Sociedad 24/11/2021

El aumento de contagios ya afecta a los centros de salud y a los hospitales

El comité de asesores del Govern también apostaba por ampliar el pasaporte covid a teatros y cines

5 min
Un enfermo de coronavirus  a UCI

BarcelonaEl crecimiento de la pandemia en Catalunya ya es innegable: la curva de contagios empezó a crecer para el puente de Todos los Santos, a principios de mes, y veinte días después ya se diagnostican 7.758 casos nuevos a la semana, es decir, más de un millar de positivos diarios de media. Y este aumento de nuevas infecciones ya repercute en el sistema sanitario. En la atención primaria se han hecho 9.000 visitas relacionadas con el covid en las últimas 24 horas, unas 41.000 en la última semana. En los hospitales catalanes la cifra de ingresados por el virus también ha crecido un 60% en una semana y este miércoles ya hay 565 hospitalizados (48 más respecto a ayer), 127 de ellos atendidos en las unidades de cuidados intensivos (UCI), ocho más que el martes. La gran mayoría son pacientes mayores de 50 años. Con todo, y si bien ha admitido preocupación por “el incremento importante” de actividad sanitaria dedicada al coronavirus desde el fin de semana en todo el país, la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, ha asegurado que el impacto de este nuevo embate es bastante más bajo que el de oleadas anteriores. "De momento tiene un comportamiento similar al de la quinta oleada, lo cual refuerza la idea de que la vacunación es muy útil para prevenir la severidad de la enfermedad y las muertes", ha afirmado.

También los datos de mortalidad, que han repuntado esta semana, son bajas si se comparan con las de otras oleadas, como ha subrayado Cabezas. En los últimos siete días se han registrado 27 víctimas mortales, casi cuatro defunciones diarias de media, pero según datos del departamento de Salud la letalidad del virus (el número de infectados por covid que acaban muriendo) se ha ido desplomando a cada oleada: ha pasado del 21% de la primera, al 2% de la tercera y al 0,7% de la quinta. La cifra actual es muy provisional y se sitúa en el 0,3% de los casos, y por eso Salud ha vuelto a hacer un llamamiento a las personas que todavía no se han vacunado, un 16% de la población mayor de 12 años, porque es la forma más "útil" de prevenir las consecuencias graves de la infección.

Si las hospitalizaciones aumentan es porque hay más transmisión del virus y las vacunas no son infalibles, pero no porque hayan perdido eficacia protegiendo de los contagios severos. Cabezas ha señalado que, respecto a los que están inmunizados con pauta completa, las personas no vacunadas tienen hasta 3 veces más riesgo de contagiarse, 2,3 veces más riesgo de acabar hospitalizados y 4,2 veces más probabilidades de entrar en una UCI. Además, el escenario de tener que ingresar en un centro sanitario se dispara todavía más, en 18 veces, si la persona no vacunada tiene entre 60 y 79 años. Si se toma como referencia toda la población mayor de 50 años, que es el colectivo con más riesgo de sufrir la enfermedad de manera severa, se constata que tienen hasta tres veces más probabilidades de acabar hospitalizados y cinco veces más riesgo de entrar en la UCI que los vacunados de la misma edad.

Para evitar que el repunte de casos se descontrole y haya más casos graves en los hospitales, Cabezas ha pedido limitar las interacciones sociales y extremar las precauciones para frenar los contagios ante la proximidad del puente de la Purísima, las cenas de empresa y las fiestas de Navidad. Es decir, llevar mascarilla, priorizar espacios muy ventilados y reunirse con el grupo burbuja o con las personas con quienes se tiene "mucha relación”.

Pendientes del pasaporte covid

El Govern quiere hacer obligatorio el pasaporte covid para entrar a los interiores de bares, restaurantes y gimnasios, y para garantizar las visitas seguras a las residencias de gente mayor. A la espera del aval judicial –la medida limita solo al 16% de la población, los no vacunados, pero afecta derechos fundamentales y hace falta la autorización del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC)–, el ejecutivo confía que esta restricción entre en vigor el viernes a partir de la medianoche. De hecho, la secretaria de Salud Pública ha confirmado que este mismo miércoles se remitirá el informe al tribunal, donde se argumentará la necesidad de desplegar la medida.

La epidemióloga y presidenta del comité científico asesor del covid del Govern, Magda Campins, que ha acompañado a Cabezas en rueda de prensa, ha admitido que la propuesta de los expertos preveía que el pasaporte covid afectara de forma temporal más ámbitos de los que finalmente planteará la Generalitat a la justicia. En concreto, y según este documento de los expertos, también se tendría que haber extendido al sector cultural (teatros, cines y conciertos) y sanitario (trabajadores de hospitales, atención primaria y sociosanitarios). "El nuestro es un documento de máximos para cortar las cadenas de transmisión, pero somos conscientes de que no es fácil de implementar. No solo depende del Govern, sino del TSJC, que lo tiene que aprobar", ha argumentado la experta, que defiende que si empeora la situación epidemiológica sí que habrá que extender la restricción a estos sectores.

Las recomendaciones del grupo de expertos que lidera Campins se articulan entorno a tres indicadores: si crece la incidencia acumulada a 14 días, si el porcentaje de tests de antígenos positivos supera el 4% y si la atención primaria hace más de 10.000 visitas al día. Y la interpretación de los tres a la vez da lugar a tres niveles de alerta de contagio, a partir de los cuales las autoridades tendrían que tomar medidas. El nivel bajo, que es el escenario de Catalunya hasta hace pocas semanas, incluiría únicamente el uso del pasaporte covid para entornos como el ocio nocturno y los actos sociales donde hay baile. El nivel moderado mantendría estos usos y lo extendería a todo tipo de acontecimientos con más de 500 personas. Y el nivel alto, que es el que quiere aplicar ahora el Govern, lo ampliaría también a espacios de riesgo como la restauración, los gimnasios y el sector cultural. De momento, sin embargo, el Govern no ha incluido al sector cultural en esta nueva restricción.

En estos momentos Catalunya tiene una incidencia acumulada a 14 días de 165 casos por cada 100.000 habitantes y un porcentaje de tests positivos del 8,46% y se acerca a las 10.000 visitas diarias en la atención primaria. Así, y según el comité científico asesor, está en una situación de riesgo alto de transmisión. "Sobre si [el certificado obligatorio] será suficiente o no [para frenar la transmisión], nosotros pensamos que puede ayudar, junto con el resto de medidas, como el uso de la mascarilla", se ha limitado a decir Cabezas. Pero el departamento de Salud lo ha apostado todo al aval del tribunal, puesto que no hay ningún plan B. "Hemos empezado por pedirlo en estos tres ámbitos claros y delimitados porque sabemos que están asociados a un riesgo alto de contagio", ha resumido Cabezas.

stats