LA NUEVA LEGISLATURA
Política 07/06/2021

La renovación del Govern no llega a los altos cargos

Los dirigentes solo cambian de departamento de acuerdo con su color político y escasean los fichajes externos

4 min
Imagen del Gobierno  con el presidente, Pere Aragonès, el día de la toma de posesión.

BarcelonaEn la fotografía oficial que el nuevo Govern se hizo el 26 de mayo en la Plaça Sant Jaume solo se repetían tres caras del anterior consejo ejecutivo: el president, Pere Aragonès; el vicepresidente, Jordi Puigneró, y la consellera de Acción Climática y Agricultura, Teresa Jordà. El resto de miembros eran todos nuevos. No ha pasado lo mismo con el sottogoverno -es decir, los cargos que conforman las conselleries y que, al final, hacen funcionar la administración-. De los catorce secretarios generales nombrados por los consellers, los números dos de los departamentos, doce ya formaban parte del anterior Govern. El cambio ha sido soplo de área. Lo mismo ha pasado con los secretarios y directores generales que hoy por hoy se han nombrado, a pesar de que en este campo ha habido algunas incorporaciones y todavía no se ha completado el organigrama. De hecho, para hacerlo, es clave que el ejecutivo apruebe los decretos de estructuración de cada departamento, que concreta las competencias de la conselleria y dibuja el número de secretarías y direcciones generales.

Los movimientos tienen que ver con el cambio de departamentos entre ERC y JxCat. La práctica política en Catalunya es que las direcciones de los departamentos se releven cuando entra o sale un determinado partido: son directivos públicos que se nombran por confianza política y acostumbran a estar vinculados a las formaciones. Unos 500 cargos en todo el Govern. Ahora todavía no se han nombrado todos, pero las cúpulas de las conselleries empiezan a estar definidas. ERC, que aterriza en la conselleria de Presidencia, ha optado por poner su antigua secretaria general en Educación, Núria Cuenca, como número dos de Laura Vilagrà. Meritxell Masó, histórica de la administración pública, ha pasado de ser secretaria general de Presidencia a número dos del departamento de Salud, que pilota Josep Maria Argimon (JxCat). Con Cuenca en Presidencia, los republicanos han fichado en Educación a Patrícia Gomà, que hasta ahora era la número dos de Justicia. Un cambio similar ha sido el de Jordi Cabrafiga, que ha sido nombrado secretario general de Economía y en la legislatura pasada era el segundo de Ramon Tremosa en Empresa. Lluís Baulenas (JxCat) es ahora el secretario general de Exteriores después de haberlo sido en Cultura. Y Oriol Amorós (ERC), hasta ahora en Asuntos Sociales, ha dado el salto a Interior como secretario general.

El modelo se repite en el resto de conselleries. En Políticas Digitales, el secretario general es Ricard Font, que hasta ahora era el presidente de Ferrocarriles, mientras que en Igualdad y Feminismos la número dos del departamento, Georgina Oliva, proviene de la secretaría de Infancia y Juventud del anterior ejecutivo. Jordi Foz, hasta ahora secretario de Transparencia, se ha convertido en el segundo de Cultura, y Xavier Bernadí, que era director general de Derecho y Entidades Jurídicas en Justicia, se ha convertido en el secretario del Govern -un cargo que asiste jurídicamente al ejecutivo-. En el departamento de Derechos Sociales coge la batuta Dolors Rusinés, que hasta ahora ejercía su plaza de funcionaria, y en la conselleria de Investigación y Universidades, que pilota Gemma Geis (JxCat), es Esther Morales, hasta ahora subdirectora general, quien será la número dos. Los únicos secretarios generales fichados de fuera del Govern son Oriol Sagrera en Empresa -era el jefe de gabinete de Roger Torrent, ahora conseller, cuando ostentaba la presidencia del Parlament- y el abogado Joaquim Claveguera en Justicia. El único que por ahora se mantiene intacto a pesar del cambio de color político de Presidencia es el jefe de los servicios jurídicos: Francesc Esteve.

Primeros nombramientos

La mayoría de secretarios sectoriales ungidos hasta ahora también son movimientos de fichas. Marta Subirà, ex secretaria de Medio Ambiente, ha sido nombrada presidenta de Ferrocarriles por el vicepresidente, Jordi Puigneró, así como Ester Manzano, hasta ahora directora general de Administración Digital, ha sido designada directora de Atención Ciudadana. En la conselleria de Presidencia, Laura Vilagrà también ha optado por perfiles que ya estaban en el Govern: Joan Jaume Oms como secretario de Función Pública -era presidente de la empresa pública Infraestructures.cat-, Alícia Corral como directora de Función Pública -hacía de subdirectora de Presupuestos- y Núria Espuny como directora de Administración Digital después de ser directora de Transparencia la legislatura pasada. Roger Torrent (Empresa y Trabajo), a su vez, ha fichado a cargos que hasta ahora estaban en el departamento de Economía: Albert Castellanos como secretario de Empresa, Natàlia Mas como directora general de Industria y Francesc Sutrias como director de la Agencia de Consumo.

De momento, Economía, dirigido por Jaume Giró, solo ha designado a Josep Solà, antiguo director de la empresa pública Avançsa, como responsable de Patrimonio. Pilar Sorribas, hasta ahora directora de Función Pública, pasa a Universidades. Y en cuanto a Acción Climática y Agricultura, Anna Barnadas será la secretaria de Medio Ambiente -era diputada en la Diputación de Girona- y Anna Sanitjas, hasta ahora decana del Colegio de Ingenieros Forestales, directora de Ecosistemas Forestales. En Salud, a pesar del cambio de ERC a JxCat, Argimon ha optado por ascender a cargos internos. El ejemplo más claro es Carmen Cabezas, que ha organizado la vacunación de covid-19 y pilotará ahora la secretaría de Salud Pública.

Las excepciones

Los fichajes de fuera se concentran de momento en Exteriores, Educación y Feminismos, combinados con personal interno. La consellera de Exteriores, Victòria Alsina, ha reclutado a Mercè Crosas, hasta ahora jefa de gestión de datos de investigación en Harvard, para la secretaría de Transparencia y Gobierno Abierto, mientras que del anterior ejecutivo ha elegido a Joan M. Piqué como director de Análisis y Planificación Estratégica. Del ámbito privado también hay fichajes en Educación: Josep González Cambray ha designado a Núria Mora como secretaria de Políticas Educativas -hasta la actualidad era directora en el Institut Escola Catalunya de Sant Cugat- y Joan Cuevas -de la Fundació Bofill- como director general de Innovación (de dentro de la conselleria de momento se ha quedado Jean-Marc Segarra como director de Centros Públicos). En Feminismos, Tània Verge ha combinado un perfil de la administración como presidenta del Instituto Catalán de las Mujeres -Meritxell Benedí- y un perfil social, Neus Pociello, de la fundación Aroa como directora ejecutiva. La renovación de caras en el consejo ejecutivo no ha llegado, pues, al sottogoverno.

stats