Parlament
Política 03/10/2022

La crisis del Govern complica los presupuestos

Aragonès puede quedarse sin 'conseller' de Economía en plenas negociaciones con los grupos

3 min
Jaume Giró y Pere Aragonès en el Parlamento

BarcelonaEl president del Govern, Pere Aragonès, se tenía que reunir esta semana con representantes de En Comú Podem. Después de meses de reuniones con miembros del equipo de Presidencia y con el conseller de Economía, Jaume Giró, por fin se tenía que iniciar formalmente la negociación con el intercambio de documentos, explican fuentes de los comuns. Pero con la crisis del Govern todo ha quedado aparcado. La líder del partido lila, Jéssica Albiach, anunció el viernes que su grupo “congelaba” las conversaciones hasta que se resuelva la crisis abierta entre Junts y ERC. El departamento de Economía sigue trabajando con la previsión de llevar las cuentas al pleno a finales de octubre, en el plazo para que se puedan aprobar en enero. Pero según lo que decida la militancia de JxCat, podría quedar todo en el aire si el partido –con Giró incluido– opta por salir del ejecutivo. ¿La ruptura de la coalición puede dejar a Catalunya sin presupuestos?

El departamento de Economía tiene el proyecto bastante avanzado, pero el documento todavía no está acabado y, además, ahora tocaba abrir la fase de negociación política. El conseller ha hecho llegar a los departamentos el importe total que tienen asignado para gastar el año que viene y, según fuentes de Economía, ahora cada uno tiene una semana para entrar en un aplicativo específico los presupuestos detallados de su ámbito. Además, cada conselleria tiene que fijar la partida correspondiente a las empresas públicas que dependen de ella. Además, otros organismos públicos que tienen que elaborar sus propios presupuestos –como el Parlament, el Consejo de Garantías Estatutarias y la Sindicatura de Cuentas–también los tienen que comunicar a la Generalitat.

Pero, una vez acabado esto, se entra en el terreno de la búsqueda de apoyos. Consultadas por este diario, fuentes de Presidencia no concretan si Aragonès ha previsto cómo sacará adelante las cuentas en el supuesto de que Giró deje la cartera: si contará con el equipo que ya ha estado trabajando en ello y ha mantenido varias reuniones con los socios potenciales –PSC, CUP y comuns– o bien a partir del nombramiento de un nuevo conseller y de su equipo. Fuentes de los comuns –el socio preferente de ERC– consideran que las cuentas están avanzadas, recuerdan que se han reunido tanto con el conseller como con el equipo de Presidencia y están convencidos de que finalizar el documento sería factible en cualquier escenario: “Hay técnicos que han trabajado y saben cómo hacerlo”. Ahora bien, ningún técnico puede liderar una negociación política. “La sensación es que ahora no hay Govern”, lamentan las fuentes.

Las lecciones del debate

La inquietud también se percibe en las filas socialistas. Como informó Efe, el líder del PSC, Salvador Illa –más próximo precisamente a Giró que a Aragonès– y la portavoz del grupo parlamentario, Alícia Romero, pararon al conseller de Economía en los pasillos del Parlament aprovechando una pausa del pleno para preguntarle sobre el calendario de los presupuestos. Justamente, en la última jornada del debate de política general se aprobó –con el voto de ERC, comuns, PSC y PP, y con la abstención de Junts– una resolución de los socialistas que instaba al Govern a presentar las cuentas dentro del plazo para abrir un “diálogo con los grupos parlamentarios dispuestos a buscar un acuerdo amplio y transversal”, como también con “los agentes sociales y económicos”.

Los socialistas plantearon además iniciativas a favor de incrementar la inversión en universidad, optar por la transición energética y negociar cuestiones como la ampliación del Prat –aprobada con Junts a favor y la abstención de ERC–o el traspaso de las competencias de Cercanías. Por su parte, la CUP reclamó una modificación fiscal, una apuesta por una banca pública, la implementación de la renta básica universal a partir del 2025 e iniciativas para controlar precios. Por su parte, los comuns plantearon algunas de las condiciones que ya habían avanzado al Govern, entre las cuales está la actualización del indicador de renta de suficiencia, que salió adelante con ERC a favor y Junts en contra. El pleno, en cambio, tumbó una propuesta de la CUP para poner en marcha una prueba piloto de la renta básica universal y otra por “independizarse” del Íbex-35 a partir de nuevos servicios públicos en materia de energía.

stats