Política 19/07/2021

La nueva portavoz de la Moncloa: "El independentismo tendría que haber aprendido la lección"

Isabel Rodríguez se moja finalmente sobre Catalunya: pide un gesto en la dirección del "diálogo" y que Puigdemont sea juzgado

5 min
La portavoz del gobierno español y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez.

MadridUna semana después de prometer el cargo ante el rey, la nueva ministra de Política Territorial y portavoz del ejecutivo de Pedro Sánchez, Isabel Rodríguez, ha empezado a definir su discurso respecto a la carpeta catalana. Durant el estreno en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de la semana pasada no paró de echar pelotas fuera y se escudó en la novedad de la situación. Entonces parecía que la Moncloa empezaba la nueva etapa con el freno puesto respecto al diálogo con la Generalitat. Incluso tambaleaba la Comisión Bilateral, que Rodríguez no tenía en la agenda –tal como admitió–, pero que ha acabado acordando que se celebre en Madrid el 2 de agosto, después de la conferencia de presidentes en Salamanca prevista para el 30 de julio.

En una entrevista a la SER, la nueva portavoz ha marcado este lunes las bases de cómo afronta la relación con la Generalitat. Y, de momento, es a copia de reclamaciones. Por un lado, ha señalado que el independentismo "tendría que haber aprendido la lección". Y, por el otro, ha pedido al Govern que dé "ya" un paso en la dirección del diálogo y la convivencia como, según su parecer, ya ha hecho la Moncloa. "El gobierno [español] ha hecho un gesto muy importante por la convivencia y creo que ahora también ellos tienen que hacer su esfuerzo, dentro de Catalunya hay que abrir espacios de conversación", ha subrayado Rodríguez, profundizando así en el mensaje del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, de que el independentismo tiene que hablar con el PSC antes de la próxima reunión de la mesa de diálogo en septiembre.

Rodríguez –que hace apenas dos semanas era alcaldesa de Puertollano, en Ciudad Real– ha admitido que está viviendo un "aterrizaje forzoso" en Madrid y que su intención como portavoz es contribuir "menos al espectáculo y más a la pedagogía". Tiene intención así de mantener el legado del anterior ejecutivo por la concesión de los indultos. Pero justamente lo que busca Sánchez con el relevo es poner a una nueva imagen en la Moncloa que no se identifique con la medida de gracia. Además, Rodríguez fue una de las personas que apoyaron al PSOE de la vieja guardia y a Susana Díaz en las primarias del 2017 que fracturaron el partido.

No se moja sobre un referéndum

A falta de definirse, el nuevo equipo de Política Territorial no tendrá nada que ver con el de Miquel Iceta, que ahora ocupa la cartera de Deportes. Rodríguez designará a nuevos secretarios de estado, mientras tiene pendiente todavía acabar también de diseñar su gabinete. También ha marcado distancias respecto a su predecesor en cuanto a la posibilidad de que se vote en el conjunto del Estado el acuerdo resultante del diálogo con la Generalitat. En este sentido, preguntada sobre qué respondería el gobierno español si la Generalitat insistiera en un referéndum de autodeterminación, ha contestado que "en el marco de la Constitución y de la ley cabe todo, afuera nada".

Sobre el futuro del ex president de la Generalitat Carles Puigdemont y del resto de exiliados políticos, se ha remitido a la carta magna y ha dejado claro que si vuelven a España "tendrán que ser juzgados". Es la consigna que repetía por activa y por pasiva su predecesora en el cargo de portavoz, María Jesús Montero, que a pesar de los indultos insistía en que Puigdemont tendría que seguir la vía judicial, mientras que las ministras de Unidas Podemos han defendido claramente que se tendría que encontrar una solución para que los exiliados no tengan que pisar la prisión. De momento, la reforma de la sedición sigue en un cajón. Ya no la activó el anterior ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y ahora está en manos de la expresidenta del Senado Pilar Llop, mientras los comuns piden al independentismo que se ponga de acuerdo sobre la cuestión.

El fondo del Tribunal de Cuentas

El nuevo equipo de la Moncloa tampoco se moja con el fondo del Govern para pagar las fianzas del Tribunal de Cuentas, que pide más de 5 millones de euros a un total de 34 ex altos cargos de la Generalitat por la acción exterior de 2011 a 2017. Rodríguez ha dicho que todavía se estudia "en el ámbito jurídico del Estado" y que se atenderá "a los informes jurídicos". La portavoz no ha entrado a valorar que el portavoz del PSC en el Parlament, Salvador Illa, considerara legal el fondo a pesar de pedir el parecer del Fondo de Garantías Estatutarias.

Sobre la reunión de la Comisión Bilateral del 2 de agosto, ha señalado que se tratarán los "asuntos que más importan a los catalanes", como "becas y transportes", que ya estaban en la agenda y que cree que "es lo que interesa a la ciudadana". La Moncloa busca así enterrar la etapa del Procés y empezar una nueva de diálogo después de los indultos. Así lo señalaba el nuevo ministro de Presidencia, Félix Bolaños –uno de los hombres más próximos a Pedro Sánchez y que ha tutelado la carpeta catalana a la sombra en los últimos meses– en una entrevista en El País el domingo. "Es una gran noticia que la Comisión Bilateral, que deriva del Estatut, se reúna el 2 de agosto. Después del verano nos sentaremos a la mesa de diálogo para buscar soluciones, pero siempre dentro de la Constitución y la ley", añadía. Bolaños, pues, tomará el relevo de la ex vice presidenta primera, Carmen Calvo, a la mesa de diálogo. También ha hablado de la carpeta catalana el socio del PSOE en el gobierno español, Podemos, que ha exhibido un tono conciliador. El portavoz del partido Pablo Fernández ha dicho que "es la hora de la política con mayúsculas" para desjudicializar el conflicto catalán y ha defendido sentarse a la mesa de diálogo "sin líneas rojas".

La secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, este lunes.

La réplica de ERC

El futuro del diálogo entre la Generalitat y el Estado es un tema especialmente sensible para Esquerra, impulsora de la mesa de negociación sobre el conflicto político. Este lunes la secretaria general adjunta de los republicanos, Marta Vilalta, ya ha replicado a la nueva portavoz del gobierno español, informa Quim Bertomeu. Lo ha hecho marcando distancias pero sin ánimo de polemizar en exceso puesto que la voluntad de ERC es que el diálogo dé frutos más temprano que tarde. Así, Vilalta ha considerado que quien tendría que aprender la lección es el Estado y no el independentismo: "La lección es muy sencilla. La represión no sirve, dialoguemos lo que haga falta". Los republicanos aseguran que su propuesta sobre cómo resolver el conflicto no variará -pasa por la amnistía y la autodeterminación- y que es el gobierno español quien todavía tiene pendiente hacer una "contraproposta" a Catalunya.

Uno de los elementos que tiene ERC para presionar al PSOE es que el voto republicano en el Congreso podría ser determinante para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2022. Ahora mismo los republicanos se abren a negociarlos, pero primero quieren ver que se cumple el pacto de los presupuestos del 2021: "Para trabajar las cuentas del año próximo es necesario que se cumplan los acuerdos", ha avisado Vilalta. En el acuerdo por las cuentas del 2021 se preveía una comisión de seguimiento para analizar que se cumplía el pacto y que, más de medio año después, todavía no se ha reunido. Vilalta se ha mostrado convencida de que lo hará pronto.

stats