
La candidata de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García, acompaña a su padre, Sergio García Reis, el día de las votaciones.
El candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, depositando la papeleta en la urna.
El candidato socialista, Ángel Gabilondo, votando esta mañana en la escuela Joaquín Turina

El protocolo sanitario en Madrid es muy similar al que aplicó Catalunya para el 14-F, a pesar de que la discusión sobre la conveniencia de celebrar elecciones en plena pandemia no ha estado a la orden del día. Si de 10 a 12 horas era la franja para la gente mayor, la última hora tendría que estar reservada para los positivos de covid y sus contactos estrechos. En esta ocasión, los miembros de las meses electorales no irán protegidos por los equipos de protección individual.

stats