Judicialización
Política 09/03/2021

La Eurocámara retira la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí

400 eurodiputados han votado a favor, 248 en contra y 45 se han abstenido

4 min
El eurodiputado de Juntos , Carles Puigdemont, al Parlamento  Europeo.

BruselasLa partida vuelve a los tribunales. Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí ya no tienen inmunidad parlamentaria. Esta mañana se ha hecho oficial el resultado de la votación del pleno de la Eurocámara de ayer lunes al atardecer que supone la confirmación definitiva de un resultado que no es ninguna sorpresa. Por 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones, en el caso de Puigdemont, y por 404 votos a favor, 247 en contra y 42 abstenciones en el de Comín y Ponsatí, el conjunto de los miembros del Parlamento Europeo han decidido conceder el suplicatorio del Tribunal Supremo español y retirar la inmunidad a los tres europarlamentarios de Junts para que pueda continuar el proceso judicial en Bélgica y Escocia para sus extradiciones.

La votación fue ayer y es secreta. Los resultados no se han conocido hasta esta mañana porque el proceso es absolutamente telemático por las restricciones y el teletrabajo mayoritario impuesto desde la pandemia del coronavirus.

Las posiciones estaban claras casi desde el inicio, pero el lunes algunos de los portavoces españoles en la Eurocámara se fueron posicionando públicamente. El grupo parlamentario que ocupa más asientos en el hemiciclo es lo de los populares, que han votado como ya hicieron al comité de Asuntos Jurídicos (Jure) y como ayer anunciaba la eurodiputada catalana Dolors Montserrat: "A favor de levantar la inmunidad de los tres huidos de la justicia española".

Los socialistas del Parlamento Europeo son el segundo grupo y están presididos por la española Iratxe García, que ayer no se pronunció pero que ya había dicho varias veces que la posición de su grupo era "a favor del estado de derecho". La delegación española, incluidos los europarlamentarios del PSC, han votado a favor del suplicatori pero en este caso también estaba previsto que algunos miembros de la familia socialdemócrata votaran a favor, porque no hay disciplina de grupo. Los socialistas han mantenido un perfil bajo durante todo el proceso y han evitado hacer declaraciones políticas al respecto.

En el caso de los liberales, su posición también ha sido mayoritariamente a favor del suplicatorio pero también ha habido parlamentarios contrarios porque se trata de un grupo más heterogéneo donde también está por ejemplo el Partido Nacionalista Vasco. Ayer la eurodiputada del PNB Izascun Bilbao explicaba vía Twitter que votarían en contra del suplicatorio porque "los problemas políticos no se resuelven a golpe de sentencia sino con diálogo y política".

Los Verdes fueron el lunes el único grupo parlamentario que emitió un comunicado conjunto sobre su posicionamiento respecto a este caso concreto. Sus copresidentes, Ska Keller y Philippe Lamberts, consideran que "la competencia del Supremo en el caso todavía está en disputa y no se ha clarificado lo suficiente en la evaluación de Jure". Y, en la línea de este grupo ecologista, donde están Diana Orilla de ERC y Ernest Urtasun de En Comú Podem, reclaman diálogo para resolver el conflicto político en Catalunya y "urgen" al gobierno español a que "decida lo más pronto posible sobre las diferentes instrumentos" para garantizar la liberación de los presos.

También está en el bloque del no la Izquierda europea, donde hay europarlamentarios de Podemos y de EH Bildu. A través de un comunicado enviado el lunes, Unidas Podemos también manifestaba su rechazo a la aprobación del suplicatorio y, por lo tanto, su voto en contra. El partido considera que la competencia del Tribunal Supremo en el caso está cuestionada por el rechazo a la extradición de Lluís Puig y defienden que "el conflicto político en Catalunya tiene que resolverse por vías políticas y a través del diálogo". Además, secundan una de las denuncias de los europarlamentarios de Junts sobre las vulneraciones de la confidencialidad del proceso de tramitación del suplicatorio a Jure: "Si queremos ser escrupulosas con el estado de derecho, dentro y fuera de nuestras fronteras, tendríamos que empezar para respetar los procedimientos que garantizan la imparcialidad y la independencia de las instituciones". Con votaciones contrarias, se hace evidente, pues, la discrepancia entre PSOE y Podemos en su posicionamiento sobre el independentismo.

Estas son las posiciones más claras en cuanto a los grupos parlamentarios de la Eurocámara en la línea de las peticiones de sus delegaciones españolas. Es más difundida la dirección del voto de los grupos que hay más a la derecha de los populares. El grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) es donde está Vox pero también los nacionalistas flamencos del NV-A que han apadrinado a los independentistas en Bélgica. En el caso de Identidad y Democracia (ID), donde están los de Salvini y Le Pen, también tienen algunos parlamentarios pendientes de procesos de suplicatorios.

De nuevo en manos de la justicia

La aprobación del suplicatorio significa que los tres europarlamentarios quedan en manos de la justicia y que, a su vez, pueden activar una nueva vía judicial a través de un recurso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para recurrir un proceso del suplicatorio en la Eurocámara que consideran irregular y politizado. La partida vuelve, pues, a los tribunales. Por eso, el juez instructor del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ya movió ficha. Para evitarse un revés como el del ex conseller Puig, Llarena estudia la posibilidad de presentar una cuestión prejudicial al TJUE para que aclare si el tribunal belga fue demasiado lejos en su rechazo de la euroorden del ex conseller de Cultura y facilitar así el camino para la extradición de Puigdemont y Comín.

En el informe de la Eurocámara se señala que los hechos por los que la justicia los reclama son anteriores a su condición de miembros del Parlamento Europeo y que, por lo tanto, no sufren persecución política relacionada con su condición de eurodiputados. El informe también declara la cámara incompetente para juzgar si el Tribunal Supremo es o no el órgano judicial competente para emitir las euroórdenes.

Desde Junts, los de Puigdemont han insistido los últimos días en una lectura del voto del suplicatorio como "un dilema" para Europa. "La votación de hoy es sobre qué valores defendemos, qué idea de democracia tenemos, y qué futuro queremos construir en Europa", tuiteó el lunes el ex president.

stats