Turismo
Sociedad 11/08/2022

Una confusión tipográfica con el pasaporte te puede dejar sin vacaciones

La alerta de un viajero que no pudo volar a EE.UU. destapa un problema con la O y el 0

3 min
Dos pasaportes españoles.

Barcelona“Las últimas remesas de pasaporte en España empiezan por PAO, pero la tipografía está llevando a confusión ya que parece que sea PA0. Mucho cuidado, sobre todo si viajas a Estados Unidos. Te puedes quedar en tierra”. Es el mensaje que compartió hace dos días en Twitter el usuario Nacho Carretero y que ha destapado un problema con la letra O y el número 0 de los nuevos pasaportes. Él había rellenado el formulario ESTA que pide EE.UU. para poder volar como turista y que se tiene que tener para coger cualquier avión que aterriza allí. Pero al llegar a la puerta de embarque descubrió la confusión tipográfica: él había escrito PA0 cuando lo que consta oficialmente en su pasaporte es PAO. Como el ESTA no coincidía con el pasaporte, no pudo volar.

El hilo de tuits

“Afortunadamente el ESTA se aprueba con bastante rapidez, no acostumbran a tardar más de una hora. Pero si tienes muy mala suerte como yo y no descubres el error hasta llegar a la puerta de embarque, te puedes quedar tirado”, ha advertido Carretero, que ha dicho que esta confusión demuestra “la importancia del diseño”. Según él, “la manera de mostrar las oes y los ceros de la tipografía escogida para el pasaporte está provocando multitud de vuelos perdidos, costes inesperados y frustraciones muy molestas”. Carretero ha alertado: “El tema del PAO/PA0 nos está dejando en tierra a más de uno, ¡miradlo bien!”

Después de que el hilo de tuits que publicó este viajero haya tenido mucho eco, se ha hecho evidente que su caso no es único. Múltiples personas que han leído el mensaje han explicado que han sufrido el mismo problema en las últimas semanas. Le pasó hace un mes, en julio, en el aeropuerto de El Prat de Barcelona, a un pasajero contactado por el ARA. Se iba de vacaciones con su pareja y su hijo con un vuelo directo a Washington. A pesar de que llegaron al aeropuerto con tres horas de margen, tuvieron que hacer mucha cola y cuando les atendieron en el mostrador faltaba media hora para embarcar. Entonces supieron que habían escrito mal el pasaporte del niño, que es de este año, cuando habían hecho la petición del ESTA. En este caso el pasaporte empieza por PAO seguido de un 0, pero ni así es fácil de diferenciar la letra del número.

Este viajero ha asegurado que la diferencia entre la O y el 0 es casi “imposible de ver” si en lugar de mirar el número impreso se hace con el de puntitos del mismo pasaporte. Cuando lo descubrieron, enseguida hicieron una nueva solicitud para obtener la ESTA con el pasaporte correcto, pero el avión salió antes de que EE.UU. hubiera aprobado el trámite. Aun así, la aerolínea, que se ha acostumbrado a ver este problema con los nuevos pasaportes, les recolocó al día siguiente de madrugada en otro vuelo, aunque entonces tuvieron que hacer escala. No se quedaron sin vacaciones, pero las atrasaron unas cuántas horas por la confusión tipográfica.

Primera respuesta oficial

El rebomborio que ha provocado esta alerta los últimos dos días ya ha tenido una primera reacción oficial: el consulado general de España en Manchester ha avisado a su cuenta de Twitter que, si te has renovado el pasaporte hace poco, recuerdes que son tres letras y seis números. “Por lo tanto, si empieza por PAO, es una letra O y no un número 0”, ha dejado claro.

Respuesta del Consulado General de España en Manchester

La embajada de EE.UU. en Madrid también ha respondido el hilo de tuits de Carretero y ha insistido que “es muy importante indicar correctamente el número de pasaporte”.

Tuit de la embajada de los EE.UU. en Madrid

David es uno de los turistas que se ha dado cuenta que había cometido este error a raíz de los casos que se han conocido. Él tiene que viajar dentro de pocos días a EE.UU. para hacer escala y ya había rellenado el formulario ESTA con PA0 en lugar de PAO: “He tenido que volver a hacer el trámite y pagarlo de nuevo porque no había manera de cambiar la ESTA”. En su caso uno de los dígitos del pasaporte, que ha renovado este julio, es un cero, pero tampoco sospechó que hubiera confundido la tercera letra por un número. “Vi la P y la A, y entonces pensé que el resto eran números”, ha explicado David al ARA, que ha admitido que por suerte se ha dado cuenta unos días antes de coger el avión, “porque probablemente no habría podido volar”.

stats