Sociedad 29/09/2021

Copas menstruales gratuitas en los centros educativos ya este curso

Aragonès promete productos de higiene menstrual, especialmente reutilizables, para las mujeres en situación de pobreza

E.F.
2 min
Una copa menstrual, una de las alternativas a las comprendidas y tampones tradicionales

Los productos de higiene menstrual reutilizables como la copa menstrual llegarán ya este curso a los centros educativos gratuitamente y se distribuirán también sin ningún coste entre mujeres de colectivos en situación de vulnerabilidad. El anuncio lo hizo este martes el president de la Generalitat, Pere Aragonès, que expuso que la estrategia de combatir la pobreza menstrual garantizando estos productos básicos también quiere priorizar a la vez los que no sean desechables "porque tienen un impacto positivo en la economía, la salud y el medio ambiente".

El anuncio lo ha recibido con satisfacción la entidad Rezero, que ha celebrado una medida que no solo tiene que paliar "el sobrecoste" que supone la adquisición de tampones y compresas –entre 21 y 125 euros anuales y de 750 a 4.500 euros por persona a lo largo de la vida, según un estudio hecho con Zero Waste Europe–, sino que también quiere dar a conocer alternativas todavía poco extendidas más allá de la población más joven, pero que comportan ventajas ambientales. Entre ellas está la copa menstrual, pero también las braguitas absorbentes o las compresas de tela.

Denunciar el impacto en términos de generación de residuos que tiene el consumo de toneladas de compresas y tampones todavía genera "hostilidad" en algunos sectores, pero Rezero insiste en que esto no quiere decir "culpabilizar" a nadie sino abrir el abanico y dar opciones a quien quiera explorarlas para reducir el impacto en el medio de estos productos. Cada vez más empresas, recuerda la entidad, fabrican estos productos reutilizables que, de momento, han despertado la demanda sobre todo entre las chicas más jóvenes.

La misma entidad cifra en 752 millones los productos menstruales desechables que se consumen cada año en Catalunya. Esto equivale a 9 toneladas de emisiones de CO₂. Si se calcula en términos de toda una vida fértil, la cifra sube a 180 kilos de compresas y tampones por persona. Estos productos desechables, junto con las toallas húmedas, están entre los diez más detectados en el medio marino de la Unión Europea.

La apuesta por este tipo de productos menstruales reutilizables crece en todo el continente europeo. La Comisión por los Derechos de las Mujeres y la Igualdad de Género del Parlamento Europeo (FEMM) se ha posicionado a favor de su uso mientras a la vez promueve medidas contra la pobreza menstrual. Rezero también ha iniciado una campaña informativa en las escuelas para promover y priorizar los elementos reutilizables.

Aparte, entre las reivindicaciones más urgentes que la entidad dirige al Estado está la de rebajar el tipo de IVA –del general que aplica actualmente a uno de superreducido como en productos de primera necesidad– o directamente eliminar el gravamen de estos productos.

stats