Política 10/06/2022

Bruselas llama a Argelia a dar "marcha atrás" en la suspensión del Tratado de Amistad con España

La Moncloa promete una respuesta "constructiva pero firme" en el movimiento del país norteafricano

4 min
El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en Bruselas

MadridToque de alerta de Bruselas a Argelia un día después de que decidiera suspender las relaciones diplomáticas y comerciales con España por el cambio de posición español sobre el Sáhara Occidental. La Comisión Europea ha reclamado este jueves al país norteafricano que dé "marcha atrás" en la suspensión del Tratado de Amistad y Cooperación con el Estado español, un movimiento que el portavoz principal de la Comisión Europea, Eric Mamer, ha calificado de "extremadamente preocupante". El mensaje de Bruselas ha llegado casi de forma coordinada con el del Estado español, que, por boca del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha avisado a Argelia que estaba estudiando "una respuesta adecuada, serena y constructiva, pero firme en la defensa de los intereses de España". Este mismo viernes, de hecho, Albares viajará hasta Bruselas para reunirse con el vicepresidente de la comisión responsable de política comercial de la Unión Europea, Valdis Dombrovskis, según ha informado Europa Press.

España empieza a estar inquieta con el enojo de Argelia y la prueba es que Albares ha suspendido su agenda oficial –tenía que estar en Los Ángeles en la Cumbre de las Américas este jueves y viernes– para abordar la crisis con Argelia con Bruselas. "Estamos analizando las implicaciones de estas medidas, su alcance práctico y las implicaciones a escala estatal y europea", ha dicho Albares en declaraciones a los medios de comunicación. Una de las respuestas que se estaría planteando la Moncloa es, precisamente, denunciar a Argelia a la Unión Europa porque el bloqueo comercial –que afecta a todas las operaciones bancarias relacionadas con las importaciones y exportaciones– podría vulnerar el acuerdo de asociación con las comunidades europeas firmado en 2005, según apuntan medios como El País , pero que se resisten todavía a confirmar desde el ministerio de Exteriores.

Una respuesta que habrá que ver si satisface a su socio de gobierno, Unidas Podemos, crítico con el giro de España, del cual ni siquiera tuvieron constancia hasta que Rabat lo hizo público. De momento, no quieren pronunciarse sobre las posibles respuestas a Argelia más allá de lo que ha dicho la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en una entrevista a La Sexta: que están "trabajando para reconstruir" la relación con el país que preside Abdelmadjid Tebboune. Y lo que ha dicho el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que ha criticado que España haya abandonado el compromiso de un referéndum por Sáhara: "Hoy no estaríamos aquí". Quien ha defendido también una consulta por el Sáhara este jueves ha sido el propio Tebboune en la comparecencia que ha hecho junto al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con quien se ha reunido en Argel, donde estaba de viaje.

Europa se ofrece a intervenir

"Llamemos a las autoridades argelinas a revisar su decisión. Argelia es un socio importante de la Unión Europea en el Mediterráneo y un actor clave de la estabilidad regional", ha pedido la portavoz de Exteriores de la Unión Europea, Nabila Massrali. Bruselas recuerda que la Unión Europea es el principal socio comercial de Argelia y que en 2019 representaba el 46,7% del total de transacciones argelinas. Massrali ha asegurado que la diplomacia europea está dispuesta a intervenir en el conflicto, pero ha pedido tanto a España como a Argelia que lo resuelvan por la vía del diálogo bilateral. "Cuando hablamos de diálogo es entre los dos países", ha insistido.

Las relaciones entre el Estado español y el argelino están afectadas y, de entrada, las operaciones comerciales serán las primeras perjudicadas. Pero, desde que ha estallado la crisis diplomática, todas las miradas se centran en el suministro del gas por parte de Argel. Tanto Albares como la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, mantienen que no está en riesgo. "El flujo del gas está en la línea habitual, no tiene ningún inconveniente. Las compañías gasísticas nos trasladan que no hay ninguna dificultad para que siga siendo así", ha apuntado Albares. En la misma línea se ha expresado Teresa Ribera, que también ha confiado en "recuperar" la "normalidad" en las relaciones "rápidamente". "Se ha de diferenciar entre romper el tratado y suspenderlo", ha añadido el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en declaraciones a Antena 3, donde ha remarcado que la decisión de Argelia no supone una ruptura "definitiva".

Hasta ahora el giro de la Moncloa no ha recibido ningún apoyo parlamentario. A raíz del movimiento de Argelia, las críticas se han reavivado. El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a pedir al ejecutivo español aclarar "si peligra el suministro de gas y su precio" y se ha quejado otra vez de que todavía no haya recibido ninguna llamada de la Moncloa para explicarles el cambio de estrategia. Sin embargo, Feijóo también ha pedido al Gobierno argelino que "no haga pagar los efectos de una política internacional improvisada al pueblo español". Por su parte, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián ha vuelto a cargar contra la "frivolidad" de la decisión "unilateral" de Sánchez, al que ha acusado de "cambiar principios por otras cosas".

stats