Melilla
Política 27/06/2022

"Las únicas mafias que operan en la valla de Melilla son el estado español y el marroquí"

Los expertos aseguran que los saltos masivos son una medida desesperada de los propios migrantes

2 min
España ha sustituido las polémicas concertinas  por dispositivos antitrepa a la valla melillense.

BarcelonaA pesar de que el gobierno español insista en justificar la violenta represión a los migrantes que el viernes intentaron saltar la valla de Melilla como una acción contra las mafias, las entidades que trabajan sobre el terreno lo desmienten. Los migrantes que malviven durante meses escondidos en los bosques que rodean Melilla, igual que Ceuta, esperando la oportunidad para saltar y entrar en territorio español son los más pobres entre los pobres, como ha podido constatar este diario en sucesivos viajes a los enclaves españoles. Los saltos se hacen de manera colectiva porque es la única posibilidad para conseguir que unos pocos consigan burlar el dispositivo de blindaje fronterizo: en el caso de Melilla una valla y un cementerio en el lado marroquí y la valla española.

“Las únicas mafias que operan en la valla son el estado español y el marroquí, que hace muchos años que vulneran los derechos humanos más básicos. Como los migrantes no tienen ninguna posibilidad de pedir asilo a España ni a ningún otro país europeo desde Marruecos, se ven abocados a saltar la valla. Lo hacen con garfios para trepar y palos para separar las concertinas que hay en la valla marroquí y todos a la vez, porque no hay ninguna otra manera de hacerlo. Esto no es violencia: la violencia la ejercen las policías marroquí y española”, denuncia al ARA el activista de Melilla José Palazón, que lleva años defendiendo a los menores no acompañados y denunciando las vulneraciones de derechos a los dos lados de la valla.

“Puede haber marroquíes o españoles que venden sus pasaportes a un árabe para que puedan entrar por la puerta de la frontera, o que los esconden en los maleteros de los coches o en los bajos de los camiones, pero esto son acciones individuales, no mafias organizadas”, añade Palazón.

Es lo mismo que explica Mamadou Dialli, del Colectivo de comunidades Subsaharianas organizado en Nador. “Nadie organizó el salto: no hay redes criminales que preparen los saltos, que son acciones de los mismos migrantes que se organizan. Ellos no tienen nada ni las mafias sacarían ningún provecho de una acción como esta, que se hace a la desesperada. También desde la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) confirman al ARA que, “aunque las mafias siempre están ahí”, saltos como los del viernes los organizan los migrantes espontáneamente “forzados por las batidas policiales marroquíes”.

stats