Sociedad 19/02/2021

Atacan y destrozan el centro de menores de Torredembarra

Los Mossos buscan a los autores de los hechos, que tuvieron lugar después de una manifestación vecinal que pedía más seguridad

ACN
4 min
Las ventanas del centro de menores de Torredembarra, destrozadas después del ataque de este jueves.
Disponible en:

TorredembarraUn grupo de vecinos de Torredembarra (Tarragonès) atacaron el jueves el centro de menores de la localidad e hirieron a dos de los residentes, uno de los cuales de gravedad. Los hechos tuvieron lugar después de una manifestación vecinal que reclamaba más seguridad después de varios delitos cometidos por unos jóvenes mayores de edad que viven en una casa ocupada de la zona. Una vez acabó la concentración, decenas de manifestantes fueron por libre a buscar a algunos de los ocupas y acabaron agrediendo a un residente del centro de menores. El herido está ingresado en el Hospital Santa Tecla de Tarragona con la nariz rota. También se dirigieron al centro de menores de titularidad de la Generalitat e hicieron destrozos antes de entrar y atemorizaron a los residentes.

Ataque con insultos racistas

Unos pocos centenares de personas se concentraron ayer por la tarde en Torredembarra para reclamar más seguridad en la zona próxima a una casa ocupada en la calle de las Mimoses. Según denuncian, los ocupas, mayores de edad, los tienen atemorizados. Desde el julio pasado los Mossos d'Esquadra y la Policía Local de Torredembarra han hecho hasta once detenciones, principalmente por robos con fuerza en viviendas y en vehículos, pero también por resistencia y desobediencia a la autoridad y hurto.

Según han informado fuentes de los Mossos, la concentración transcurrió sin incidentes, pero posteriormente un grupo de unas ochenta personas se desplazó a la calle Mimoses con la intención, presuntamente, de echar a los jóvenes de la vivienda ocupada. Según ha apuntado el consistorio en un comunicado, los manifestantes profirieron "insultos racistas y amenazas", pero una línea policial les cerró el paso.

Un grupo de personas que protestaban en este lugar se fueron entonces hacia el entorno del Parc de Cal Llovet y agredieron a un chico de 18 años que reside en un centro de menores que la Generalitat tiene en el municipio. El chico consiguió refugiarse en un bazar chino y, a pesar de que los atacantes insistieron al propietario del local en que lo hicieran salir, finalmente una patrulla de la Policía Local hizo bajar la persiana del negocio y evitó males mayores. El Ayuntamiento ha apuntado que dos menores más se tuvieron que refugiar en la Biblioteca Mestra Maria Antònia.

Desperfectos en la fachada del centro de menores de Torredembara

Según la versión de los Mossos, este grupo volvió a la calle Mimoses para intentar entrar en el piso ocupado, pero no lo consiguió. Mientras tanto, un grupo de media docena de personas –simpatizantes de la extrema derecha, según testigo presenciales– asaltaron el centro de menores, rompieron los cristales de la puerta de acceso y de las ventanas y malograron mobiliario del interior. Según la versión del consistorio, hasta una cincuentena de personas participaron. Los residentes se tuvieron que refugiar en las habitaciones hasta la llegada de la policía. Ahora los Mossos tienen una investigación abierta para identificar al grupo que agredió a los menores y que protagonizó los daños en el centro residencial.

Asuntos Sociales condena los hechos

El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha emitido un comunicado en el que "condena la agresión que sufrieron ayer al atardecer dos chicos residentes en el centro de menores de Torredembarra, uno de ellos con heridas graves, así como el ataque que ha provocado importantes destrozos en el centro". La conselleria califica el ataque de "muy grave y quiere recordar que los centros de protección de menores son servicios públicos que acogen a las personas más vulnerables de nuestra sociedad: menores de edad sin referentes familiares, en situación de vulnerabilidad social". "Es inaceptable que haya quien quiera focalizar el odio hacia las personas a las que más tendríamos que proteger", añade el comunicado. Asuntos Sociales ha reiterado su "rechazo frontal a estas actitudes violentas en los espacios donde viven los menores bajo la tutela de la administración" y ha anunciado que "ya ha puesto en marcha a su equipo jurídico para denunciar estos hechos".

La Federación de Entidades de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Fedaia) también ha condenado "firmemente" el ataque en el centro de jóvenes de un grupo de personas sin identificar y que "no han atendido a las razones que se les han expuesto". La entidad denuncia que se trata de un "ataque indiscriminado motivado por prejuicios" hacia las personas que se acoge y que representa un "atentado contra su casa, el lugar de vida y el espacio que tiene que convertirse en seguro para estas personas". "Es una vulneración al derecho de la intimidad", insisten, que avala el discurso de odio hacia estas personas: "Ante esta situación, desde la federación mantenemos que hay que reforzar los discursos del diálogo y la responsabilidad social con el fin de dar la máxima protección a la infancia y adolescencia que están en situación de vulnerabilidad".

Tapian la entrada de la casa ocupada

Este viernes por la mañana el propietario de la casa ocupada de la calle Mimoses ha tapiado la entrada y las ventanas "aprovechando que los jóvenes están fuera del municipio", tal como ha informado el Ayuntamiento. El consistorio también "ha lamentado y condenado los hechos violentos" que tuvieron lugar "con posterioridad a la legítima concentración". El Ayuntamiento ha mostrado "la preocupación por la gravedad de los hechos" y ha lanzado "un llamamiento a la tranquilidad". "Para evitar más disturbios, se ha reforzado el servicio de Policía Local y de Mossos d'Esquadra. La violencia y la xenofobia no se pueden tolerar y nunca, nunca, son el camino ni la solución", añadía la nota.

stats