Sociedad 18/05/2021

Colau estudia eliminar vuelos cortos para hacer innecesaria la ampliación del aeropuerto y reducir emisiones

El futuro sobre la infraestructura divide al gobierno de 'comuns' y socialistas

3 min
Aeropuerto del Prat

BarcelonaReducir el número de viajes en avión, sobre todo los cortos que tienen un equivalente eficiente en tren, para hacer frente a la emergencia climática. Fue una de las reivindicaciones de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una cumbre mundial de ciudades en octubre de 2019, antes de que el covid lo cambiara todo y eclipsara cualquier debate no sanitario. El objetivo, sin embargo, continúa aquí: está incluido en la declaración de emergencia climática de la ciudad, y ahora que Aena se apresura a tomar una decisión sobre el proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat, el gobierno de Colau ha querido poner cifras a esta posible reducción de vuelos para ver si la infraestructura sería viable sin la tercera pista y qué grado de reducción de emisiones se podría lograr. Un estudio encargado por el consistorio a Barcelona Regional propone, a corto plazo, eliminar la conexión aérea con Valencia, que se considera que ya tiene una muy buena cobertura ferroviaria y poca demanda de vuelos de conexión, y reducir hasta un 66% el número de aviones entre Barcelona y Madrid. Los que se eliminarían serían aquellos que tienen menos de un 30% de pasajeros que van o vienen para enlazar con otro vuelo.

Dos medidas que, como ha avanzado La Vanguardia, permitirían eliminar 12.941 vuelos y pasar más de dos millones de pasajeros del avión a los trenes de alta velocidad. "Hacia aquí es hacia donde tenemos que ir: reducción de vuelos cortos y potenciar el transporte sostenible", defiende la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz. Pero el futuro de la infraestructura es uno de aquellos temas espinosos para el gobierno de 'comuns' y socialistas y este martes la formación de Manuel Valls se ha encargado de sacar a relucir las discrepancias en la comisión de Urbanismo pactando con el PSC un texto que defiende desencallar la ampliación propuesta por Aena cuanto antes mejor, por el impacto social y económico del aeropuerto.

La teniente de alcalde socialista Laia Bonet ha defendido que "no es incompatible" ampliar el aeropuerto y seguir trabajando en un cambio en la demanda para fomentar el tren: "El tren no sustituirá al avión y renunciaremos a la opción de convertirse en un hub internacional", ha señalado Bonet. Los 'comuns', en cambio, han defendido evitar la "dicotomía" entre ecología y economía y la comisión ha rechazado apoyar al plan de Aena porque ERC también ha votado en contra de la propuesta de Valls y JxCat se ha abstenido.

Estudios con dos fases

El estudio de Barcelona Regional ha analizado 15 rutas aéreas desde Barcelona que se pueden hacer en tren en menos de siete horas –11 dentro del Estado y cuatro de enlace con Francia– y que, en 2019 (antes del covid), movieron 9,6 millones de personas, un 19% de la actividad del aeropuerto. Y fija un escenario a corto plazo, que es eliminar la conexión aérea con Valencia y reducir un 66% los vuelos con Madrid, y uno de alcance más largo, para 2030, que confía en mejoras ferroviarias como completar Corredor Mediterráneo y las conexiones con Francia para aplicar restricciones también a las conexiones aéreas con ciudades españolas como Granada o Málaga, y con ciudades francesas como París o Marsella.

En total, se estima que se podrían eliminar hasta 40.000 vuelos entre Barcelona y estas 15 ciudades y que 5,8 millones de pasajeros pasarían al tren. En cuanto a las emisiones, se calcula que se evitarían unas 462.087 toneladas de CO2. Los autores del informe apuntan, sin embargo, que se tendría que estudiar ruta por ruta y evaluar el impacto que las medidas pueden tener sobre el aeropuerto como hub.

El estudio apunta a que con el cambio del avión por el tren los usuarios verían cómo sus trayectos se alargan entre una y tres horas, lo cual se tiene que interpretar como un coste económico en la movilidad laboral, pero que según se constata no tiene una afectación tan notoria en el caso de los enlaces con Valencia y Madrid, que es por donde se plantea empezar.

Las 15 conexiones aéreas que Barcelona estudia reducir


Valencia

Alicante

Granada

Málaga

Sevilla

Madrid

Valladolid

León

Burgos

Bilbao

San Sebastián

Toulouse

París

Lyon

Marsella


stats