Sociedad 08/04/2021

España vacunará con AstraZeneca a las personas de entre 60 y 69 años

Sanidad decidió ayer dejar de utilizar esta vacuna con los menores de 60

4 min
La vacuna De ôxford AstraZeneca

MadridEl ministerio de Sanidad ha decidido este jueves incrementar hasta los 69 años el tope para la vacunación con AstraZeneca, que hasta ahora si situaba en 65 años. Esta decisión viene tan solo un día después de que se decidiera restringir el uso de esta vacuna en la población menor de 60 años. Estas modificaciones del protocolo llegan después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) asumiera que los casos de trombosis pueden ser un efecto secundario de AstraZeneca en casos muy excepcionales que han afectado sobre todo a mujeres de menos de 60 años, a pesar de que no se han podido constatar de momento factores de riesgo específicos. 

El ministerio de Sanidad y la mayoría de las comunidades acordaron ayer por la noche parar la vacunación con la vacuna de Oxford a la gente de menos de 60 años y solo administrar dosis –de momento– entre los 60 y 65 años por el "principio de precaución". "A partir de mañana continuaremos con la administración de la vacuna de AstraZeneca, pero a personas de más de 60 años", señaló la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

El ministerio tendrá que decidir también si se administrará o no la segunda dosis de la vacuna a las personas de menos de 60 años que ya habían recibido la primera, pero no parece que la decisión tenga que ser inmediata. “Hay tiempo hasta mayo" para decidirlo, ha asegurado Darias esta mañana, cuando ha lanzado un llamamiento a la tranquilidad: “Las vacunas son seguras”.

La comisión de salud pública tiene encima de la mesa la posibilidad de dejar con una sola dosis a las personas de menos de 60 años –Darias ha recordado que supone una inmunización del 70%– o bien optar por acabarlas de vacunar con una dosis de otra farmacéutica, como se está estudiando en el Reino Unido a raíz de los problemas con AstraZeneca.

Criterio parecido en Francia y Alemania

Dejar de administrar la vacuna de AstraZeneca a personas de menos de 60 años es la misma decisión que ya tomó Alemania a finales de marzo, cosa que supone una inversión del criterio inicial. Francia y Bélgica también administran solo el preparado anglo-sueco a mayores de 55 años, mientras que el Reino Unido ha dicho que ofrecería una alternativa a los menores de 30 años.

AstraZeneca se empezó a administrar en el Estado solo a trabajadores esenciales de menos de 55 años y después el tope se elevó hasta los 65. De hecho, la pasada semana se amplió a las personas que todavía trabajan en estos colectivos y que superen esta franja de edad. Ahora será la comisión de salud pública la que decidirá qué se hace a partir de los 65 años. La decisión de ampliar el tope supone que los trabajadores esenciales de entre 56 y 60 años que no han recibido la vacuna la última semana ya no podrán tener acceso a ella, porque los criterios se cambiaron hace muy poco.

Campaña de vacunación masiva, contra el covid, en Sant Andreu, Barcelona

La titular de Sanidad elevó el miércoles la última propuesta de suspender la vacunación a menores de 60 años al Consejo Interterritorial de Salud, y fue aceptada enseguida por la mayoría de las comunidades autónomas, sólo con el voto en contra de Madrid y la abstención del País Vasco y Ceuta. Catalunya votó a favor, según han explicado al ARA fuentes presentes en la reunión, que duró hasta muy entrada la noche. A efectos prácticos, quiere decir que continuará la vacunación masiva de personas de entre 60 y 65 años que había empezado en comunidades como Catalunya.

La decisión llega después de que la EMA haya concluido que los trombos pueden ser un efecto secundario de la vacuna en casos muy raros y que los ministros de Sanidad de la Unión Europea no hayan conseguido ponerse de acuerdo para tener una estrategia coordinada. La consellera de Salud, Alba Vergés, ha defendido la decisión que finalmente adoptará España, pero considera que llega tarde. En un mensaje de audio trasladado a la prensa después de la reunión, se mostró "sorprendida" por "el ir y venir del estado español" con la decisión de vacunar primero a los trabajadores esenciales y no por franjas de edad, para "acabar en el lugar que siempre se ha defendido desde Catalunya".

En la otra cara de la moneda se sitúa la Comunidad de Madrid, que ha comunicado que de momento acata la decisión y anulará las citas que tenía, unas 600 personas de menos de 60 años para mañana por la tarde, pero que considera que la decisión de España no se basa en las conclusiones del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia Europeo (PRAC).

A raíz de la advertencia de un asesor de la agencia, la consejería de Sanidad de Castilla y León decidió el miércoles por la mañana suspender cautelarmente la vacunación contra el covid-19 con AstraZeneca a la espera de la decisión del Consejo Interterritorial de Salud, pero este jueves ya se han retomado. Castilla y León también fue el primer territorio del Estado que inmovilizó vacunas de AstraZeneca a principios de marzo después de identificar algunos casos de trombosis entre personas que habían sido vacunadas en algunos países europeos.

stats