Abusos sexuales
Sociedad 25/02/2022

Dimite un teniente de alcalde de Santa Susanna por una violación

La Fiscalía pide 8 años de prisión para Josep Lluís Mulero por haber violado a una trabajadora de su empresa en 2018

N.V.
3 min
Josep Lluís Mulero, el teniente de alcalde de Santa Susanna acusado de abusar sexualmente de una trabajadora

BarcelonaEl Ayuntamiento de Santa Susanna, en el Maresme, ha publicado este viernes en las redes sociales que el tercer teniente de alcalde y regidor de Seguridad y Movilidad, Josep Lluís Mulero, del grupo municipal Ara i Sempre Santa Susanna-Junts per Catalunya (AiS-Junts), ha presentado su dimisión. La renuncia "por motivos personales" ha sido aceptada por el alcalde y llega el día siguiente a que El Periódico hiciera público que la Fiscalía pide 8 años de prisión para Mulero, a quien acusa de un delito de abuso sexual.

El hasta ahora regidor y jefe de la policía de Santa Susanna tendrá que comparecer en las próximas semanas en la Audiencia de Madrid. En su escrito de conclusiones el fiscal considera que en 2018 Mulero habría violado a una chica de 24 años a quien contrató como teleoperadora para su empresa de servicios funerarios.

Después de escuchar e investigar a las partes, la Fiscalía cree que el hombre engañó a la chica para hacer un viaje a Madrid, donde habría cometido los abusos. "La informó de que tenía que viajar con él para hacer un curso de formación, junto con otras personas, sabiendo que no habría más empleados en el viaje y que ni siquiera se impartiría el citado curso de formación", explica el fiscal. Mulero habría reservado una única habitación para los dos con el único objetivo, dice la Fiscalía, de "satisfacer su instinto libidinoso".

Según el escrito del ministerio público, después de cenar y tomar una copa la chica empezó a encontrarse mal. Sufrió mareos, sueño repentino e, incluso, el fiscal describe que vomitó durante el regreso al hotel. Una vez allí, Mulero habría aprovechado para cometer los abusos –que la Fiscalía detalla en cantidad suficiente– sin que ella pudiera impedirlo, a pesar de intentarlo y ser consciente de la situación.

El Periódico también explica que al día siguiente de los hechos, una vez en Barcelona, la chica explicó en un centro sanitario que había sufrido una "agresión sexual" y el médico le aconsejó que interpusiera una denuncia, cosa que hizo. Un juzgado de Madrid se hizo cargo de la investigación y ordenó analizar algunas prendas de ropa de la joven. Por eso el caso se juzgará en la Audiencia de Madrid.

La Fiscalía considera que el acusado cometió un delito de abuso sexual y por eso pide 8 años de prisión y 6 de libertad vigilada, una indemnización de 12.000 euros para la víctima en concepto de daños y una orden de alejamiento para Mulero durante 10 años. Según avanzó El Periódico, durante la fase de instrucción del caso el hombre negó esta versión y aseguró que sí que se hizo un cursillo de formación en Madrid y que la relación fue consentida.

El Ayuntamiento desconocía la causa

Según recoge la ACN de fuentes municipales, el Ayuntamiento de Santa Susanna desconocía que Mulero estuviera siendo investigado por este caso. El consistorio ha emitido un breve comunicado donde informa que el alcalde ha aceptado la dimisión de Mulero, hasta ahora regidor de Seguridad y Movilidad por AiS-Junts. "El regidor ha tomado esta decisión para poder hacer frente a una cuestión judicial que tiene pendiente y que no tiene nada que ver con su actividad en el Ayuntamiento de Santa Susanna", ha apuntado el consistorio. Por su parte, el alcalde ha agradecido al regidor su tarea en el municipio.

stats