Política 19/12/2020

Puigdemont apuesta por un "desbordamiento democrático" para levantar la declaración de independencia del 2017

Llama a superar el 50% de los votos, a preparar las instituciones y a una "movilización sostenida"

Mireia Esteve
5 min
L'expresident Carles Puigdemont en la seva intervenció a l'assemblea fundacional del Consell per la República

BarcelonaEl independentismo tiene que ser capaz de desbordar democráticamente al Estado en los próximos meses. La receta es del expresident Carles Puigdemont y la propuesta se ha explicitado en el documento Preparem-nos ("Preparémonos") que ha elaborado el Consell per la República y que se ha presentado este sábado en la asamblea fundacional. ¿Cómo? Antes que nada, superando el umbral del 50% de los votos a favor de la independencia en las próximas elecciones del 14-F y, a partir de aquí, constituir un gobierno independentista que tenga por objetivo "hacer efectiva la República". El documento, sin embargo, no concreta los detalles concretos sobre cómo se tendría que materializar la independencia, pero sí habla de la estrategia para hacerlo, que pasaría por unir fuerzas entre todos los actores independentistas, desde las instituciones hasta la ciudadanía.

Si el Estado no acepta un referéndum vinculante de autodeterminación, la hoja de ruta pasa por dar legitimidad al 1-O y continuar lo que quedó pendiente en octubre del 2017: hacer efectiva la independencia. "Es posible si se multiplica la experiencia del 1-O y se provoca un verdadero desbordamiento democrático, masivo, sostenido en el tiempo, que sea insostenible para el Estado", ha afirmado Puigdemont en su intervención en la asamblea de este sábado. En este sentido, el documento que plantea el Consell per la República defiende que una vez el independentismo gane las próximas elecciones, el Parlament y el Govern tienen que "levantar la suspensión de la declaración de independencia e implementarla" y aplicar la ley de transitoriedad jurídica.

Con todo, en la rueda de prensa posterior a la asamblea, el vicepresidente del Consell per la República, Toni Comín, no ha querido detallar cuando seria el mejor momento para levantar la DUI. "No tiene ningún sentido político hablar sobre cuando se tendría que levantar la DUI, pero sí que tenemos que explicar que vamos a retomar aquello que empezamos en octubre del 2017", ha afirmado. Lo que sí que ha dicho Comín es que tres años después del 27-O, cuando se aprobó la DUI (sin que se acabara haciendo efectiva), ahora "los riesgos son muy diferentes". De hecho, Comín considera que el independentismo se tendría que preparar para una respuesta violenta por parte del Estado: "Los riesgos cambian de naturaleza si se han anticipado mucho, poco o nada, o si no se han anticipado", ha dicho en referencia al octubre del 2017.

Así, en el documento se vuelve a apelar a la movilización ciudadana, que tiene que ser "organizada y sostenida", para "hacer imposible cualquier intento, por parte del estado español, de desactivar la voluntad de la ciudadanía de Catalunya, mediante el uso de la fuerza". Paralelamente, el Consell per la República propone elaborar un "plan" para implicar a las instituciones municipales en la materialización de la independencia, además de buscar apoyos internacionales para que reconozcan "la República Catalana" y fuercen al Estado a negociar la secesión. Todo ello culminaría con un "proceso constituyente" que redactaría una nueva Constitución que se tendría que ratificar en referéndum.

Pero mientras no llega este momento, el Consell per la República apuesta para que la Generalitat despliegue los "cambios y transformaciones tecnológicas, organizativas, legislativas y administrativas" que sirvan para transitar hacia la independencia. Y también haga pasos para "romper" con compañías energéticas, financieras y de comunicación de la Ibex-35: "Dar pasos encaminados a romper la dependencia de los poderes españoles que actúan a través de las compañías de la IBEX35 en la provisión de servicios financieros y energéticos y de comunicación".

La ausencia de ERC

El Consell per la República continúa apostando por la "confrontación" con el Estado como vía para ampliar la base independentista. Consideran que son dos vías paralelas y no excluyentes. Una estrategia diferente a la que plantea ERC, que defiende primero ampliar la base para después afrontar el embate con el Estado. De hecho, el documento que ha hecho público hoy el organismo no ha sido redactado conjuntamente con los republicanos, tal y como ha admitido el mismo Comín, a pesar de que ha asegurado que el contenido es fruto de encuentros previos. El partido que dirige Oriol Junqueras decidió no participar en la asamblea fundacional de este sábado porque consideraban que el encuentro tenía un carácter "partidista".

Comín, sin embargo, lo ha negado y ha pedido a ERC una "reflexión" de cara a los próximos meses. El ex conseller considera que es "difícil de entender" que los republicanos no hayan querido asistir al encuentro. Sin hacer una referencia explícita, Carles Puigdemont también ha apelado a la unidad del independentismo durante su intervención y ha defendido que la estrategia para hacer efectiva la independencia tiene que tener como "autoridad nacional" el Consell per la República. El vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, sin embargo, ha insistido en que el encuentro se tendría que haber celebrado después del 14-F y ha avisado a Puigdemont que hay que generar condiciones "para poder dar un paso adelante hacia la independencia", y que, por eso, hay que "ser muchos más" y tener "mucha más fuerza".

Puigdemont ratificado, Laïlla presidenta de la Assamblea de Representants

Durante la asamblea fundacional de este sábado, se ha ratificado por unanimidad que Carles Puigdemont sea el presidente del Consell per la República. El encuentro también ha servido para elegir los miembros de la mesa de la Assamblea de Representants. La dirigente de Demócratas, Assumpció Laïlla, ha sido escogida como presidenta de la Assamblea de Representants. El diputado de JxCat Toni Morral ha sido elegido vicepresidente primero; Eduardo Reyes, diputado de ERC, vicepresidente segundo; la diputada de JxCat Glòria Freixa, secretaria primera, y Josep Riera, también diputado de JxCat, secretario segundo.

A la Assamblea de Representants pueden asistir los diputados independentistas del Parlament, en total 70, pero este sábado solo lo han hecho 37, después del rechazo de los republicanos de estar en la reunión. El diputado de la CUP Carles Riera ha asistido como observador. La asamblea ha tenido lugar de forma telemática y presencial y a caballo de Bruselas -donde estaban los exmiembros del Govern exiliados y también los representantes de la mesa de la Assamblea de Representants que han sido escogidos hoy- y Barcelona, en el Palau de la Generalitat, donde estaban los miembros del Consell de Govern del Consell per la República: Aurora Madaula, Guillem Fuster, Elisenda Paluzie, Neus Torbisco, Antoni Castellà, Lluís Llach y Carme Garcia.

stats