Tribunales
Política 03/03/2021

Villarejo en libertad tras tres años y medio: "Las cloacas no generan mierda, la limpian"

El juez lo autoriza a petición de la Fiscalía meses antes de que se agote el plazo máximo de cuatro años de prisión provisional

3 min
L'excomissari José Manuel Villarejo declarando en un juicio hace pocas semanas.

MadridEl ex comisario José Manuel Villarejo ha salido en libertad provisional de la prisión de Estremera, donde ingresó hace casi tres años y medio, el 5 de noviembre de 2017. Lo ha hecho advirtiendo que seguirá defendiéndose y que "las cloacas no generan mierda; la limpian". El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado su libertad provisional después de que la Fiscalía lo hubiera solicitado este miércoles, a raíz de la negativa de la Audiencia Nacional de avanzar el primer juicio que el investigado tiene previsto para diciembre de este año. El ministerio público lo había pedido con el objetivo de que una eventual condena permitiera mantener a Villarejo encarcelado, pero considera que la expiración del plazo máximo de la prisión provisional el 3 de noviembre, antes del primer juicio, deja sin amparo legal esta medida cautelar. Si sirve para asegurar su presencia en el juicio –entre otras cosas–, ya no tiene sentido mantenerla si, antes de que empiece, tendrá que ser liberado por fuerza.

García Castellón razona en el mismo sentido que la Fiscalía y acuerda su libertad, pero impone medidas cautelares: comparecencias diarias ante el juzgado correspondiente por proximidad a su domicilio, la retirada del pasaporte con la prohibición de obtener uno nuevo, la prohibición también de salir del territorio español y la obligación de comunicar al juzgado de instrucción 6 de la Audiencia Nacional cualquier cambio de residencia. En su escrito, el magistrado advierte que podría revocar su decisión si se incumplen las medidas.

Entre la argumentación para establecer estas condiciones, el juez sostiene que persiste todavía el riesgo de fuga por varios motivos: que su familia también formaba parte de la presunta organización criminal –su mujer y su hijo están procesados en algunas de las piezas–, la cantidad de pasaportes falsos y dinero en metálico –intervenidos–, la facilidad acreditada para viajar por varios países, los activos patrimoniales y la red de contactos en el extranjero y la falta de arraigo en España por el hecho de estar retirado como comisario de la Policía Nacional.

También apunta que existe un "riesgo cierto y elevado" de reiteración delictiva, hasta el punto de que en un registro el 23 de octubre del 2020 en el domicilio de Villarejo y en su celda de Estremera "seguía controlando desde la prisión una ingente documentación con la doble finalidad de lucrarse y chantajear tanto a particulares como a las instituciones del Estado mediante la difusión programa de esta información sensible, para obtener así su impunidad o, como mínimo a corto plazo, su libertad". "Se intervinieron documentos clasificados como secretos, parte de los cuales ya se habían difundido a terceros no autorizados".

La Audiencia Nacional había decretado hace unas semanas la libertad provisional de Villarejo por algunas de las piezas del caso Tándem –la 2, la 3 y la 6, bautizadas como Pintor, Iron y Land– y que se juzgarán acumuladamente en diciembre. El excomisario no salió porque se mantenía la medida cautelar vigente por otras piezas que están en fase de instrucción. La Fiscalía presentó un recurso de súplica oponiéndose a esta concesión, pero este martes la sección cuarta de la Audiencia Nacional se ratificó en la decisión, con críticas incluidas al ministerio público para querer marcar la agenda del tribunal.

García Castellón recoge todo este contexto y constata que la pieza principal y el resto de piezas separadas están en fase de investigación y no permite su inmediata conclusión. Por lo tanto, tampoco su juicio antes de la fecha en la que acaba el plazo legalmente establecido para mantener la prisión provisional. En el auto, el juez señala que se han asegurado las responsabilidades civiles de Villarejo, hecho que disminuye la ocultación de activos, dice. Además, destaca que el mantenimiento de la prisión provisional afecta directamente al derecho a la libertad, y concluye que "cuando la medida cautelar ya no resulta materialmente idónea para garantizar la sujeción del investigado al procedimiento, se podría convertir en una pena anticipada y comprometer la presunción de inocencia".

Absuelto de la denuncia falsa contra el exdirector del CNI

Esta maniobra para liberar a Villarejo en contra del criterio que habrían querido mantener tanto la Fiscalía como el juez se habría podido impedir si el excomisario hubiera resultado condenado del primer juicio al que se sometió en enero. Se lo acusaba de denuncia falsa e injurias contra el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán por haber dicho que amenazó de muerte a la examante de Juan Carlos I Corinna Larsen, pero el tribunal lo absolvió. Una condena habría permitido que el plazo de la prisión provisional no transcurriera, pero no ha sido así.

stats