Política 25/01/2021

La CUP no cierra la puerta a entrar en el Govern y propone aplazar el debate hasta después del 14-F

Convoca un consejo político extraordinario mañana para aprobar que la campaña sea coral y no pivote solo alrededor de Sabater

3 min
Un consejo político de los cupaires , en una imagen de archivo

BarcelonaTerremoto originado por la aprobación el sábado en el consejo político de un documento que rehúsa que la CUP entre en el govern y aboga por que se mantenga en la oposición todavía colea. A tres días del inicio de la campaña, la formación anticapitalista ha convocado mañana un nuevo consejo político con carácter extraordinario en el que no se cierra a entrar en un futuro gobierno y propone aplazar el debate sobre si entrar o no en el ejecutivo hasta después de las elecciones. El documento, además, aboga por una campaña coral donde tengan presencia el resto de candidatos sin que la monopolice la cabeza de lista, Dolors Sabater.

Este nuevo documento, elaborado por el secretariado nacional y el comité de campaña y al cual ha tenido acceso el ARA, defiende que "el debate sobre la gobernabilidad se resuelva, como siempre, en el momento pertinente y en los órganos de decisión de nuestra organización y candidatura, tal y como se establece en todos los documentos de gobernanza interna". De este modo, la dirección de los cupaires plantea aplazar el debate sobre la asunción de responsabilidades en el próximo gobierno cuando acaben los comicios, como ha hecho al inicio de las anteriores legislaturas. Hoy mismo, el secretariado se reúne con las asambleas territoriales y los responsables de campaña de todo el país para explicar el documento antes de que se lleve mañana a votación vía telemática.

El texto del secretariado rebaja las pretensiones de desmarcarse ya de la entrada en un hipotético gobierno como planteaba el documento aprobado por amplia mayoría sábado. El texto, ratificado con 32 votos a favor, 14 en contra y 8 abstenciones, advertía que "responsabilidad no quiere decir ni entrar en ningún gobierno ni apoyarle desde fuera con ningún pacto de estabilidad" sino "hacer frente a los gobiernos de la austeridad y de las renuncias a nivel nacional" y exigía mantenerse en la oposición.

Ahora la CUP remarca en el texto que "está dispuesta a asumir todas las responsabilidades con determinación y hasta las últimas consecuencias para avanzar en la conquista de los derechos de nuestro pueblo, también responsabilidades institucionales allá donde haga falta", pero avisa que lo hará "sin perder la autonomía política y social imprescindible para que no sea la institución quién coopte la potencialidad transformadora en beneficio de su estabilidad". En este sentido, denuncia que el Govern "no ha adoptado las medidas necesarias para hacer frente a la pandemia, ni un plan de choque por la crisis y no solo no ha avanzado hacia la independencia, sino que no ha hecho frente al Estado" en una advertencia clara de la distancia que mantiene con JxCat y ERC.

En un alegato duro contra las dos grandes fuerzas independentistas, recuerda que se trata de un gobierno que "en plena pandemia concede el contrato de los rastreadores a Ferrovial, salpicada por la financiación ilegal del 3%", que "sigue enviando a la Brimo y a la Arro a ejercer brutalidad policial contra las vecinas que se organizan para parar desahucios", que actúa como "acusación particular contra el movimiento independentista” o que "aprueba leyes privatizadores como la ley Aragonés".

Otro de los cambios que plantea el documento es impulsar una campaña coral, cosa que la dirección asegura que ya va haciendo desde las dos últimas semanas, con actos y ruedas de prensa donde estén diferentes candidatos y no solo Dolors Sabater. El objetivo es que la campaña sea coral para mostrar "la diversidad" de una candidatura donde forman parte diferentes organizaciones, recelosas del trato preferencial que se ha dado a Guanyem Catalunya. La asamblea de Valls había reclamado recuperar "el mensaje de colectividad, de trabajo de equipo y asambleario" en un texto validado por una amplia mayoría también el sábado.

La número 3 de la candidatura, Eulàlia Reguant, ya avanzó domingo que harían cambios en la campaña porque la CUP es una formación "desacomplejadamente asamblearia" donde su gente "decide colectivamente" a raíz de este documento que fue aprobado por amplia mayoría y que sentenciaba que "responsabilidad no quiere decir ni entrar en ningún gobierno ni apoyarle desde fuera con ningún pacto de estabilidad" sino "hacer frente a los gobiernos de la austeridad y de las renuncias a nivel nacional". Un texto que no dejaba de ser una advertencia clara a Guanyem Catalunya después de que Sabater afirmara pocos días después de ser elegida que estaban "preparados" para gobernar.

stats