Internacional 07/04/2021

La EMA concluye que los trombos pueden ser un efecto secundario de AstraZeneca en casos muy raros

El regulador, sin embargo, reitera que el fármaco es seguro porque los beneficios superan los riesgos

2 min
La directora de la Agencia  Europea del Medicamento, Emer Cooke.

BruselasLa vacuna de AstraZeneca puede provocar trombosis como efectos secundarios "muy inusuales". Después de semanas de altibajos, informaciones y políticas contradictorias ante la presunta relación entre las dosis desarrolladas por el laboratorio de Oxford y algunos caso de trombosis detectados en diferentes países, esta es la conclusión de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que ha vuelto a comparecer este miércoles después de que el martes uno de sus expertos afirmara en una entrevista al diario italiano Il Messaggero que hay un vínculo entre la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca y los casos de trombosis. Aún así el regulador sigue defendiendo firmemente el uso de este fármaco.

"El coronavirus es una enfermedad muy seria y tenemos que utilizar todas las vacunas de las que disponemos", ha espetado Cooke. En su comunicado, la EMA insiste en que el covid-19 implica un alto riesgo de hospitalización y muerte mientras que los casos de trombosis son "muy raros". Por eso, insiste en que los "beneficios generales de esta vacuna superan los riesgos de efectos secundarios".

Así pues, la EMA recomienda seguir administrando esta vacuna pero también recomienda a los profesionales de la salud y a las personas que reciben la vacuna que "sean conscientes de la posibilidad de que se produzcan casos muy raros de coágulos sanguíneos combinados con niveles bajos de plaquetas sanguíneas durante las dos semanas siguientes a la vacunación".

La conclusión de la EMA llega después de estudiar casos producidos hasta el 22 de marzo, cuando se había vacunado a 25 millones de personas con AstraZeneca en la Unión Europea y el Reino Unido. Son 62 casos de trombosis venosa cerebral y 24 casos de otro tipo de trombosis. De todos estos, 18 fueron mortales. La mayoría, dice el regulador, son mujeres menores de 60 años que habían recibido la vacuna dos semanas antes, pero concluye que todavía no hay evidencia suficiente sobre factores de riesgo específico como por ejemplo el género y la edad.

La primera quincena de marzo, una veintena de países europeos suspendieron abruptamente la campaña de vacunación con los viales de la farmacéutica anglosueca después de que gobiernos como el de Alemania o Noruega detectaran hasta una treintena de casos de trombosis grave en personas que se habían vacunado. Después de la alarma que despertó esta situación, la EMA compareció de urgencia para defender la seguridad "y eficacia" de la vacuna. Entonces Cooke ya dejó claro que el trabajo del regulador era seguir vigilando la aplicación de la vacuna, tanto la de AstraZeneca como cualquier de las otras contra el coronavirus que se han aprobado por un proceso acelerado.

La EMA siempre ha reiterado que los beneficios del fármaco superan los riesgos porque el número de casos de trombosis detectados hasta ahora son un porcentaje mínimo junto al número total de personas vacunadas. De hecho, se ha vacunado a 25 millones de personas con estas dosis y los casos de trombosis grave son decenas. Aún así, el regulador puso a trabajar a un equipo de expertos como por ejemplo hematólogos, neurólogos y epidemiólogos que han estado estudiando los datos a lo largo de los últimos días.

stats