Sociedad 09/10/2021

Contrabando de certificados covid falsificados por 150 euros

La obligación de enseñar el pasaporte para entrar en discotecas abre las puertas a la picaresca

4 min
Certificat covid  para entrar en  las discotecas

BarcelonaUn miembro de un grupo de Telegram con más de 2.400 personas, en que se han hecho convocatorias de botellones durante las últimas semanas, envía el siguiente mensaje: “Hacemos certificados covid con dos vacunas. Escríbeme para más información”. Otro usuario le responde que es más fácil vacunarse, pero él le cuestiona si sabe qué ponen en las dosis y asegura que llevan “mucha mierda”. En una conversación con otro, se atreve a decir que las vacunas son gratis porque matan. “Lávate los ojos, amigo”, añade. El discurso negacionista del falsificador de pasaportes covid aparentemente no acaba de captar la atención de los miembros del grupo, pero si le mandamos un mensaje privado, nos explica que puede hacerte un certificado por 550 euros.

El contrabando de pasaportes covid ha cogido notoriedad desde que este documento es obligatorio para entrar en las discotecas catalanas –hasta ahora, en Catalunya, solo se necesitaba para viajes internacionales–. Hace una semana, antes de que reabriera el ocio nocturno, los Mossos d'Esquadra alertaron de que se habían detectado grupos en Telegram “que ofrecen el certificado de la vacuna del covid o de una PCR negativa de forma ilegal”. La policía redirige a un aviso de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), que enseña otro grupo de la misma aplicación que asegura que también puede falsificar los documentos. Allá se pide contactar con un usuario de Telegram. Cuando hablamos con él, agradece que quieras “ser parte del equipo de resistencia” y “decir no a la vacuna venenosa”. En cuanto al pasaporte, responde que vale 150 euros.

A pesar de las diferencias de precio, las dos ofertas de certificado covid coinciden en una cosa: el pago solo se puede hacer con criptomoneda. Los usuarios dan instrucciones detalladas por si se desconoce como funciona y manifiestan que, una vez se haya abonado el importe, se recibirá el pasaporte en un máximo de 48 horas. Antes se piden algunos datos personales, como por ejemplo el nombre y los apellidos, la fecha de nacimiento, el número de DNI o Seguridad Social y un correo electrónico. Pero cuando se pregunta qué garantías dan de que el pasaporte llegará y que servirá para entrar en las discotecas, los dos usuarios utilizan la misma estrategia: envían un ejemplo de un certificado. Uno es aragonés y el otro francés.

Cuando comprobamos los dos códigos QR con la herramienta Verificacovid.gencat.cat , que es la web que usan los locales de ocio nocturno catalanes para comprobar la autenticidad de los pasaportes, los dos documentos obtienen validaciones verdes: por lo tanto, teóricamente son correctos. Pero el nombre que aparece no es el que pone en el DNI del usuario que lo ha pedido, lo que los dos falsificadores de Telegram aseguran que solo pasará cuando les pagas los 150 o los 550 euros. La clave de esto es si las discotecas pedirán el DNI a todos los clientes, porque si no lo hacen, se puede acceder con el certificado covid de otra persona.

De momento“residual”

En la primera noche de reapertura de los locales los porteros pedían el pasaporte y el documento de identidad, pero esto provocó colas. La patronal Fecasarm ha admitido que en el estreno hubo “algunos problemas técnicos” por la verificación de los códigos QR porque “ había muchas personas que no tenían el certificado y a otros la web no se lo leía”. Se desconoce si los que obtuvieron validaciones rojas fueron porque habían intentado entrar con un certificado covid falsificado. Consultados por el ARA, los Mossos explican que antes del regreso de las discotecas habían detectado pocos casos de pasaportes fraudulentos, motivo por el que de momento lo califican de fenómeno “residual”.

A pesar de esto, desde la Oficina de Seguridad del Internauta alertan del peligro que implica haber facilitado datos personales a los usuarios de Telegram que ofrecen certificados covid o hacerles algún pago. La OSI asegura que las personas que lo hayan probado “se han convertido en víctimas de un fraude”, ya que tampoco “hay garantías” de que se llegue a recibir el documento. De hecho, los Mossos también avisaban esta semana de la dificultad para aclarar la trazabilidad de las operaciones con bitcoins, que es el único sistema de pago que aceptan los falsificadores de pasaportes.

Poco impacto en las vacunaciones

La Fecasarm ha expuesto que los jóvenes tienen interés para vacunarse para obtener el certificado covid y preguntan si pueden acceder a los locales el mismo día que han recibido la dosis –lo que no sirve porque se tienen que esperar dos semanas–. Pero hasta ahora no se ha notado un impacto en las vacunaciones de las franjas de menos de 30 años . Según los datos de Salud, a finales de septiembre el 73% de los jóvenes de entre 16 y 19 años tenían la pauta completa, y en la franja de los 20 a los 29 años no llegaban al 63%. Ahora, 15 días más tarde, más del 75% de los que tienen entre 16 y 19 años ya llevan la pauta completa, y entre los 20 y 29 años son menos del 65%. Por lo tanto, a pesar de que los porcentajes han crecido dos puntos, la reapertura de las discotecas no ha sido, de momento, un reclamo para que los más jóvenes se vacunen.

stats