Política 10/03/2021

Puigdemont dejará el escaño en el Parlament

Lo sustituirá el hasta ahora vicepresidente de la mesa Josep Costa

ARA
2 min
El expresidente Carles Puigdemont en Bruselas.

El día siguiente de perder la inmunidad como europarlamentario, Carles Puigdemont ha afirmado que renunciará a su escaño en el Parlament de Catalunya. De hecho, el ex president tiene que darse de baja en el hemiciclo catalán para poder mantener el acta de eurodiputado, puesto que los dos cargos son incompatibles. Por este motivo, no es una novedad que Puigdemont deje el Parlament, puesto que aunque fuera el cabeza de lista de Junts, ya se había precisado en campaña que lo hacía de forma simbólica y que la apuesta útil del partido era Laura Borràs. De este modo, su baja provocará que corra la lista de JxCat, y entrará en el Parlament Josep Costa, el primer miembro de Junts de la circunscripción de Barcelona que se quedó sin representación.

En una entrevista a Catalunya Ràdio, Puigdemont también ha explicado que este el pasado martes habló con Oriol Junqueras después de la revocación del tercer grado de los presos políticos. Aún así, ha añadido que no hicieron valoración de los resultados del 14-F y, por lo tanto, tampoco entraron en las negociaciones para formar gobierno y el equilibrio de fuerzas en la mesa del Parlament. Lo hicieron el mismo día que JxCat, ERC y la CUP se sentaron por primera vez en una mesa de forma conjunta para intentar avanzar hacia un pacto para forjar el Parlament. De hecho, Puigdemont cree que el pacto de gobierno "no será fácil ni rápido". "Tenemos que rehacer confianzas y respetos, y esto requiere un trabajo intenso", ha dicho en una segunda entrevista a TV3. El ex president afirma que Laura Borràs sería una buena presidenta de la cámara catalana: "Sería fantástico que el Parlament lo presidiera un mujer y que fuera de JxCat".

Carga contra el Estado

Puigdemont, a pesar de anunciar la renuncia al escaño y anunciar que ha habido conversaciones con Junqueras, no se ha olvidado de la votación en la Eurocámara que ayer le levantó la inmunidad, pero quedó lejos de hacerlo por unanimidad. Es por eso que considera que han conseguido "que haya un mensaje político en la votación". "La batalla política la estamos librando y no está perdida", ha afirmado. Tampoco le ha pasado por alto el primer paso de la justicia española para extraditarlo. El ex president cree que detrás de la presentación de las cuestiones prejudiciales en el TJUE por parte de Pablo Llarena hay el interés de dilatar "al máximo" una resolución de la justicia belga y "dificultar" su actividad como eurodiputados. Y es que el estado español es el mismo "gobierne el PP o el PSOE", ha dicho, denunciando también la revocación del tercer grado de los presos políticos. "La política española es una gran zanahoria. Siempre hay una promesa que hace que se modifiquen las estrategias", ha concluido.

stats