Política 10/05/2021

Junts no garantiza sus votos y presiona a ERC para la coalición

El partido deja en manos de Jordi Sànchez reconducir las conversaciones con los republicanos, que abren contactos con En Comú Podem

5 min
Laura Vilagrà (ERC) y Elsa Artadi (JxCat) en el Parlamento
Disponible en:

BarcelonaJunts per Catalunya se resiste a dar por cerrada la negociación con Esquerra para formar un gobierno de coalición. Desde que el sábado el coordinador general de ERC y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, solemnizó la apuesta de los republicanos por gobernar en solitario ante el bloqueo de las conversaciones con los de Carles Puigdemont, desde Junts se han redoblado los mensajes que defienden que el acuerdo todavía es posible e instan a los negociadores de Esquerra a volver a la mesa. Unos mensajes que van acompañados, además, de una advertencia: que los votos imprescindibles de Junts para facilitar la investidura de Aragonès no están garantizados todavía. Lejos de cerrar la negociación, el movimiento de Esquerra ha abierto otra nueva a poco más de dos semanas de la fecha tope para evitar elecciones.

Ayer fue la vicepresidenta de Junts y miembro del equipo negociador, Elsa Artadi, quién tomó la palabra para responder a la propuesta de Esquerra de un gobierno en solitario. En dos entrevistas a Catalunya Ràdio y RAC1, subrayó que los cuatro votos que el secretario general de su partido, Jordi Sànchez, abrió la puerta a ceder a Esquerra si también llega a un acuerdo con CUP y Comunes no están garantizados. “Junts no ha dicho nunca que regalará los votos gratis a Aragonès”, remachó.

El razonamiento de la dirigente de JxCat es el siguiente: “Si ahora ERC quiere pasar de un acuerdo de legislatura a solo un acuerdo de investidura, esto se tiene que negociar y este acuerdo tiene que pasar por las bases de nuestro partido”. Es decir, que aunque Esquerra no quiera gobernar con Junts, necesita sus votos para la investidura y, por lo tanto, tal como hizo con la CUP, tiene que negociar un documento sobre qué hará el próximo ejecutivo que pueda ser ratificado por las bases del partido de Carles Puigdemont. Por eso, pidió a los republicanos que se vuelvan a sentar a la mesa de negociación. “Nosotros no nos hemos levantado de ninguna mesa. El giro de guion y el movimiento unilateral de ERC de romper negociaciones fue ayer una gran sorpresa para nosotros”, aseguró Artadi, que no se ahorró los reproches a los republicanos por, dijo, querer negociar “a través de los medios” y avisarles solo “un minuto antes” de lo que dirían en la rueda de prensa el sábado. “Ni sabíamos todo el contenido de la rueda de prensa ni sabemos qué pasa ahora”, reveló la también diputada de Junts.

Entre las filas de JxCat reina el malestar por un paso de los republicanos que, según las fuentes consultadas por el ARA, forma parte de una estrategia pautada desde hace días por Esquerra: “Hace semanas que decidieron que o gobernaban sólo o elecciones”, opina un dirigente del partido de Carles Puigdemont, que critica que ERC “no ha hecho concesiones” durante los más de 80 días de negociaciones.

Una consulta de resultado incierto

De momento, la ejecutiva de Junts -que ya se reunió el sábado- se vio ayer también con el grupo parlamentario para valorar el nuevo escenario. Según explican varias fuentes a este diario, en el encuentro se ratificó la negativa a dar por cerradas las negociaciones para formar un gobierno de coalición, se dio el mandato a Jordi Sànchez de continuar manteniendo conversaciones con Pere Aragonès para articular un ejecutivo de coalición que dé respuesta al hecho de que por primera vez el independentismo superara el 50% de los votos en las elecciones, y se confirmó que los cuatro votos no se “regalarían” y que antes se tendrá que consultar a la militancia. Una consulta que, aun así, fuentes de JxCat admiten que podría tener un resultado incierto, puesto que entre las bases -ayer ya había sectores del partido que llamaban a manifestarse hoy ante la sede de ERC - la idea de un gobierno en solitario de los republicanos no está bien vista.

Pese a las presiones de Junts, ayer desde Esquerra se mantenía que la negociación para cerrar un gobierno de coalición antes del 26 de mayo era una vía muerta y que las reuniones que mantendrían a partir de ahora con JxCat, la CUP y también los comuns serían para hablar de un gobierno de ERC en solitario, al cual, eso sí, se podrían sumar más adelante los partidos que apoyen la investidura de Pere Aragonès.

También en declaraciones a Catalunya Ràdio y RAC1, Sabrià se mostró convencido que Junts son “gente de palabra” y mantendrán la oferta de facilitar un gobierno en minoría. “No podríamos entender que JxCat no cumpliera su palabra, se comprometieron a que en ningún caso se fuera a elecciones”, insistió.

De momento, Esquerra abrirá una nueva ronda de contactos con la militancia para explicar la situación de la negociación mientras intensifica unos contactos con los comuns que, tal como explicó el ARA, ya hace días que mantiene. Ayer la líder de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, confirmó que se sentarán a hablar con ERC para ver “hasta dónde se puede llegar”, y a pesar de que evitó decir si pedirán entrar en Govern, sí que subrayó que es mejor para Catalunya tener un Govern “con el apoyo de 50 o 41 diputados que de 33”, y se abría, por lo tanto, a un ejecutivo que también incluya la CUP. Ayer los cupaires mantuvieron su discurso, y a través de Carles Riera reiteraron que descartan entrar ahora mismo en el Govern pero no cierran la puerta a hacerlo más adelante si hace falta.

Antes, sin emargo, habrá que hacer números para sacar adelante la investidura de Aragonés y evitar unas elecciones en julio que vuelven a sobrevolar el horizonte de la política catalana.

Cronología de un desacuerdo no anunciado

La ruptura de las negociaciones entre ERC y Junts llega después de una semana de giros discursivos. Mientras los republicanos se mostraban optimistas el lunes y tiraban las cartas el sábado -a pesar de haber dicho el jueves que esperarían al día 20-, Junts hacía el camino a la inversa: de rebajar expectativas el lunes a proclamar que el acuerdo era inminente el viernes.

MARTA VILALTA (ERC)

“Vemos que hay un cambio de tendencia, un punto de inflexión hacia la dirección correcta para formalizar gobierno lo antes posible. Esto es lo que nos hace de momento no explorar el escenario alternativo de un gobierno en solitario”

ELSA ARTADI (JxCat)

“Hoy para nosotros no hay un antes o un después. No se nos han trasladado puntos de inflexión ni plazos”

SERGI SABRIÀ (ERC)

“Nosotros solo estamos trabajando en el gobierno de coalición. Si llegamos al día 20, entiendo que nadie quiere elecciones y se tendrán que explorar el resto de posibilidades sobre la mesa. Nosotros no las queremos”

MARTA VILALTA (ERC)

“Intuimos que pueda haber alguna parte de Junts que sí que quiere ir a elecciones, pero creemos que es una gran irresponsabilidad”

JORDI SÀNCHEZ (JxCat)

“Hoy en día tenemos un marco muy avanzado para pensar que en los próximos días puede haber un acuerdo. Pero también quedan aspectos importantes por cerrar”

PERE ARAGONÈS (ERC)

“A 18 días de la convocatoria automática de unas elecciones en Catalunya, en ERC damos un paso adelante y empezamos a trabajar por un gobierno en solitario”

JORDI SÀNCHEZ (JxCat)

“Nos reafirmamos en el hecho de que hoy un gobierno de unidad es posible. Y será posible si todos ponemos voluntad”

SERGI SABRIÀ (ERC)

“Para nosotros el recorrido del gobierno de coalición acaba después de 83 días. Solo trabajamos con la posibilidad del gobierno en solitario”.

stats