Política 13/05/2021

Los 'comuns' rompen las negociaciones con ERC hasta que se comprometa a no dejar entrar a Junts en el Govern

Aragonès mantiene todas las posibilidades abiertas para evitar elecciones

2 min
Disponible en:

BarcelonaA menos de quince días de la repetición electoral -el plazo para la investidura se acaba el 26 de mayo-, las negociaciones para hacer president a Pere Aragonès se complican todavía más. La jefa de filas de los comuns, Jèssica Albiach, ha anunciado esta mañana en la sesión de control en el Parlament que rompe las negociaciones con Esquerra hasta que los republicanos no se comprometan a que JxCat no entrará en el Govern ni ahora ni más adelante. "Tiene que elegir", le ha espetado Albiach al vicepresidente, que ha pedido a los comuns que se mantengan en la negociación para explorar "todas las posibilidades" y evitar elecciones.

Para Albiach la vía adecuada para esta legislatura es un tripartito de izquierdas con ERC, los comuns y el PSC. "Tiene que decidir si quiere ser un president de verdad o tutelado, si quiere blindar los servicios públicos o que JxCat lleve sanidad y educación [...]. Tiene que decidir si quiere o no la mesa de diálogo", ha expresado Albiach en su diálogo con Aragonès en el pleno.

El vicepresidente ha evitado comprometerse a la petición de los comuns, puesto que Esquerra mantiene que quiere hacer un gobierno en solitario y deja abierta la puerta a que Junts, la CUP o En Comú Podem entren más adelante durante la legislatura. "La aritmética es la que es, a partir de aquí tenemos que generar consensos", ha dicho el aspirante a president.

El anuncio de los comuns llega justo el día después de la fotografía conjunta de los tres partidos independentistas, después de una cumbre que sirvió para pactar un comunicado conjunto muy genérico y poner las bases para reconducir la situación. En el documento común, de solo cuatro puntos, se comprometían a salir de la crisis, a defender derechos fundamentales, a forjar un acuerdo nacional sobre el derecho a la autodeterminación -sin más detalles- y a lograr un espacio para debatir sobre la estrategia independentista "más allá de la gobernabilidad" (sin concretar si dentro o fuera del Consell per la República). En todo caso, se mantienen los obstáculos principales: Esquerra mantiene la necesidad de hacer un ejecutivo en solitario y, por el contrario, Junts reclama el gobierno de coalición.

Si bien los comuns han hecho referencia a la negociación y también lo ha hecho Aragonès, el presidente del grupo parlamentario de Junts, Albert Batet, lo ha evitado en su intervención. El partido de Carles Puigdemont ha preguntado al vicepresidente sobre el plan de vacunación y le ha solicitado una auditoría sobre la gestión de la pandemia. Ha sido el dirigente de Esquerra quien, en la respuesta, lo ha instado a salir de esta situación de bloqueo y acelerar la investidura. "Tenemos que acabar con el gobierno en funciones y salir de esta situación", ha dicho.

El Parlament celebra este miércoles el plenario con la mirada puesta en el bloqueo de las negociaciones sobre la investidura. Por la mañana, el gobierno en funciones se ha sometido a las preguntas de la oposición y, por la tarde, el vicepresidente, Pere Aragonès, comparecerá ante la cámara para rendir cuentas de cómo está gestionando la Generalitat la pandemia.

Todo ello a trece días de acabarse el plazo para hacer la investidura y con el fantasma de la repetición electoral muy presente.

stats