Salud
Sociedad 31/08/2021

Cuatro personas mueren cada semana por sobredosis en Catalunya, y la mayoría no se pinchan

Ocho de cada diez difuntos son hombres y la mayoría tienen entre 40 y 49 años

Ara
2 min
Una bolsa de cocaína en una imagen de archivo.

BarcelonaEn Catalunya murieron en 2019 226 personas por sobredosis, es decir, una cada dos días, o cuatro a la semana. Se trata de un 10% más de muertos que el año anterior y el número más elevado desde que se tienen registros: en 2017 murieron 200 y en 2018, 205. Y a pesar de que en el imaginario colectivo la sobredosis se relaciona con la heroína inyectada, más de un 80% de las muertes por esta causa no tenían ningún signo de inyección, sino que habían combinado varias drogas.

Esta es una de las principales conclusiones del informe que este martes ha difundido el departamento de Salud con motivo del Día Internacional de la Sensibilización sobre la Sobredosis y que pone de manifiesto la existencia de un patrón de policonsumo con combinación de alcohol e hipnosedantes, a pesar de que la cocaína y los opiáceos también están bastante presentes. Así, hay una mayor prevalencia de la cocaína entre los hombres y de medicamentos (hipnosedantes) y alcohol entre las mujeres. Estas diferencias significativas entre sexos conllevan que las tareas de prevención se tengan que plantear de manera diferenciada. Ocho de cada diez muertos por sobredosis en 2019 eran hombres.

Según el estudio, la edad de las personas que murieron por reacción aguda a las drogas en 2019 oscilaba entre los 30 y los 59 años, si bien la mayoría tenían entre 40 y 49. Siete de cada diez víctimas murieron en su domicilio. Los datos confirman la tendencia que ya se ha ido viendo los últimos años, en la que las personas con riesgo de sufrir una sobredosis tienen cada vez edades más avanzadas, consumen varias sustancias a la vez y lo hacen sobre todo en su casa.

Son "muertes evitables"

Para Salud, se trata de "muertes evitables", y por eso se han diseñado estrategias de prevención. "No son muertes repentinas y hay margen para la intervención", dice el informe. Por ejemplo, si la persona adicta vive con otra gente, hay que incorporar a su entorno a las estrategias preventivas, y si la persona vive sola, hay que informarla del riesgo alto que conlleva, si tiene una sobredosis, nadie pueda actuar para revertirla o para avisar a los servicios de emergencia. Según el estudio, el 8,4% de las muertes por sobredosis tenían evidencias de suicidio.

El Día Internacional, de hecho, es una oportunidad para concienciar sobre los riesgos de combinar sustancias como el alcohol y otras drogas y la posibilidad de que se derive en una sobredosis. Para evitar una muerte es importante conocer los riesgos, los síntomas (estado de inconsciencia, insuficiencia respiratoria, coloración blavosa de la piel...) y cómo actuar adecuadamente (poner a la persona en posición lateral). En este sentido, Catalunya implementa desde 2009 el programa de prevención de la sobredosis, que reconoce la eficacia de los programas de formación en el uso de naloxona como estrategia clave para reducir las muertes por sobredosis por opiáceos, junto con las salas de consumo supervisado de drogas.

Actualmente en Catalunya hay 14 salas de consumo supervisado que durante el 2020 atendieron a 2.794 personas que hicieron 123.552 consumos. De las 141 sobredosis que se produjeron el año pasado en estos espacios, todas se atendieron favorablemente, cosa que indica que la muerte por sobredosis es prevenible si se actúa a tiempo.

stats