Atentados 17-A
Política 18/08/2022

Borràs cree que está "fuera de lugar" que se rompiera el minuto de silencio y asegura que no "saludó" a quien lo hizo

La líder de JxCat condena que algunos concentrados se encararan con las familias, pero pide no "criminalizar" a todo el grupo

3 min
Laura Borràs saluda un grupo que protestaba en el aniversario del 17-A.

BarcelonaEl día siguiente de la polémica por la ruptura por parte de algunas personas que protestaban del minuto de silencio a las víctimas de los atentados del 17-A, ante la indignación de los protagonistas, la presidenta del Parlament Laura Borràs se ha pronunciado en Catalunya Ràdio. Ha asegurado que estuvo "totalmente fuera de lugar", pero lo ha atribuido a una sola persona, insistiendo en desvincular a las decenas de personas de grupos independentistas que protestaron exigiendo saber "toda la verdad" sobre los ataques terroristas. "No encontrará ningún vídeo donde yo haya saludado a esta persona", ha dicho. En los vídeos de los momentos se escuchan varios gritos, aunque la mayoría no gritaron en aquel momento.

Borràs ha insistido dado que después del acto fue a saludar a los concentrados, que la recibieron al grito de "presidenta", lo que le valió algunas críticas veladas -el anterior secretario general de Junts cargó contra la investigación de "protagonismos políticos". Durante la entrevista, la presidenta del Parlament ha negado haber buscado "protagonismo" y ha asegurado que está de acuerdo con las palabras de Sànchez. Ha explicado que fue a saludar a "un grupo" que protestaba "10, 15 o 20 minutos después" de la finalización del acto, y ha recalcado que las personas que se encararon con familiares en un vídeo recogido por varios medios "se ve quienes son" y no las "saludó ni aplaudió".

En el mismo sentido, ha pedido no "criminalizar" a todas las personas que estaban protestando, "muchos familiares de víctimas". "Que hubiera un centenar de personas que exigieran saber la verdad responde al hecho de que ya hace cinco años y hay muchos interrogantes", ha explicado: "Familias y víctimas quieren esclarecer los hechos, y no solo ellos, una sociedad que los ha vivido tiene que poder saber qué ha pasado". Borràs no solo no compartió el tuit hecho ayer desde la cuenta de Twitter de JxCat en el que se expresaba el "más enérgico rechazo a la interrupción del minuto de silencio", sino que retuiteó un tuit del diputado Jaume Alonso Cuevillas enmendando el mensaje, en el que aseguraba que en cualquier caso "al final del minuto de silencio, la gente ha empezado a gritar 'queremos saber la verdad'". Preguntada sobre la cuestión, la presidenta del partido ha querido cerrar la polémica y ha admitido que "está fuera de lugar interrumpir un minuto de silencio": "Los minutos de silencio son para respetarlos, esto es lo que hago y lo que hacemos desde JxCat".

Asistir al Parlamento

Por otro lado, Borràs ha afirmado que seguirá asistiendo al Parlament a pesar de su suspensión por parte de la mesa a finales de julio. "Iré al Parlament porque formo parte de él y porque soy presidenta de Junts", ha expresado. En el acto por las víctimas del terrorismo fue la vicepresidenta segunda, Assumpta Escarp (PSC) quien asumió la representación de la cámara. "Merece una reflexión que en el primer acto donde se tendría que atribuir unas funciones de las cuales me han privado, la representación recaiga en una persona del PSC, partido del 155", ha criticado.

Sobre su decisión de recurrir la decisión de la mesa del Parlament al Tribunal Constitucional (TC), se ha limitado a decir que se ha presentado una petición de reconsideración por la vía institucional y el resto lo decidirán sus abogados: agotar la vía de la justicia española es necesaria para poder recurrir después a instancias europeas.

Sea como sea, Borràs ha recordado que el president Pere Aragonès aceptó durante las negociaciones por su investidura que fuera ella quien presidiera el Parlament: "En aquel momento colgaban cuatro delitos sobre mí, y ahora dos". Preguntada sobre si considera, como presidenta de Junts, que su suspensión tendría que precipitar una ruptura del Govern, Borràs ha considerado que el hecho es "gravísimo", pero todavía lo es más que "el resultado de las urnas fuera del 52% de votos para el independentismo y que esto no se vea traducido en las personas que hemos recibido este encargo, esto es lo que nos tiene que preocupar extraordinariamente".

stats