Relación Catalunya-España
Política 27/08/2021

Jordi Sànchez: "Nadie propone la unilateralidad para ejercerla en este momento"

Junts insta al presidente español a sentarse en la mesa de diálogo si “se quiere comprometer a fondo para encontrar una salida”

ARA
4 min
Jordi Sànchez, durante una entrevista

BarcelonaJunts defiende la vía unilateral y no renunciará a ella "nunca", pero una cosa diferente es decidir el momento en el que se tiene que aplicar. Según el secretario general del partido, Jordi Sànchez, esto no pasará en un horizonte cercano. En una entrevista a Catalunya Ràdio, Sànchez lo ha dejado claro: "Nadie propone la unilateralidad para ejercerla en este momento". El dirigente de Junts asegura que la vía unilateral forma parte del "proyecto de país" y los de Carles Puigdemont no hablan de ello ahora "para poner problemas a la mesa de diálogo". Cree que no hay debate sobre la voluntad de ejercerla, sino que la cuestión se centra en cuándo se tiene que hacer. "Otra cosa es si se tiene que activar o no, en qué momento y en qué formas". Por ahora, según Sànchez, lo único que está claro es que "si se repite lo mismo que en 2017, posiblemente pasaría lo mismo". De momento, a falta de concretar el cuándo, el cómo y los apoyos que podría tener, el horizonte a corto plazo del independentismo está en la mesa de diálogo, que se reunirá de nuevo en septiembre.

Un espacio con el que el secretario general de JxCat es escéptico y los movimientos de las últimas semanas todavía lo alejan más de creer en él. El dirigente de Junts ha dicho que ya le gustaría poder ser entusiasta con la mesa de diálogo, pero que no tiene ningún indicador que le permita serlo. Por ejemplo, que Pedro Sánchez todavía no haya confirmado su asistencia. El líder de Junts considera que el presidente español tiene que estar "si se quiere comprometer a fondo para encontrar una salida" al conflicto. Sànchez también ha criticado que, a menos de un mes del encuentro de la mesa de diálogo, no le consta que haya una serie de contactos entre ejecutivos para preparar la cita. Con todo esto sobre la mesa, el secretario general de Junts ha advertido del "gran riesgo" que el PSOE quiera utilizar el diálogo "solo como una foto" y dividir, así, el independentismo. "Tenemos que ser muy prudentes", ha concluido.

De momento, hay una fecha de caducidad a la mesa de diálogo firmada. Sànchez, sin embargo, ha asegurado que quien pone el calendario no es Junts, sino ERC y la CUP en su particular pacto. Concretamente, le dan dos años de margen, un hecho que el dirigente de Junts opina que les "parece bien", pero recuerda que encima de la mesa tiene que haber "la amnistía y autodeterminación". Otras voces de su formación opinan, en cambio, que no habrá que esperar dos años para saber si esta mesa da resultados.

La mayoría de la investidura tiene que ser la de los presupuestos

Pocos días después de la reunión de la mesa de diálogo en septiembre, el Govern tendrá que acelerar los contactos para constituir una mayoría para aprobar los presupuestos. Lograrla, sin embargo, no se prevé fácil: la CUP no garantiza sus votos, reclama el cumplimiento de su pacto de investidura y elementos como la ampliación del aeropuerto de El Prat no son vistos con buenos ojos por los anticapitalistas. Por su parte, los comuns a estas alturas lo ven muy difícil, puesto que hay elementos como la ampliación del aeropuerto o la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno que los alejan del entendimiento. Aún así, no se han cerrado a tener más reuniones con el Govern para escuchar lo que les quieran explicar. Y el partido que da más señales de querer negociar, el PSC, no forma parte de la agenda de potenciales socios del Govern. Este jueves Sànchez ha reiterado que la prioridad para los presupuestos es "aprovechar la mayoría" de la investidura (ERC, Junts y la CUP).

A pesar de las posiciones alejadas, ha augurado que no habrá "problemas relevantes" para llegar a un acuerdo. "Soy optimista, lo conseguiremos", ha manifestado. Y ha dicho que no le consta que por parte de los anticapitalistas haya ninguna "línea roja" en relación a las cuentas y la ampliación de El Prat. De hecho, sobre este asunto, se ha comprometido a que "no habrá afectación de la Ricarda", el área protegida que se vería comprometida si se amplían las pistas del aeropuerto. Sea como sea, las cuentas catalanas se negociarán de manera paralela a los presupuestos españoles. Sànchez ha reclamado "unidad de acción" del independentismo en el Congreso y "no regalar los votos a cambio de nada".

La política catalana mira también hacia las municipales de 2023. Sobre esto, el dirigente de Junts ha explicado que el partido "devolverá todos los créditos que obtuvo para presentarse a las elecciones" dentro de poco y que, de este modo, encarará el reto de las municipales "sin deudas". Los planes de Junts son presentarse en solitario, así que ha descartado una coalición general con el PDECat: "Otra cuestión es que en el mundo local se llegue a fórmulas para incorporar y sumar y hacer una propuesta lo más atractiva posible", ha precisado sin cerrar la puerta a alguna fórmula de entendimiento. "Por nuestra parte no quedará", y ha añadido que en los contactos que ha mantenido con la líder del PDECat, Àngels Chacón, ella se ha mostrado favorable al entendimiento.

stats