Política 05/02/2022

Laura Borràs, Roger Torrent y la desobediencia: ¿vidas paralelas?

Los dos expresidentes del Parlament se han tenido que enfrentar con dos años de diferencia a la misma situación

1 min
La presidenta del Parlamento , Laura Borràs, recibe de manso del expresidente Roger Torrent la tradicional carta de Francesc Farreras, después de su proclamación

BarcelonaCon dos años de margen, Torrent y Borràs se han encontrado en la misma situación: la amenaza de la JEC para desposeer del escaño a un diputado. Han intentado defenderlo, pero el resultado ha sido el mismo.

1.
Sentencia y primera reacción
Quim Torra i Pau Juvillà a l'entrada del TSJC

Roger Torrent

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) inhabilita a Quim Torra por haber mantenido colgada en el Palau de la Generalitat una pancarta con el lazo amarillo. La sentencia no es firme y todavía se puede recurrir. Entonces pocos imaginan que la Junta Electoral se activará para desposeerlo del escaño. La noticia queda en un segundo plano porque es el mismo día que la justicia europea da la razón a Oriol Junqueras en el asunto de su inmunidad.

Laura Borràs

El mismo tribunal inhabilita a Pau Juvillà por no haber descolgado unos lazos amarillos de su despacho municipal en Lleida. A diferencia de Torra, entonces ya todo el mundo tiene en cuenta que la Junta Electoral puede actuar. Borràs es consciente de ello y ese mismo día se pronuncia en estos términos: “Hasta que no haya una sentencia firme que se tenga que ejecutar, Pau Juvillà es diputado del Parlament”. Es decir, considera que la JEC no es competente.

2.
La JEC presiona
Muntatge Torrent-Torra i Borràs-Juvillà

Roger Torrent

No hay sentencia firme, pero la Junta Electoral mueve ficha para que se le retire el escaño a Torra. Lo hace primero el 3 de enero dejando sin efecto su credencial de diputado. El 10 de enero la Junta Provincial lo destituye directamente del escaño. Torrent reacciona así: “El president Torra sigue siendo diputado del Parlament de pleno derecho. La Junta Electoral no es competente para adoptar esta decisión”.


Laura Borràs

En este caso la JEC también presiona más de una vez. El 20 de enero ordena retirar el escaño de Juvillà. Borràs asegura que protegerá “los derechos de todos los diputados para garantizar los derechos y las libertades de sus electores”. El día 27 la JEC le da cinco días a la presidenta para hacerlo advirtiendo de que, si no, habrá “consecuencias jurídicas”. Esto dispara la presión sobre la cámara. El soberanismo, pero, se mantiene firme.

3.
El Parlament intenta defenderse
La mesa del Parlament de la passada legislatura i l'actual

Roger Torrent

Cuando la JEC se mete, el Parlament intenta defenderse. En primer lugar, la cámara celebra un pleno para reafirmar a Torra en el cargo y acusa al órgano electoral de “golpe de estado”. En paralelo, la mesa presenta un recurso ante el Tribunal Supremo (TS) defendiendo “los derechos” de Torra. Intenta, por la vía del TS, frenar a la JEC. En este punto, un informe de los letrados mantenía que Torra seguía siendo president.

Laura Borràs

El Parlament convoca la comisión del Estatuto del Diputado en dos ocasiones para ratificar el acta de Juvillà y presenta alegaciones a la JEC. Además, Borràs activa la vía del recurso al Supremo, como había hecho Torrent, pero la somete a votación del pleno. Son las dos novedades que reivindica JxCat. Borràs también planteó la paralización de la cámara, a pesar de que se quedó en una recomendación.


Borràs, Torrent y Juvillà, durante el acto de Òmnium en el Col·legi de Periodistes
4.
El desenlace: Torra y Juvillà, sin escaño
Plens del Parlament

Roger Torrent

El Supremo rechaza suspender cautelarmente la inhabilitación dictada por la JEC, que envía un requerimiento a Torrent para que de forma “inmediata” desposea a Torra del escaño. El 27 de enero todo estalla: el secretario general, Xavier Muro, da instrucciones a los servicios de la cámara para retirar el acta argumentando que la decisión del TS lo cambia todo. Torrent comunica al pleno que no contabilizará el voto de Torra para “garantizar la validez de las votaciones”. El president ya no tiene escaño.

Laura Borràs

A diferencia del caso Torra, el Supremo todavía no se ha pronunciado –precisamente el alto tribunal concluyó en el caso del ex president que las resoluciones de la JEC son ejecutivas–. El 3 de febrero, la secretaria general del Parlament, Esther Andreu, da la orden de retirar el escaño de Juvillà argumentando que los funcionarios podrían estar en riesgo. En el pleno, Borràs no acepta el voto delegado de Juvillà a pesar de que asegura que es por otros motivos que el resto de grupos no se creen.


stats