Política 14/05/2022

El CNI reconoce que espió a Aragonès, Sànchez, Riera, Paluzie, Mauri y al entorno de Puigdemont

El servicio de inteligencia consideraba que el presidente catalán tenía en 2019 un papel como "coordinador" de los CDR, informa 'La Vanguardia'

ARA
2 min
La directora del CNI, Paz Esteban, ayer al Congreso  de Diputados.

BarcelonaLa ya exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) llevó la semana pasada a la comisión de secretos oficiales la lista de los 18 independentistas que admitió haber espiado con autorización judicial. La lista, que publica este sábado La Vanguardia , incluye al president Pere Aragonès -durante su etapa como vicepresidente de la Generalitat-; el hasta hace poco secretario general de JxCat, Jordi Sànchez; el diputado de la CUP Carles Riera; la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie y el exvicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, entre otros. El órgano, por lo tanto, admite haber intervenido los teléfonos de un total de 18 de los 65 que ya había publicado la investigación de Citizen Lab cuando destapó el caso de espionaje. El CNI no se atribuyó los 47 espionajes restantes y, de hecho, podría haber investigado a más personas de las 65 ya identificadas por la investigación independiente, porque se ciñó a informar sobre estos nombres ya públicos, evitando que trascendieran nombres desconocidos.

Entre los investigados también está Jordi Bosch de Borja, miembro de la junta de Òmnium; Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont; Joan Matamala, amigo del expresidente; Josep Lluís Alay, jefe de la Oficina de Waterloo; Xavier Vendrell, empresario y exconseller de ERC; Elsa Artadi, vicepresidenta y líder de JxCat en Barcelona hasta que dejó la política la semana pasada; el diputado de JxCat Albert Batet; el presidente y el secretario general adjunto del PDECat, David Bonvehí y Marc Solsona; el director de la estructura técnica de la Casa de la República, Sergi Miquel Gutiérrez; y Jordi Baylina, Pau Escrich y Xavier Vives, empresarios. Por otro lado, Esteban descartó haber tenido algo que ver con los ataques a los móviles del presidente español, Pedro Sánchez, y tres ministros.

Según recoge el rotativo, la lista de 18 investigados fue solicitada por el CNI al juez del Tribunal Supremo, Pablo Lucas, que tutela sus actuaciones y la aprobó. El organismo informó a la comisión de secretos oficiales que en cuatro de las 18 intervenciones no consiguieron infectar los objetivos. El argumento para espiar el independentismo era eminentemente proteger el prestigio de España. También, asevera el diario, investigar movimientos como el Tsunami Democràtic o los CDR. De hecho, el CNI consideraba a Aragonés un "coordinador" de los CDR. Además, los servicios de inteligencia españoles querían establecer la red de relaciones entre los diferentes sectores del independentismo, haciendo especial énfasis en aquellas figuras que tenían más contacto con Puigdemont. Este es el caso de los dirigentes del PDECat y también de Artadi, a quien se describe como "enlace" del expresidente, así como el de Boye, único abogado de la lista del CNI.

Por otro lado, a Vendrell se lo investiga por el papel de nexo entre Bruselas y ERC, y también porque está imputado en una causa sobre el apoyo financiero del exilio belga. Mientras que Josep Lluís Alay, amigo de Puigdemont, está vinculado a un supuesto intento del independentismo de conseguir apoyo político de Rusia.

stats