Política 08/09/2021

Sánchez convoca una comisión contra los delitos de odio a raíz de la agresión homófoba de Madrid

Unidas Podemos acusa a Vox de fomentar los ataques y al PP por pactar con la extrema derecha

3 min
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en rueda de prensa a la Moncloa

MadridLa agresión homófoba de este domingo en Madrid y la que tuvo lugar en Toledo el pasado viernes han obligado al gobierno español a moverse. La portavoz del ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha explicado que el presidente, Pedro Sánchez, ha convocado la comisión de seguimiento del plan de lucha contra los delitos de odio este viernes. En rueda de prensa posterior al consejo de ministros este martes, ha dejado claro que la agresión del domingo "merece el máximo rechazo político y social" y ha anunciado la convocatoria de la comisión.

El objetivo es "activar nuevos mecanismos para evitar hechos como estos", pero no ha concretado cuál será la propuesta del ejecutivo. Habrá una representación de expertos que repasará la evolución de estos ataques. Se trata de una comisión que se reúne de manera "habitual", ha dicho Rodríguez, que ha recordado que la última vez fue el mes de julio. Concretamente, se ha reunido cuatro veces y en la última sesión el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó un informe sobre la evolución de los delitos de odio en España registrados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a lo largo del 2020, si bien la estadística aparecía "distorsionada" por el confinamiento y las restricciones del coronavirus. Fueron 1.401 hechos registrados, un 17,9% menos que en 2019. Rodríguez ha destacado que las agresiones por motivo de orientación sexual son las más frecuentes de entre las agresiones por discriminación.

A la espera de saber las propuestas de la comisión, Rodríguez ha destacado la "fortaleza" de las instituciones y el liderazgo del presidente del ejecutivo en el rechazo a este tipo de actos y "la determinación para no tolerar los discursos y agresiones por motivo de odio". Ha querido dejar claro, con todo, que España es un país donde la libertad y los valores democráticos están instalados en la mayoría de la población.

Al movimiento de la Moncloa se han añadido las palabras de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, que ha ido algo más allá y ha apuntado directamente a Vox por fomentar los discursos de odio y también al PP, por pactar con la extrema derecha y "quitar hierro" a su discurso. "No podemos callar ante los que no permiten vivir una vida segura en una parte de nuestro país", ha defendido en un tuit.

Ha subscrito la tesis de Belarra el diputado de Compromiso Joan Baldoví, que ha asegurado que desde que la extrema derecha ha entrado en las instituciones ha lanzado mensajes "de odio a los diferentes". En rueda de prensa, Baldoví ha afirmado que era "evidente" que Vox no es quien comete las agresiones, pero ha especificado que lanzar el tipo de mensajes que lanza conlleva que acaben apareciendo "descerebrados" que se sienten legitimados para "hacer daño".

En la misma línea se ha expresado la portavoz de Junts en el Congreso, Míriam Nogueras, que ha recordado que las agresiones de los últimos días no son casos excepcionales, sino que responden al hecho de que el "fascismo, en España, tiene total impunidad". "Cuando empezó el Procés algunos decían que habíamos despertado al fascismo, pero ya estaba despierto", ha dicho en referencia a las palabras del ex vicepresidente del gobierno español y ex líder de Podemos, Pablo Iglesias, que pronunció durante la campaña del 21 de diciembre de 2017.

Almeida ve "excesivo" relacionar a Vox en las agresiones

En cambio, desde las filas populares el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha considerado que era "excesivo" vincular las agresiones homófobas con el discurso de Vox. "La posición de Vox en relación con los homosexuales no la compartimos, pero decir que Vox puede estar detrás con su mensaje de una salvajada como la de ayer es una comparación un poco injusta", ha dicho en declaraciones a la Cadena SER.

En su caso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no se ha referido a Vox pero ha condenado "radicalmente" la agresión que se produjo en Madrid el domingo en el barrio de Malasaña. En declaraciones a los medios ha alertado, además, de que este caso es "gravísimo por el trato que se ha dado" a la víctima.

Vox, por su parte, ha condenado la agresión homófoba de Madrid por boca del diputado Javier Ortega Smith. En declaraciones a TVE, ha dicho que condenaba "sin paliativos" los hechos, pero ha hecho hincapié en la "violencia política" que, ha dicho, se ejerce contra su partido. El diputado, además, ha aprovechado la ocasión para mezclar a la inmigración ilegal. "La violencia tiene una causa directa en estos momentos en España con la entrada masiva de inmigración ilegal", ha asegurado sin aportar ningún fundamento.

stats