Política 12/12/2021

El PP y Cs hablan de "apartheid lingüístico" y de "régimen totalitario" en Catalunya por el caso de Canet

Casado y Arrimadas acusan al independentismo de "atacar" a un niño de P5 por "hablar español" y reclaman mano dura a Sánchez

4 min
El líder  del PP, Pablo Casado, este sábado en un acto en Madrid

BarcelonaLa derecha española vuelve a atacar con dureza la inmersión lingüística en Catalunya. Después de que la justicia haya dictado que se haga un 25% de clases en castellano en un curso de P5 de una escuela en Canet de Mar, tanto el PP como Ciudadanos han elevado el tono y han hablado este sábado de "apartheid lingüístico" y de "régimen totalitario" en Catalunya a raíz de las movilizaciones en defensa de la inmersión lingüística. "Estamos sufriendo un caso terrible de segregación lingüística a un niño de cinco años. Los socios de Pedro Sánchez están haciendo un apartheid lingüístico", ha sentenciado Casado desde Madrid, que acusa al independentismo de "perseguir" a un "niño de cinco años por hablar español" para defender el modelo de escuela en catalán.

Para el PP, la Generalitat tiene que cumplir la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que insta a hacer un 25% de clases en castellano. En el caso de Canet de Mar ya se está aplicando, puesto que se trata de una petición particular por la cual la justicia ha impuesto medidas cautelares siguiendo esta resolución del TSJC. Pero para los populares la Generalitat no es la única responsable, sino que Casado ha aprovechado para cargar contra el presidente español, Pedro Sánchez, definiéndolo como "cómplice" del "veneno nacionalista". "Yo pido a Pedro Sánchez, también como padre de dos niñas, que proteja a esta familia de Canet. Y que dé todas las herramientas legales a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para acabar con los violentos que se están ensañando con este niño de cinco años", ha dicho, además de ofrecerle sus senadores para aplicar el 155 y retirar las competencias de Educación del Govern de Catalunya.

No ha sido el único dirigente del PP que se ha referido al caso este sábado. La vicesecretaria de organización del PP, Ana Beltrán, ha llegado a comparar el caso de Canet de Mar con la Alemania nazi: "¿Llegaremos a ver en Catalunya a los que piden que se pueda estudiar en castellano con un brazalete marcado, para que puedan ser señalados en la calle, como hacían los nazis con los judíos?"

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, totalmente alineada con estas afirmaciones, ha usado la misma expresión que el PP. También desde la capital española ha hablado de "apartheid lingüístico" y de "régimen totalitario" sin dejar pasar la ocasión, tampoco, de acusar de tibio al gobierno de Pedro Sánchez. En este sentido, se ha erigido en defensa de las familias que quieran pedir un 25% de la escolarización en castellano, a pesar de que desde los años 2000, según datos del Gobierno , solo ochenta familias lo han pedido. "No les dejaremos solo porque su lucha es nuestra lucha. Porque nacimos como partido para enfrentarnos a todo esto a lo que ellos se están enfrentando", ha dicho Arrimadas, poniendo así de manifiesto que uno de los objetivos políticos de Ciudadanos es poner fin a la inmersión lingüística.

Inés Arrimadas este miércoles.

Ante las manifestaciones de la derecha española, el secretario de organización de Junts per Catalunya , David Saldoni, ha hecho un llamamiento a mantener un compromiso "irreductible" con la inmersión lingüística y con la ley de educación de Catalunya. "Es aquí y en casos como este donde tenemos que ser irreducibles en nuestro compromiso. No podemos dar el brazo a torcer, ni ceder una brizna de lo que hemos conseguido. Tenemos que aplicar la ley que tenemos en Catalunya, que es la inmersión lingüística", ha expresado Saldoni este sábado en un acto de JxCat en Balaguer. Ha aseverado que se tiene que ser "exigente" con el Govern –el viernes durante la manifestación en Canet de Mar varios colectivos reclamaban la desobediencia a la decisión de la justicia–, pero también se tiene que fomentar el uso del catalán en el día a día. "El uso del catalán empieza con nosotros mismos. Esto lo tenemos que tener muy claro y presente", ha constatado Saldoni.

Si bien la derecha española carga contra la inmersión y la Generalitat la defiende, el PSC más bien intenta mantener equilibrios entre las dos posiciones. Este sábado, desde el Hospital del Pallars, en el marco de una visita de dos días al Pallars Jussà y la Vall d'Aran, Salvador Illa ha reclamado "dejar trabajar" a los profesionales de la educación: "Hacen un mal servicio a Catalunya, a las escuelas y a la defensa del catalán aquellos que politizan su uso". "Basta de politizar la enseñanza y la lengua en las escuelas de Catalunya. Dejemos que los responsables de los centros educativos hagan su trabajo", ha insistido el líder del PSC, a pesar de que a la vez ha dicho que las sentencias judiciales sobre educación en Catalunya "se tienen que cumplir y se están cumpliendo".

stats