Política 07/04/2022

La fotografía con la que Mónica Oltra denuncia ser víctima de una cacería política

La dirigente de Compromís acusa a Francisco Camps, un empresario vinculado al PP y una cofundadora de Vox de orquestar una operación para que deje el Consell

Daniel Martín
2 min
El momento en el cual la vicepresidenta del Consejo , Mónica Oltra, ha mostrado la fotografía con la cual ha denunciado ser víctima de una "cacera política".

ValenciaLa vicepresidenta del gobierno valenciano y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha denunciado este jueves ser víctima de una "cacería política". Así lo ha dicho durante la sesión de control en el ejecutivo autonómico celebrada este jueves en las Cortes Valencianas en respuesta a las críticas del Partido Popular, que ha acusado al jefe del Consell, Ximo Puig, y Oltra de haber firmado un "pacto de silencio" para invisibilizar las investigaciones judiciales que afectan al hermano de Puig y al departamento que encabeza la dirigente de Compromís.

Para sustentar su acusación, Mónica Oltra ha mostrado una fotografía del 22 de septiembre de 2021 en la que se ve conversando en la estación de Atocha de Madrid al expresidente valenciano Francisco Camps, la cofundadora de Vox, Cristina Seguí, y Alberto de Rosa, director ejecutivo de Ribera Salud –empresa concesionaria de varios hospitales durante los años de gobierno del PP, ahora recuperados para la gestión pública por el actual Consell.

Para Oltra, la causa que afecta a su departamento –cuestionado por si dificultó la investigación sobre los abusos del exmarido de la vicepresidenta, Luis Eduardo Ramírez, a una menor tutelada– responde a una operación orquestada por Seguí, de Rosa y Camps que nace de la animadversión política que le profesa el exjefe del Consell y el malestar del empresario después de que el actual gobierno valenciano ya no le permita "hacer negocio con la salud". “En toda cacería política hay que seguir el rastro del dinero", ha defendido la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Francisco Camps, Critina Seguí y Alberto de Rosa en la imagen difundida por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

En su argumentario, la líder de Compromís ha citado las conexiones familiares de Alberto de Rosa, hermano de Fernando de Rosa, senador del Partido Popular, expresidente de la Audiencia Provincial de Valencia y exconseller de Justicia con Francisco Camps, y de Carmen de Rosa, presidenta del Ateneo Mercantil de Valencia, el espacio donde se organizó un acto para denunciar la gestión del caso de Ramírez. Según Oltra, la iniciativa fue una "grosera exhibición" de la víctima, a quien le ofrecieron un puesto de trabajo en un hospital del grupo Ribera Salud en Madrid que, finalmente, y como lamentó la menor en declaraciones al diario Español, no se concretó.

En su defensa, la dirigente de Compromís también señala como pruebas que la querella que originó el caso la presentó en nombre de Seguí el letrado Pablo Delgado, que primero fue abogado de Camps y que ahora trabajan para el mismo despacho, y que en la causa la menor está representada por el letrado José Luis Roberto, líder del partido ultra España 2000. "Unan los puntos" de la foto y encontrarán quién está "detrás de toda la cacería", ha concluido Oltra.

stats