Parlament
Política 22/07/2022

Borràs defiende que no tendrá que dejar el "cargo" de presidenta del Parlament si se la suspende

Apela al artículo 40 del reglamento, que dice que los vicepresidentes sustituirán al líder de la cámara en caso de vacante

3 min
La presidenta del Parlamento , Laura Borràs.

BarcelonaLa presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha dejado claro que no dimitirá a pesar de que la oposición y Esquerra –los socios de Junts en el Govern– le piden que dé un paso al lado. Pero no solo esto: este viernes ha defendido que incluso en caso de que la mesa la decida "suspender derechos y deberes", tampoco tendría que renunciar a la presidencia del Parlament. En una entrevista en TVE, ha argumentado que quedar suspendida no quiere decir que tenga que "abandonar el cargo" al frente de la cámara, sino que alguien lo tendría que sustituir en este periodo. A la práctica quiere decir que, mientras ella estuviera suspendida, no se escogería un nuevo presidente del Parlament. Desde el entorno a Borràs interpretan que para relevarla haría falta que ella dejara su puesto de forma explícita.

"Suspender a alguien del cargo quiere decir que dejas de hacer las funciones, pero no que las abandones o que te hagan dimitir", ha afirmado Borràs. "Durante el periodo de tiempo que se considere que afecta la suspensión, hay otro que hace las funciones, pero no se escoge a otro", ha añadido. En caso contrario, según el entorno a Borràs, se estaría produciendo un daño irreparable, puesto que si fuera absuelta no podría recuperar la presidencia del Parlament. En este sentido, recuerdan que la suspensión no implica tampoco la pérdida del acta de diputado, precisamente porque en caso de no ser declarado culpable se pueda retomar la actividad.

¿Quién asumiría, pues, este rol en caso de que fuera suspendida? De acuerdo con el artículo 40 del reglamento, la vicepresidenta primera de la mesa, Alba Vergés (ERC), puesto que especifica que en caso de "vacante, ausencia o impedimento del presidente del Parlament", los "vicepresidentes, por orden consecutivo, lo tienen que sustituir". Ahora bien, esta interpretación que hace Borràs no es compartida por todos los grupos parlamentarios, puesto que creen que si es suspendida se tendría que escoger a otro presidente de la cámara para evitar un interinaje "permanente" en el Parlament. De hecho, apuntan que, aunque se prevea esta sustitución en el artículo 40, el reglamento no concreta qué pasa en caso de suspensión de la presidencia.

Defiende a De Dalmases

Borràs ha defendido en la entrevista, que se emitirá entera este sábado, su inocencia sobre las presuntas irregularidades en la adjudicación de contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). Pero su posición cada vez es más difícil de mantener, a medida que se acerca la apertura de juicio, y va perdiendo apoyos políticos. La polémica que en los últimos días ha afectado a su mano derecha, el diputado Francesc de Dalmases, por haber intimidado a una periodista del FAQS de TV3, añade presión indirectamente sobre ella. De hecho, Borràs lo ha defendido públicamente por primera vez en TVE diciendo que el diputado y vicepresidente de Junts no cometió ninguna "agresión".

"Yo estaba ahí, lo que he leído que ha pasado yo no lo he vivido", ha añadido Borràs, que ha denunciado un "ensañamiento" contra De Dalmases: "Todo el mundo lleva un fiscal dentro y estaba ahí y sabe lo que pasó, cuando ni estaban ahí ni saben lo que pasó". La líder de Junts ha lamentado que se esté "condenando a una persona" y ha recordado que De Dalmases ya ha pedido "rebatir las afirmaciones difamatorias". Varios testigos de los hechos, sin embargo, aseguran que el diputado habría cogido de la muñeca y encerrado en una habitación a una periodista para echarle una bronca, delante de la propia Borràs, descontento con la entrevista que se le había hecho minutos antes sobre el caso de la ILC. Una versión que el mismo director del programa, Pere Mas, ya confirmó.

stats