Gobernabilidad en el Estado
Política 05/07/2022

Díaz fuerza a Sánchez a reunir la mesa de coordinación por el gasto militar

Feijóo ofrece el PP como "alternativa de estado" para aprobar los presupuestos del 2023

4 min
La vicepresidenta segunda del gobierno español, Yolanda Díaz, en un acto este lunes en Madrid

MadridYolanda Díaz fuerza la máquina por el aumento del gasto militar. La líder de Unidas Podemos en el gobierno español ha pedido a la parte socialista convocar la comisión de seguimiento del acuerdo de coalición, después de que este martes el consejo de ministros haya aprobado un crédito extra de 999,7 millones de euros para el ministerio de Defensa. Según ha explicado la portavoz de La Moncloa, Isabel Rodríguez, tiene que ver con los gastos sobrevenidos que España ha tenido como consecuencia de la ayuda enviada a Ucrania para hacer frente a la invasión de Vladímir Putin. Díaz ha admitido que le genera "preocupación" el incremento presupuestario en defensa, ha considerado que hace falta "hablar con serenidad de estas cuestiones" y que la militarización es "un debate que la sociedad tiene que tener".

Desde que el gobierno español se implicó en el envío de armas al ejército ucraniano empezaron las tensiones en la coalición por la política de defensa. Díaz avaló esta decisión –en cambio, otros ministros de Podemos como Irene Montero e Ione Belarra se opusieron– y ha mantenido un perfil bajo durante la cumbre de la OTAN. El acuerdo para lograr un 2% del PIB en presupuesto para Defensa en el 2029 y la aceleración de este aumento progresivo con el crédito de 1.000 millones ha encendido las alarmas y la vicepresidenta segunda ha movido ficha. "La guerra tiene consecuencias muy duras para el conjunto del mundo y en el país con una inflación desbocada ", ha dicho Díaz, que ha subrayado una "mirada diferente" del gobierno español. Además, ha aseverado que los temas de defensa se tienen que debatir con agentes sociales y la oposición.

No ha de haber problema para que la mesa permanente entre PSOE y Unidas Podemos se reúna. Ya lo hizo en noviembre del año pasado a las puertas de la aprobación de la reforma laboral, dada la voluntad de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, de intervenir en el proyecto que lideraba Díaz. "Cada vez que hemos reunido esta comisión, hemos salido reforzados", ha manifestado Rodríguez en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros.

Feijóo se ofrece

En medio de las divergencias en la coalición, Alberto Núñez Feijóo ha visto en los presupuestos del 2023 una oportunidad para mostrarse como "alternativa de estado". "Sería dramático para nuestro país que no se aprobaran", ha avisado, y ha extendido la mano para que las cuentas que el gobierno español está empezando a preparar incluyan los compromisos pactados con la OTAN, como el incremento del presupuesto en Defensa, y también el pacto con Estados Unidos para que lleguen dos nuevos destructores a la base naval de Rota. Dos medidas a las cuales el socio minoritario del gobierno de coalición, Unidas Podemos, se ha opuesto . De hecho, el líder del grupo lila en el Congreso, Jaume Asens, ha calificado de un "acto de deslealtad" del PSOE querer impulsar estas dos cuestiones.

Feijóo intenta que el PSOE mire hacia su derecha en cuestiones que el líder popular considera pilares fundamentales del Estado, como la política de defensa. Ahora bien, el dirigente gallego también quiere aprovechar las cuentas para intentar incluir parte del paquete de medidas económicas que hace tiempo presentó al gobierno español para hacer frente a la elevada inflación y que pasan, por ejemplo, por una deflactación del IRPF o por suspender los impuestos que gravan los combustibles (una medida que necesita la aprobación de Bruselas). Para Feijóo tienen que ser, pues, unos presupuestos que se centren en "las familias, en los compromisos internacionales y en el fortalecimiento de la economía", y que no busquen satisfacer las demandas de sus socios de coalición y "aliados independentistas".

"Existe una alternativa responsable, sin estridencias, una alternativa de estado que el PP se ve obligado a ofrecer a los españoles", ha insistido Feijóo, que también ha pedido a Sánchez que actualice las cuentas de este 2022 para adaptarlas a la elevada inflación. "El momento requiere un sentido de estado, una moderación, una estabilidad y unos acuerdos que el gobierno no tiene y no persigue", ha añadido. Por eso, el dirigente gallego ha pedido al ejecutivo un cambio de "rumbo" que los populares también exigirán la semana que viene en el Congreso, en el debate del estado de la nación. Precisamente, Feijóo ha pronunciado todas estas palabras en la reunión que ha mantenido esta mañana en la cámara baja con los diputados y senadores populares para preparar el debate de la semana que viene.

Críticas por la ley de memoria

En el pleno previsto dentro de siete días también se aprobará definitivamente la ley de memoria democrática. Este lunes ya se aprobó el dictamen con los votos de PNV, EH Bildu y el PDECat, y con la abstención de ERC y Junts. Los abertzales han sido clave para que la norma haya salido adelante ante las reticencias de los republicanos porque la ven insuficiente. Y es justamente el apoyo del partido de Arnaldo Otegi el que ha generado la mayor parte de las críticas de la triple derecha, que se opone a la norma. Feijóo ha aprovechado su intervención para cargar contra la ley y ha acusado al gobierno español de pactarla con los que "aclamaron, participaron, militaron y compartieron o encubrieron a ETA". El líder popular ha vuelto al discurso de su predecesor, Pablo Casado, pues, al presentar a EH Bildu como los herederos de la organización terrorista. Una comparativa que había evitado hasta ahora.

stats