Mesa de diálogo
Política 03/07/2022

Pedro Sánchez promete una reunión de la mesa de diálogo en julio

Desde la Generalitat aseguran que antes hace falta la reunión bilateral con Aragonès

4 min
Pedro Sánchez y Pere Aragonès dialogante

BarcelonaEl presidente español, Pedro Sánchez, ha asegurado este domingo en una entrevista en El País que le gustaría que la mesa de diálogo tuviera otra reunión este mes de julio, casi un año después de que se encontrara por primera vez la delegación del gobierno del Estado con el ejecutivo presidido por Pere Aragonès en el Palau de la Generalitat —fue en septiembre del 2021—. "Nos gustaría que fuera en el mes de julio, y nos gustaría contar con la presencia de Junts per Catalunya", ha afirmado. "Uno de los grandes activos de este gobierno de coalición progresista es que puede garantizar la cohesión y la convivencia en Catalunya y en el conjunto de España con el diálogo y la agenda del reencuentro", ha añadido.

Es la primera vez que Sánchez sitúa una fecha para la mesa de diálogo, puesto que hasta ahora el gobierno español había dado largas a la Generalitat. De hecho, Esquerra había situado el primer encuentro a "principios de año" de este 2022, pero el PSOE no se ha prestado. Tampoco está claro cuál sería el orden del día ni si se podría anunciar algo, teniendo en cuenta que desde el Govern catalán lo que decían hasta ahora es que si había otro encuentro público de la mesa de negociación sería para expresar algún tipo de "acuerdo". En este sentido, fuentes de la Presidencia aseguran que las relaciones no se encuentran en este punto y que, en todo caso, previamente a la mesa de diálogo hace falta una reunión entre el mismo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y Sánchez, tal como acordaron en el último encuentro la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Por otro lado, el deseo que expresa el presidente español de que asista Junts no es nuevo, ya lo dijo recientemente en la última entrevista que concedió a La Vanguardia. La petición de este domingo, sin embargo, coincide con el mensaje del presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, que este sábado, en el marco del consejo nacional del partido, pidió la implicación de los de Laura Borràs en el proceso de negociación. "Los que renuncian a acompañarnos se lo ponen fácil al gobierno español", dijo Junqueras.

En todo caso, Junts ya ha fijado sus condiciones para sentarse en la mesa de diálogo. Por un lado, que se acepte la delegación que propuso, que incluía a dos expresos políticos —Jordi Turull y Jordi Sànchez— y que haya "garantías" para poder plantear la amnistía y la autodeterminación y que se pueda "monitorizar" la evolución del proceso de negociación. De este modo, pues, es difícil que JxCat participe en ningún encuentro, puesto que el mismo president de la Generalitat, Pere Aragonès, solo quiere que haya miembros del Govern en la reunión y el gobierno español hasta ahora se ha desentendido de la agenda "antirrepressiva".

Descarta una ruptura de la coalición con Unidas Podemos

A pesar del malestar de los socios de gobierno del PSOE, Unidas Podemos, por el incremento del presupuesto de Defensa después de la cumbre de la OTAN, Pedro Sánchez descarta que se rompa la coalición por este motivo. Aun así, afirma que se tendrían que "rebajar los decibelios del debate interno" del ejecutivo español porque ayudaría a fidelizar al electorado progresista. "Quieren que los progresistas nos demos por vencidos. No lo haremos", afirma.

Por otro lado, califica de "éxito" la cumbre de la OTAN: "Había tres objetivos muy claros. El primero de ellos, trasladar un mensaje de unidad frente a la brutal agresión de Putin a Ucrania. En segundo lugar, desde el punto de vista del gobierno de España, incorporar el frente sur como una amenaza a la Alianza Atlántica. Y, finalmente, proyectar un posicionamiento de España como lo que realmente es a la hora de organizar este tipo de conferencias internacionales: un país solvente, moderno y comprometido con sus aliados".

De este modo, el presidente español vuelve a defender también a Marruecos a pesar de la tragedia humanitaria de Melilla. "Hemos de reconocer el esfuerzo que está haciendo Marruecos, que también está sufriendo la presión de la migración irregular para defender, en este caso, las fronteras que no son suyas, que son las fronteras de España. Y yo solo, lamentando la pérdida de vidas, defiendo que la desigualdad es la principal causa de la migración. Los verdaderos culpables son las mafias", ha insistido el presidente español, a pesar de que las organizaciones humanitarias que trabajan sobre el terreno aseguran que las mafias no operan en los saltos a la valla.

Finalmente, Sánchez anuncia que en el próximo consejo de ministros se aprobará hacer fijos a 63.700 sanitarios para intentar acabar con la "precarización de la sanidad". "Es la mayor estabilización de la historia", ha asegurado en esta entrevista a El País. "Se han pactado los criterios comunes con las comunidades autónomas y se dará respuesta a la temporalidad que ha existido durante décadas en el sistema de salud", ha acabado.

stats