Sociedad 25/08/2021

Denuncian a la trabajadora de una residencia con 7 muertos por ir al trabajo a sabiendas de que tenía covid

En el centro Torreblanca de Sant Joan les Fonts han muerto siete ancianos por coronavirus

2 min
Familiares de los siete usuarios muertos por el brote de covid  a la residencia Torreblanca quieren que se investigue si una trabajadora fue al trabajo a pesar de ser positiva

GironaAlgunos familiares de los siete usuarios muertos por un brote de covid en la residencia Torreblanca de Sant Joan les Fonts (Garrotxa) quieren saber si los contagios que desde principios de agosto afectan al centro han sido fruto de una negligencia. Dos nietos de dos usuarios difuntos han afirmado que el brote lo habría provocado una empleada que, a pesar de ser positiva, habría ido igualmente a su lugar de trabajo. "Hay una responsable muy clara que es una trabajadora que ella misma confesó a una compañera que, a pesar de que había dado positivo, se tomaría un paracetamol e iría a trabajar", ha asegurado el nieto de una de las usuarias difuntas, Joan Guirado, justo después de interponer una denuncia en la comisaría por un presunto delito de homicidio imprudente contra la trabajadora. La cooperativa Suara –que gestiona el centro– ha abierto una investigación “para determinar las causas que han provocado esta situación”, pero aseguran que en la residencia se sigue “un estricto control” de las medidas anticovid. 

La familia de Guirado quiere que los Mossos d'Esquadra abran una investigación para aclarar los hechos y determinar el grado de implicación de la dirección del centro. Han reclamado ver el informe de defunción de las víctimas y que se examinen las cámaras de seguridad para comprobar si se cumplieron las medidas anticovid. Guirado ha afirmado que probablemente se sumarán dos familias más a la denuncia que ha presentado esta mañana. Aparte de esta familia, otra nieta de una residente muerta en el centro, Rosario, también ha expuesto a los medios que quieren saber si el origen del brote fue “una trabajadora que fue al trabajo a pesar de que sabía que era positiva”. Y ha dicho que ella también se planteaba presentar una denuncia porque no quiere que “vuelva a pasar más”. 

Además de las investigaciones del centro y de la policía, podría ponerse en marcha una tercera. El Defensor del Paciente solicitó ayer por escrito al fiscal superior de Catalunya que intervenga e investigue la muerte de los siete ancianos, y le pidió que tome medidas “para evitar tanta muerte y tanta falta de responsabilidad de residencias y administración”. “Una vida no se puede perder sin que nadie asuma responsabilidades”, reprochan en el escrito.

Pruebas semanales a toda la plantilla

La cooperativa Suara no ha respondido si una trabajadora fue al trabajo siendo positiva, pero ha emitido un comunicado en el que defienden que en la residencia se siguen todas las medidas y detallan que hacen cribajes semanales con PCR a toda la plantilla, dos tests rápidos semanales a las personas no vacunadas y una PCR a los trabajadores cuando vuelven de las vacaciones. Así mismo, Suara ha recalcado que siguen trabajando estrechamente con las autoridades sanitarias “para avalar y orientar la tarea hecha desde la residencia y reforzar las medidas que sean necesarias”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sant Joan les Fonts también ha emitido un comunicado para dar el pésame a los familiares y mostrar su apoyo a los trabajadores de la residencia, que “desde el inicio de la pandemia han trabajado por el bienestar de los residentes en un escenario complejo”. Desde el consistorio añaden que están a la espera de la investigación interna abierta por el centro para conocer el origen del brote.

stats