Sociedad 16/07/2021

Una colilla de cigarrillo, la principal hipótesis del origen del fuego de Llançà y Port de la Selva

Las llamas han quemado unas 140 hectáreas, hay tres heridos leves y se han evacuado por precaución 180 personas

4 min
Una imagen del incendio de Llançà acercándose a las casas

Una setentena de dotaciones, 57 terrestres, 15 aéreas y dos hidroaviones, trabajan para apagar el incendio entre Port de la Selva y Llançà, que ha empezado cerca de la urbanización Cau del Llop. A las nueve de la noche ya había quemado unas 140 hectáreas, la mayoría dentro del Parque Natural del Cap de Creus. El inspector en jefe de los Agentes Rurales, Toni Mur, ha recalcado que están investigando las causas del fuego pero que la principal hipótesis es que habría empezado con un colilla de cigarrillo que lanzada a la carretera entre Port de la Selva y Llançà, cerca de la urbanización Frener. "La policía científica se la ha llevado para mirar si hay rastro de ADN", ha indicado Mur, que también ha añadido que lo han podido averiguar gracias a un vídeo del inicio del incendio y que estipula el origen en un radio de 20-25 metros, que es donde han encontrado los restos del pitillo. Precisamente, este también fue el origen del fuego de 2012 en el Alt Empordà, que afectó a casi 14.000 hectáreas de 18 municipios, causó dos muertos y estuvo activo durante seis días. 

Los bomberos se centran ahora en intentar controlar las llamas, que podrían incendiar un potencial de 300 hectáreas. Por precaución, se han desalojado a unas 180 personas de Llançà y de Port de la Selva, que vivían en urbanizaciones cercanas a la zona incendiada. Según los cuerpos de emergencias, no está previsto que puedan volver a sus casas a corto plazo y se les ha ofrecido alojamientos alternativos. Además, hay tres personas heridas: dos bomberos con heridas leves y un voluntario de la agrupación de defensa forestal que ha sufrido un golpe de calor.

El incendio ha empezado a la una y media de la tarde en la carretera entre Port de la Selva y Llançà y rápidamente los cuerpos de emergencias se han movilizado para controlarlo. Los bomberos han alertado de que es un "gran incendio" no tanto por su extensión sino por el comportamiento que está teniendo desde que se ha originado, porque está actuando con "virulencia" y provocando focos secundarios. Además, se están complicando las tareas de extinción por las fuertes rachas de tramuntana. El cuerpo de emergencias continuará trabajando toda la noche con líneas de agua, puesto que los medios aéreos no podrán volver a sobrevolar la zona hasta que vuelva la claridad.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha hecho un llamamiento a "extremar las precauciones" y ha asegurado que las próximas horas "son importantes para poder actuar e impedir que se amplíe el perímetro del fuego", a pesar de las condiciones metereológicas adversas.

La tramuntana empuja el fuego de Llançà.

Todo a favor para avanzar

El fuego ha empezado en la urbanización Cau del Llop, ha subido muy rápido por la vertiente del Puig de la Borda y ha avanzado hacia el valle de Santa Creu, hasta el Puig Vaquer. El gran peligro es que las llamas salten el puerto del Perer, que conecta con la sierra de Estela y la sierra de Verdera, y que es el punto más crítico. A media tarde, los bomberos han conseguido echar líneas de agua hasta este punto, que está en el flanco derecho. El flanco izquierda, según los bomberos, quema a baja intensidad y la cabeza avanza descendiendo, a unos 200 metros del valle de Santa Creu.

Es una zona de difícil acceso terrestre y es donde se están concentrando muchos de los esfuerzos de los medios aéreos con descargas continuas para evitar que el fuego avance. La mayoría de vegetación de este espacio es broza, con estepas, brezos, y algunos olivos antiguos, pinos y encinas. Según las primeras estimaciones de los Agentes Rurales, el incendio afecta más de 93 hectáreas, el 95% de las cuales forman parte del Parque Natural del Cap de Creus.

Además, el Servicio Catalán de Tránsito ha cortado cuatro carreteras: la Gi-612 en Port de la Selva, la Gi-613 entre Roses y Port de la Selva, la GIP-6041 en Vilajuïga y la GIV-6121 en Port de la Selva. Protección Civil también ha activado la Alerta del Plan especial de emergencias por incendios forestales.

Uno de los desalojados es Santiago Puigdelabellacasa, residente en la urbanización de Santa Isabel, en el término municipal de Port de la Selva. Dice que confía poder volver por la noche a casa porque la tramuntana hace que el fuego avance en dirección contraria. Ha explicado al ARA que hacia las 13.15 h ha visto dos pequeños incendios a ambos lados de la carretera, "aparentemente sin conexión entre si", y que cuando ha llamado a los Bomberos ya estaban al corriente. Según el 112, se han recibido casi 200 avisos alertando de las llamas.

Las condiciones para hacer frente al incendio de Llançà y el Port de la Selva no serán nada buenas. El viento de norte continuará durante la tarde y el anochecer, sin soplar con rachas fuertes pero sí de manera insistente con golpes que superarán en muchos momentos los 30 km/h. Esto será así hoy y todo mañana. Es posible que incluso mañana por la tarde la tramuntana se pueda reforzar algo más. Y, todo ello, en un contexto de subida clara de la temperatura. Hoy el termómetro ha subido un par de grados más que ayer en la zona, y mañana el calor continuará aumentando, informa Miquel Bernis.

De hecho, buena parte del Alt Empordà –en especial la zona del Parque Natural– es el área de Catalunya marcada con mayor riesgo de incendio hoy y, por eso desde este mediodía estaban cerrados los accesos al Parque Natural del Cap de Creus y el Paraje Natural de la Albera.

Imagen del incendio de Llançà
Afectación al tránsito debido al incendio
  • Carreteras cortadas G-612 Port de la Selva G-613 Rosas-Port de la Selva GIP-6041 Vilajuïga GIV-6121 en el Port de la Selva
Una imagen del incendio de Llançà
stats